Eldiario.es

Periodismo a pesar de todo

Antonio Baños

Antonio Baños Boncompain (Barcelona, 1967) es un periodista catalán. Estudió y se licenció en Ciencias de la información por la Universidad Autónoma de Barcelona. Ha trabajado en prensa escrita y fue colaborador del programa de radio de RNE Asuntos Propios, en la sección Economía para idiotas. En televisión, colabora con La Sexta y Cuatro.

Ha publicado dos libros sobre economía, 'La economía no existe' (traducida al portugués) y 'Posteconomía', en los que se muestra crítico con esta disciplina y con los economistas, y otro sobre Catalunya, 'La rebelión catalana'.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 657

Nos vemos en las urnas y las calles o en el juzgado

26 Comentarios

La diputada del Parlamento catalán Marta Rovira (ERC) entrega al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, un ejemplar del libro "El sentido común y otros escritos", de Thomas Paine. / Efe

Unos hablan de una cosa y otros de otra. Agua y aceite. El paso de Turull (CiU), Rovira (ERC) y Herrera (ICV-EUiA) no es por supuesto el final del proceso soberanista, pero sí una inflexión. Una inflexión que, según como vaya todo, puede ser muy importante. La sesión del Congreso se parecía a la escena final de Casablanca. En blanco y negro y con un tono de despedida más que evidente. Este asunto no volverá a tratarse en las Cortes. Quedó claro que, a partir de ahora, se abren cuatro pantallas de jugabilidad. Por un lado, los tribunales y los despachos y, por el bando indepe, las calles y las urnas. Al comentar la sesión desde el Parlament, el diputado de las CUP David Fernández sentenció con pose de Arias Navarro: la transición ha muerto. Y algo de eso sí que hay en el debate. Hay algo de fin de una impostura autonómica y también fin para toda España de cierta impunidad del consenso político frente a la opinión de la calle como magníficamente expuso el diputado de Compromís Joan Baldoví.

Me pondré cursi pero creo que es bastante evidente que el Zeitgeist, el momentum catalán, se encuentra absolutamente alejado de la retórica de exaltación transicionista que PPSOE y aledaños hicieron en el Congreso. Fue una experiencia casi de choque cultural, de shock del imaginario. De colisión de perspectivas.

Evocar e invocar a la avejentada Constitución como una virgen inmaculada violada por la sevicia de Arturo Mas no puede más que mover a la compasión, visto desde este rincón peninsular. La Constitución no es ya, en el escenario político catalán, nada de valor, nada a preservar. Al contrario, a su superación es hacia donde se mueve la corriente política central del Principado. Y, por eso, el debate se hizo tan cacofónico. La diputada de Geroa Bai Uxue Barkos centró perfectamente la esencia del problema. Cuando Rajoy se escandalizaba porque "no existen soberanías regionales", Barkos le daba la razón.  "Claro que no", dijo, "ninguna región puede plantear ese referendum. Pero es que es la soberanía nacional de Cataluña la que lo plantea". Y una vez más aparece el meollo. Es así como volvemos al gran problema, al viejo problema enterrado de mala manera en el 78. La plurinacionalidad del Estado y, con ella, el asunto de las soberanias compartidas en España.

Seguir leyendo »

La matraca catalana y el hartazgo español (orígenes de la visita a Madrid)

38 Comentarios

Los representantes en el Parlament de CiU, Jordi Turull; ERC, Marta Rovira, y ICV-EUiA, Joan Herrera. / Efe

La visita a las Cortes de delegados catalanes ha sido una de las estampas más costumbristas de la política española. Cada tanto, unos catalanes apuntan en un papel sus quejas y deseos y se van hacia Madrid con la esperanza de poder seducir y convencer a los españoles. Con el tiempo, la matraca catalana y el consecuente hartazgo español han entrado en un bucle secular. Porque si ustedes creen que esto de los catalanes yendo al Parlamento es culpa de las Autonomías, van ustedes muy errados.

La primera embajada a Madrid de estas de ir a pedir permiso data de 1640. Entonces se envió una comisión para pedir la libertad del diputado de la Generalitat Francesc de Tamarit, preso por el virrey. A la embajada ni siquiera se le dejó entrar a la cuidad y, meses después, Catalunya proclamaba la Primera República.

