eldiario.es

Menú

ARAGÓN

Sonrisas y muecas

En las palabras de un triunfador encuentras todas los motivos para saber si alguna vez fue un perdedor, y enseguida comprendes que si lo fue será un eterno triunfador. También sabes que si no lo fue jamás podrá triunfar, o al menos no es el triunfador con el que tú soñabas
Ante el día abatido solo cabe la esperanza sobre el mañana
Ante el folio en blanco solo caben palabras
Ante el miedo solo cabe saber que será tu eterno compañero


Ojalá hubiera más miedos, más dudas, más folios en blanco, mas triunfadores que fueron perdedores.
Más sonrisas que muecas.

Seguir leyendo »

Aritmética del discurso. El ataque defensivo

Es cierto que algunas candidaturas de unidad popular, como Ahora Madrid, han conseguido desbordar con éxito el perímetro de lo que se esperaba de ellas hace apenas un par de meses. Decían los carteles de celebración que “estaban flotando” y vaya si era cierto. Tanto flotaban que no han visto la necesidad -o no han tenido tiempo- de poner en el camino al centro del tablero algunas fichas básicas de apoyo. Saltar desde la comunidad movimentista más creativa de la ciudad hasta el prime time de la opinión pública total ha dejado una buena resaca -y esperemos que en eso quede-.

En este artículo de El Diagonal se explica muy bien la cadena de errores que se han acumulado en el proceso. Solo añadiría una: No haber minimizado la exposición de la cuenta de Twitter en el momento en que Zapata se presentó como candidato en una lista de primarias. ¿Cómo nadie pudo imaginar que la guerra sucia podría ir por ahí? Para una parte de las bases, renunciar a la libertad de expresión que ofrece Twitter es sinómino de renunciar a la transformación social. En cambio, si entendemos la comunicación como una herramienta al servicio de la estrategia política, minimizar la exposición de los enunciados en los que experimentamos con los límites se trata de un movimiento que nos coloca en una situación de menos vulnerabilidad ante los ataques mediáticos y, por tanto, en mejor disposición de llevar a cabo las propuestas programáticas avaladas por las urnas. Elaborar los mensajes de forma que permitan resistir mejor en el nuevo escenario, lejos de implicar derrota, afianza la posibilidad de consolidar una victoria.

Tenemos un problema: La hipótesis tecnopolítica ha generado el desarrollo de una forma comunitaria y casi ritual de comunicación que se activa de forma autónoma y que, si no va alineada con una estrategia que incluya las dinámicas propias de la capa del prime time, puede llegar a ser contraproducente. Desde la respuesta del concejal a las críticas vía telemática hasta la activación espontánea de los enjambres, esta reacción no estaba teniendo en cuenta el funcionamiento de la capa prime time. En lugar de rebajar una polémica que se estaba convirtiendo en una ratonera -aunque él no quisiera decir eso en ese momento, ¿cómo defender algo tan rocoso como chistes de humor negro con tintes xenófobos?-, la hicieron más grande, dando cada vez más leña al adversario. La comunidad quiso arropar a Zapata pero obviando el coste que podría suponer dejar tocado el barco entero.

Seguir leyendo »

La elefanta y la hipopótama se han puesto de parto en el Arca de Noé

Pasé por distintos dependencias policiales, declaré en calidad siempre de detenido, me hicieron una minuciosa ficha policial, y finalmente me vi de nuevo en la calle, libre, sin comer y con un cierto aturdimiento en mi cabeza.

Seguramente por una maravillosa deformación profesional, cada vez que me recordaban que estaba en la Jefatura Superior de Policía “en calidad de detenido” me venían a la mente tantas y tantas clases de filosofía y de ética y las jugosas conversaciones en el aula sobre la libertad: “libertad de…”, “libertad para…”, “libertades cívicas…”, “derechos y libertades…”, “determinismo…” Y yo entonces con un oído escuchaba atentamente lo que preguntaban y decían los agentes de policía, mientras que por el otro percibía el rumor de esa gente joven, hablando apasionadamente sobre la libertad. Ha sido la primera vez en mi vida que he sido consciente de que en aquellos momentos no era libre (en determinados sentidos, si bien no los más esenciales), y sobre todo que a la vez deseaba con suma viveza volver a ser ciudadano libre, en la calle o en mi casa o en donde me diera la gana.

