Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
El juez Peinado exprime la causa contra Begoña Gómez y cita ahora a Pedro Sánchez
OPINIÓN | 'Que no pare el espectáculo Peinado', por Esther Palomera
CRÓNICA | Una guerra de cien días para impedir la victoria de Trump
Sobre este blog

El Prismático es el blog de opinión de elDiario.es/aragon. 

Las opiniones que aquí se expresan son las de quienes firman los artículos y no responden necesariamente a las de la redacción del diario.

Cuando los conservadores se disfrazan, ¿traición o estrategia?

0

En la continua evolución de los partidos políticos reaccionarios y conservadores y de sus cambios continuos hacia la defensa de la nación y de políticas locales, estos han puesto como base principal de su argumentación implantar una democracia superior a la que muestre el Estado en ese momento, llegando incluso a ponerla en duda y siendo abanderados de los principios que defienden las masas o en su defecto la mayoría social.

En los últimos años, los partidos más conservadores y antidemocráticos se han visto obligados a “ponerse un disfraz democrático” mientras a su vez adoptan unas posturas claras y hostiles (camufladas como movimientos revolucionarios) contra las políticas que ejerce el Estado. Es de esta forma como estos partidos defensores de la plutocracia consiguen introducirse en movimientos populares. Por un lado, buscan afianzar una relación emocional con las personas trabajadoras, reivindicando una lucha y prometiendo una defensa contra las diferentes explotaciones sufridas por las políticas que se ejercen en la actualidad; por otro lado, transforman a su vez en demócratas a defensores de opiniones reaccionarias y conservadoras. En su evolución como partido, en las diferentes fases que han experimentado, han llegado a la conclusión de que la única forma de acabar con la democracia es mediante la propia democracia, y esto es algo que ya han interiorizado.

Su ingreso en los parlamentos solo se conseguirá dejando a un lado, aunque sea de forma momentánea, sus políticas reales y su esencia de partido, creando con una mayoría social (personas trabajadoras) unos intereses y unas necesidades muy próximas a las que demande la sociedad. Solo renegando así de sus principios, podrán en un futuro salvaguardar los privilegios tradicionales que sienten como con el paso del tiempo y de la evolución de la sociedad son cada vez más difíciles de mantener.

La posición que toman estos partidos reaccionarios para intentar relacionarse con toda la sociedad se manifiesta de forma todavía más clara cuando surgen partidos que pueden desplazarles de la empatización del electorado. Es aquí cuando los conservadores dejan atrás cualquier tipo de principio que les llevó a la creación del propio partido y de sus intereses finales del mismo para desmarcarse de sus competidores, viendo quién es capaz de identificarse más con la clase trabajadora. Curioso.

Todos estos partidos, salvo en periodos de campaña electoral, muestran su tendencia hacia la oligarquía, (que es realmente por lo cual defienden sus ideas) se manifiesta en todas sus vertientes de forma clara, tanto en sus movimientos políticos una vez que consiguen alcanzar representación en algún tipo de gobierno, como en el alto índice de rotación de sus miembros, (escisión)  por la no aceptación de las continuas transformaciones del partido para introducirse progresivamente en cada vez más movimientos populares, los cuales serán fruto de más representación política futura.

El avance y progreso continuo de estos partidos no se explica sin estos movimientos y estrategias, pero tampoco sin las ayudas de visibilidad protagonizadas por medios de comunicación que financian ellos mismos y que han conseguido cambiar la forma de percibir la política para la sociedad, a la vez que poner como solución a cualquier tipo de problema a estos partidos “tan empáticos con los problemas sociales”. No debemos olvidar que los pulpos cambian de color y de textura para atrapar a sus presas.

Sobre este blog

El Prismático es el blog de opinión de elDiario.es/aragon. 

Las opiniones que aquí se expresan son las de quienes firman los artículos y no responden necesariamente a las de la redacción del diario.

Etiquetas
stats