En febrero de 1653, Francesc Puigjener, embajador de Barcelona en Madrid, podríamos decir que retoma la ya cuatricentenaria tradición de ir a pedir permiso a la corte para autogobernarse. Luego fueron hasta el Manzanares las embajadas de Saiol, Agustí de Berardo, Montaner, Lanuça y, en 1698, la embajada a Madrid de Joseph Stampa. Un total de ocho viajes a Madrid en 50 años antes de que empezase el siglo XVIII.

Seguir leyendo »

Espadaler: depura ya los racistas de los Mossos

Conseller Espadaler, hermano en Cristo: Yo ya voy comprendiendo (porque a fuerza de palos la letra entra) que cuando uno va a una manifestación, de estas poco cómodas para los business friendly, arriesgue a que la ley, en su forma más musculada, le rompa la cabeza. Me cuesta pero puedo llegar a comprender (la performance es un arte libre) que la mejor manera de disolver una manifestación que se encontraba a su final, es bloquear Via Laietana y ofrecer a manifestantes y turistas un delicioso espectáculo coreográfico de lecheras a toda velocidad.  Holiday on ice con furgones policiales. Si quiere, le compro el uso ridículo, todo sea dicho, del flamante cañón sónico que parecía un efecto especial de una mala película de marcianos de los años 50.

Como ve, querido hermano, mi comprensión hacia la prepotencia y chulería de nuestra siempre democrática y popular BRIMO es inagotable. Sigo, cuando veo venir a los Mossos, el camino del santo Job y la paciencia de nuestro Señor en frente del látigo: perdónalos Señor, que estos (neurológicamente) no saben lo que hacen.

Pero el sábado, en la calle Princesa, hacia las ocho y media, mientras los democráticos agentes se dedicaban a asustar de manera gratuita a la gente que se encontraba allí, uno de los modélicos policías tuvo un comportamiento que, perdone la expresión oh hermano conseller, me repugnó. No era un perroflauta. No era un anarco. No era ni siquiera un periodista. Se trataba de una chica baja, muy bajita y rechoncha que ni siquiera formaba parte de la manifestación. Una chica imperceptible y calmada. Una chica ajena a todo conflicto que fue agredida y empujada con fuerza por un noble agente del orden. Hasta aquí, nuestra normalidad democrática. Pero este defensor de la ley añadió un grito de guerra. Una frase sonora y potente que oímos todos los presentes. Mientras empujaba a la chica gritó en un perfecto catalán: "Apártate, inmigrante de mierda!"

Seguir leyendo »

Espadaler: depura ja els racistes dels Mossos

Conseller Espadaler, germà en Crist: Jo ja vaig comprenent (perquè a força de pals la lletra entra) que quan un va a una manifestació d’aquestes poc còmodes pels bussines friendly s’arrisqui a què la llei, en la seva forma més musculada, li trenqui el cap. Em costa però puc arribar a comprendre (la performance és un art lliure) que la millor manera de dissoldre una manifestació que es trobava al seu final, és bloquejar Via Laietana i oferir a manifestants i turistes un deliciós espectacle coreogràfic de lleteres a tota velocitat. Holiday on ice amb furgons policials. Si vol, li compro l'ús ridícul, tot sigui dit, del flamant canó sònic que semblava un efecte especial d’una mala pel·lícula de marcians dels anys 50.

Com veu, estimat germà, la meva comprensió cap a la prepotència i fatxenderia de la nostra sempre democràtica i popular BRIMO és inesgotable. Segueixo, quan veig venir els Mossos, el camí del sant Job i la paciència de Nostre Senyor en enfront del fuet: perdona'ls Senyor, que aquests (neurològicament) no saben el que fan.

Però el dissabte, al carrer Princesa, cap a dos quarts de nou, mentre els democràtics agents es dedicaven a espantar de manera gratuïta a la gent que s'hi trobava allà, un dels modèlics policies va tenir un comportament que, perdoni l'expressió oh germà conseller, em va repugnar. No era un perroflauta. No era un anarco. No era ni tan sols un periodista. Es tractava d’una noia baixa, molt baixeta i rabassuda que ni tan sols formava part de la manifestació. Una noia imperceptible i calmada. Una noia aliena a tot conflicte que va ser agredida i empesa amb força per un noble agent de l’ordre. Fins aquí, la nostra normalitat democràtica. Però aquest defensor de la llei va afegir un crit de guerra. Una frase sonora i potent que vam sentir tots els presents. Mentre empenyia a la noia va cridar en un perfecte i nostradíssim català: “Aparta, immigrant de merda!!”