A la mañana siguiente, volví a estar en la vía pública, cerca del portal del Delegado del Gobierno en Aragón, con mi cartel y mi voluntad de denunciar los sistemáticos e inhumanos recortes en derechos y libertades. Ciento veinte minutos diarios allí, viendo pasar únicamente personas y vehículos, dan para pensar mucho. Me acusan de “acoso”, pero –me decía a mí mismo- realmente, me costaría mucho acosar a nadie, sobre todo porque el Diccionario de la RAE dice que “acosar” es “perseguir, sin darle tregua ni reposo, a un animal o a una persona”.

Seguir leyendo »

Los antitaurinos no pueden manifestarse

Esta nueva medida de opresión, que obliga a situarse a más de un kilómetro de las plazas de toros, entró en vigor a partir del día 10 de abril y entronca con la llamada ley mordaza, con la cual se califica de actitud muy grave, con penalización de más de 30.000 euros, el reunirse o manifestarse en infraestructuras de servicios públicos, por lo que hay que entender que una plaza de toros es un sitio público.

Este hecho agrava un derecho fundamental recogido en la Constitución española como es el derecho a manifestarse en reunión pacífica  y sin armas recogido en el artículo 21.

Lo curioso de esta instrucción general que ha distribuido la Policía es que ha sido a instancia de una petición realizada por las asociaciones de profesionales, de aficionados y, lo que más sorprende de todo, del Ministerio de Educación Cultura y Deporte, es decir, del propio Gobierno español.

Seguir leyendo »

La indignación ha cambiado de bando

Una imagen, desgraciadamente poco habitual en el panorama político español, se repitió el pasado sábado en muchas ciudades del Estado: los alcaldes o alcaldesas abrazando, besando, gritando y tocando al pueblo. Nuevos máximos dirigentes de las instituciones municipales que estrenaron su cargo mimetizándose con la ciudadanía. Rodeados de la gente que les ha llevado hasta allí. De personas normales. Como ellos y ellas.

Las plazas de Zaragoza, Madrid, Barcelona, Valencia, Cádiz, A Coruña, Compostela o Ferrol rezumaron alegría por sus cuatro esquinas. Los mismos cosos que hace cuatro años exhalaban rabia, para enfado de cierta parte de la clase política y social española, se convirtieron en lugar de encuentro de jóvenes y mayores que confían en que los históricos comicios del 24M supongan un cambio real en el devenir de nuestras ciudades.

Se respiraba satisfacción por el logro conseguido. Porque son los mismos que llenaron las plazas antaño, “perroflautas” les llamaban, los que ahora ocupan muchas de las corporaciones municipales. Sinónimo de esperanza para algunos. Horror y pánico para otros. La indignación ha cambiado de bando.

Seguir leyendo »

El gobierno imposible

Este debate, sin embargo, se está desplegando a partir de la asunción de una idea supuestamente compartida, la de que la prioridad ahora no es otra que preparar el asalto al gobierno de la nación. Esta idea impide atender a una consideración más elemental. Olvida que los movimientos municipalistas han accedido a los gobiernos locales, y que el espacio de trabajo que ahí se abre es inmenso. El debate en torno a la táctica a seguir para ganar las elecciones generales acalla cuestiones más urgentes. ¿Qué va a pasar cuando se acceda a los ayuntamientos? ¿Qué escenario se dibuja? ¿Cómo se va a trabajar desde ahí? ¿Qué significado se va a dar a la palabra "gobernar"? 