Seguir leyendo »

La rebelión catalana es lo mejor que le ha pasado a España

66 Comentarios

La Via Catalana de 2013 a su paso por la playa barcelonesa. / Enric Català

Contra lo mismo y hacia lugares diferentes

"Si estás con nosotros

estás contra ellos"

Seguir leyendo »

¡Enloquecerán!

33 Comentarios

En un acto que esta Fundación, Periodisme Plural, celebró hace unas semanas en Can Fabra, el diputado en Madrid de ERC Joan Tardà hizo un vaticinio claro e inclusivo: "Cuando en Madrid sepan la pregunta enloquecerán". Aún sin saber la formulación, Tardà, buen conocedor de los resortes del Madrid borbónico sabe que a esta España le gusta ser como los toros: embestir a todo lo que se mueve sin pensárselo demasiado.

Y es exactamente lo que ha pasado este 12 de diciembre. Dicha la pregunta, los cuernos del reino, todo el rebaño enfurecido de ministros y socialistas y patriotas -no- nacionalistas ha salido a la plaza a decir lo que realmente sienten: que nunca se va a votar. España no quiere hacerse preguntas. Opta por no dejar que se las hagan sus ciudadanos. Condena las respuestas.

Tardà ya es el nuevo Sandro Rey del Principat: Han enloquecido. Y esta es la imagen que se puede captar de la prensa internacional estas primeras horas. Unos partidos que plantean urnas y una monarquía que saca a la Guardia Civil. La Marcaspaña versión Merimée vuelve a cobrar todo su peor sentido más allá de los Pirineos. Era ésta la posición que se buscaba con las dos Diadas y que ahora se afianza: un pueblo calmo pero determinado ante un Estado ineficaz y corrupto que no baja de su "orgullo de hidalgo". Son tópicos, sí. Pero tópicos que hoy se confirman y que son de una utilidad extrema.

Seguir leyendo »

Embogiran!

En un acte que la Fundació Periodisme Plural, que edita aquest diari, va celebrar fa unes setmanes a Can Fabra (Sant Andreu, Barcelona), el diputat a Madrid d'ERC Joan Tardà va fer un vaticini clar i inclusiu: “Quan a Madrid sàpiguen la pregunta embogiran”. Tot i no saber la formulació, Tardà, bon coneixedor de les molles i ressorts del Madrid borbònic sap que a aquesta Espanya li agrada ser com els braus: envestir a tot allò que es mou sense mirar-s’hi gaire.

I és exactament el que ha passat aquest dotze de desembre. Dita la pregunta, les banyes del regne, tot el ramat enfurismat de ministres i socialistes i patriotes-no-nacionalistes ha sortit a la plaça a dir allò que realment senten: que mai no es votarà. Espanya no vol fer-se preguntes. Opta per no deixar-les fer als seus ciutadans. Condemna les respostes. 

Tardà ja és el nou Sandro Rey de Principat: Han embogit. I aquesta és la imatge que es pot copsar de la premsa internacional aquestes primeres hores. Uns partits que plantegen urnes i una monarquia que treu a la Guardia Civil. La Marcaspaña versió Merimée torna a cobrar tot el seu pitjor sentit Pirineus enllà. Era aquesta la posició que es buscava amb les dues diades i que ara s’aferma: un poble calm però determinat davant d’un estat ineficaç i corrupte que no baixa del seu “orgullo de hidalgo”. Son tòpics, sí. Però tòpics que avui es confirmen i que ens son d’una utilitat extrema.

Seguir leyendo »

UDEF a Brusel·les

Vostès ho recordaran. Faltaven uns dies per a les eleccions del 25 de novembre. Un diari patriòtic, El Mundo, publicava un informe d’una unitat policial al servei de sa borbònica majestat que s’anomena UDEF. En ell, i a la campanya político-mediàtica posterior, s’incriminà al candidat convergent i aspirant a pare de la pàtria Artur Mas i se l’acusà de tota mena de barcenades i urdangarinades. Deia El Mundo: “Contiene un relato estremecedor de la impunidad con la que funcionaba el partido que gobernaba esa comunidad”. En saben d’escriure, aquests, oi?