Estas cuestiones resultan decisivas a la hora de delinear los pasos inmediatos a seguir, pero también a la hora de decidir la táctica necesaria para ganar las elecciones generales. A veces da la impresión de que, para algunos, la apuesta por el asalto a las instituciones de gobierno local era sólo un campo de entrenamiento para una batalla más importante. Sin embargo, si se toma en serio la propuesta municipalista, la lucha por los ayuntamientos no es sólo un campo de pruebas, sino el elemento clave a la hora de alterar el reparto de fuerzas y de quebrar las lógicas de dominación aún vigentes. Sólo respondiendo a las cuestiones más urgentes del municipalismo es posible plantearse con algo de seriedad el problema siguiente, que es el de la escalabilidad, es decir, el del salto a la escala nación. 

Por lo tanto, ¿qué va a pasar cuando las organizaciones municipalistas accedan, allí donde lo van a hacer, a las alcaldías? El horizonte que se presenta es, sin duda, excitante; pero, también, muy complicado. Gobiernos en minoría, sin apenas presupuesto a su disposición y en ayuntamientos con deudas asfixiantes. Los gobiernos salientes han seguido una estrategia de tierra quemada dejando a unas instituciones en situación prácticamente de colapso y unas ciudades en gran medida devastadas por la crisis y el empobrecimiento generalizado. La estrategia de ese monstruo de dos cabezas que ha gobernado desde la transición, la estrategia conjunta de PP y PSOE, no puede ser otra que tratar de devolvernos a todos a la situación previa a las elecciones del 24M, no puede ser otra que intentar recuperar posiciones, reforzarse y recomponer el bipartidismo.

Seguir leyendo »

El PP se apunta a la política 'talk show' en el Ayuntamiento de Zaragoza

Eloy Suárez. Foto: Juan Manzanara

Eloy Suárez, candidato del PP a la alcaldía de Zaragoza en 2011 y 2015, convocó el miércoles una rueda de prensa para ofrecer al PSOE un acuerdo "sin límites" para el Ayuntamiento de Zaragoza que, como es "sin límites", incluye un gobierno de coalición, y ha propuesto como alcalde al socialista Carlos Pérez Anadón. Rudi, la presidenta del PP aragonés es conocedora de la oferta y la apoya.

Si Suaréz realmente quería llegar a un acuerdo, parece que el procedimiento más adecuado habría sido llamar a Pérez Anadón, tomar un café y decirle cara a cara que para lograr un "gobierno moderado" —por contraposición a uno "radical", está dispuesto a apoyar a un alcalde socialista. Si se produjo una reunión previa, Pérez Anadón debería haber rechazado inmediatamente la oferta y no dudar durante más de una hora. Y Suárez no habría tenido que correr para largar su oferta a los medios. 

Ahora bien, si lo que pretendía Suárez era hacer el trabajo del día (media hora) y que su nombre apareciera en la prensa, es necesario reconocer que lo ha conseguido porque los medios han amplificado los 30 minutos de trabajo de Suárez. 

Seguir leyendo »

La vieja lógica de sillones y cheques en blanco

25 Comentarios

Presentación de los candidatos de Podemos Aragón. Foto: Juan Manzanara

El PP hizo mucho daño y es esperanzador que los aragoneses hayan jubilado a Luisa Fernanda Rudi este pasado 24 de mayo, pero nada tiene esto que ver con su programa de 2011, ni con su cumplimiento o incumplimiento. Estamos hablando de un documento vacío; estamos hablando de un texto en el que el nivel de ambigüedad es tan estratosférico que no compromete prácticamente a nada a quien lo firma.

En este enlace lo podéis consultar íntegro si tenéis tiempo, ganas y un puntito de masoquismo. Además de que una búsqueda de la palabra “desahucios” sólo da como resultado el vacío más absoluto, encontraréis “medidas” tan concretas como la 435:

Pondremos atención en aquellas personas que se ven particularmente dañadas por la crisis económica y están empezando a conocer las nuevas formas de marginación y pobreza.

Seguir leyendo »

¡Rajoy va desnudo!