Poc desprès, un senyor calb que es veu que mana al sindicat unificat de policia (SUP) sortí i avalà el papereret que anomenaven informe. El senyor -funcionari públic- mesos desprès ens qualificaria als indepes com a "merdes". A hores d’ara i amb una misteriosa dimissió del número tres del Ministerio del Interior a les esquenes, encara és hora que tinguem constància dels comptes de Mas, de l’origen de l’informe i del psicotècnic del sindicalista policial.

Al Principat tenim un terme per aquesta mena de moviments sobtats i melodramàtics: treure el Sant Cristo Gros. I, francament, m’ha sorprès veure com ja fan moure les patums a Brussel·les per tal d’aturar el referèndum. Creia que la nostra victòria era menor. Però si un ministre de La Indisoluble perd tant temps fotent calvots diplomàtics a bàltics indefensos es que anem millor que no pas creia.

Seguir leyendo »

UDEF en Bruselas

Ustedes lo recordarán. Faltaban unos días para las elecciones del 25 de noviembre. Un diario patriótico, El Mundo, publicaba un informe de una unidad policial al servicio de su borbónica majestad que se llama UDEF. En él, y en la campaña político-mediática posterior, se incriminó al candidato convergente y aspirante a padre de la patria Artur Mas y se le acusó de todo tipo de barcenadas y urdangarinadas. Decía El Mundo: "Contiene un relato estremecedor de la impunidad con la que funcionaba el partido que gobernaba esa comunidad". Esta gente sabe escribir ¿verdad?

Poco después, un señor calvo que se ve que manda en el Sindicato Unificado de Policía (SUP) salió y avaló el papelito que llamaban informe. El señor -funcionario público- meses después nos calificaría a los indepes como "mierdas". A estas alturas y con una misteriosa dimisión del número tres del Ministerio del Interior a las espaldas, aún es hora de que tengamos constancia de las cuentas de Mas, del origen del informe y del psicotécnico del sindicalista policial.

En el Principado tenemos un término para este tipo de movimientos repentinos y melodramáticos: treure el sant Cristo Gros [Sacar el Cristo]. Y, francamente, me ha sorprendido ver como ya mueven a las vacas sagradas de Bruselas con el fin de detener el referéndum. Creía que nuestra victoria era menor. Pero si un ministro de La Indisoluble pierde tanto tiempo dando collejas diplomáticas a bálticos indefensos es que vamos mejor de lo que creía.

Seguir leyendo »

¿Qué hacéis ahí, compañeros?

Cacerolada ante la Delegación del Gobierno en Cataluña por el "caso Bárcenas"

Concentraciones ante la sede del PP en Barcelona. Que se vaya la mafia... ¿De dónde? ¿Del reino borbónico? ¿De la monarquía española? ¿No habíamos quedado que el Régimen y la Mafia eran la misma cosa? ¿No habíamos dicho que España era irreformable y que por tanto se nos hacía imprescindible proclamar la República Catalana? ¿Qué hacéis, entonces, pidiendo ante un partido de obediencia borbónica unas medidas reformistas? Que se vaya la mafia. Madre de diós, santa inocencia.

Yo puedo comprender que, como internacionalistas que somos, vamos a protestar por la corrupción del Reino como lo hacemos por la represión de Erdogan en el consulado turco, o constantemente ante las sedes israelíes. Si se trata de un acto de solidaridad con los pueblos de España, un acto de solidaridad internacional, lo encuentro bien.

Pero no entiendo que se pueda ver como un acto político. Yo protestaría ante la presidenta del Parlament Núria de Gispert, que va diciendo que no tenemos prisa y que quizás hagamos la consulta en 2015. Gritaría al conseller Mas-Collell, que habla de hacer un frente común con otras comunidades para negociar la financiación -las migas- con la Metrópoli. Iría a presionar al president para ver si ya ha pasado a limpio la carta que le tenía que llevar a Rajoy. Protestaría por el apocalipsis zombi de la Puta y la Ramoneta que no acaban nunca de reposar en sus tumbas.

Seguir leyendo »

- PUBLICIDAD -
- Blogs asociados -

- PUBLICIDAD -