“Pedro” –le conminó- “te insisto en que  es un error muy grave y muy malo para España y el conjunto de los españoles los pactos entre pentapartidos y la exclusión del PP en las negociaciones emprendidas tras las elecciones del 24-M. Si te empecinas en pactar con la izquierda radical, incurres así en un nocivo sectarismo, lo cual tiene una lectura dentro y fuera de España que afecta y mucho a los intereses de los españoles”.

Como Rajoy había propalado tal monólogo telefónico hasta los confines de su reino, algunos ciudadanos mandaron a La Moncloa a un tal Protágoras de Abdera, que le habló de esta guisa: “Escúchame, Mariano, hace ya más de 2.400 años dejé escrito en mi obra Los discursos demoledores lo que ahora te comunico: el hombre es la medida de todas las cosas, de las que son en cuanto que son y de las que no son en cuanto que no son. Que cualquiera de tus vecinos está a tu izquierda es una obviedad. Que tildes a esa izquierda de radical indica primordialmente tu propia radicalidad desde la que interpretas a los demás como presuntos radicales. ¿Acaso has olvidado, Mariano, que ‘radical’  viene del latín ‘radix’ (raíz), y los tres primeros significados que la RAE da de ‘radical’ son: 1) Perteneciente o relativo a la raíz: 2) Fundamental, de raíz. 3) Partidario de reformas extremas, especialmente en sentido democrático? ¿Tienes algo que decir además de que España es un gran país que hace cosas importantes y tiene españoles, y que España es una gran nación y los españoles muy españoles y mucho españoles?”.

Algo contrariado tras escuchar las palabras de Protágoras, Rajoy convocó a sus asesores más fiables, todos ellos formados brillantemente en la Hans Christian Andersen University, que ipso facto dieron con la clave maestra de todas las soluciones posibles a cualesquiera problemas que advinieren: el rey Rajoy, que tenia un vestido distinto para cada hora del día, iba a tener uno nuevo con el que podría averiguar qué funcionarios del reino son ineptos para el cargo que ocupan, y  también podría distinguir entre los inteligentes y los tontos. Aprobado lo cual, aquellos asesores montaron un telar, se hicieron traer sedas muy finas y oro de muchos quilates, que fueron a parar directamente a sus bolsillos y emplearon todas sus artes en simular que estaban trabajando día y noche, aunque nada tenían en la máquina. Cuando Rajoy se acercaba a inspeccionar cómo iba la confección de su traje, solo veía  el telar vacío, pero no osaba confesar que nada veía, pues entonces conocerían los demás que era un inepto y no servía para rey.

Seguir leyendo »

Ardor guerrero

Cartel jura bandera civil en Huesca

Un acto que para muchos de los participantes y asistentes tendrá una motivación patriota-lúdico-festiva, no carente de cierto exhibicionismo, y en el que van a participar unos 200 oscenses que desfilarán a ritmo militar delante de la rojigualda. No cabe ninguna duda de que, todos y cada uno de los “desfilantes”, tendrán el firme convencimiento y el deseo personal de hacerlo, ya que se trata de un acto 100% voluntario, pero el contexto público y social en el que se realiza quizás no sea el adecuado.

Y es que teniendo amigos y conocidos entre los jurantes, conste en acta mi total respeto a su decisión, creo que este tipo de actos no falla en el fondo, ya que cada uno es muy libre de expresar su “ardor guerrero” (sobre todo si tiene la oportunidad), sino en las formas. 



Precisamente en un momento en el que las sensibilidades sociales están rozando muchos límites, quizás sea la ocasión de dejar ciertos actos para la intimidad de los patios de los cuarteles, que desde la valla parecen muy extensos. No por los símbolos representados en ellos, sino por el despliegue de todo el contingente necesario (vayan al trote, motorizados o a pie), la incidencia en el coste sobre los presupuestos municipales, y la interrupción del discurrir de la vida civil necesaria para llevarlos a tal efecto.



Seguir leyendo »