eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Laura Villadiego

Es licenciada en Periodismo y en Ciencias Políticas. Después de estudiar en París y trabajar en España y Bruselas, se mudó a Camboya donde pasó dos años y medio colaborando para diversos medios, principalmente Efe, el diario Público y Foreign Policy. Ahora vive en Tailandia desde donde cubre la región del Sudeste Asiático. Es cofundadora de Carro de Combate junto a Nazaret Castro y tiene además un blog personal, El mundo desencajado.

Tres de cada cuatro elefantes destinados al turismo en Asia son maltratados

En febrero del año pasado, el británico Gareth Crowe eligió Tailandia como destino para sus vacaciones junto a su pareja y la hija de esta. Como tantos otros turistas que llegan al país asiático, en su itinerario no podía faltar un paseo en uno de los majestuosos elefantes que se han convertido en el símbolo de la nación. La experiencia resultó fatal para el británico, que fue lanzado al suelo con virulencia por el paquidermo y murió al acto, mientras que la hija de su pareja, que también estaba paseando sobre los lomos del animal, resultó herida.

Crowe no era la primera víctima mortal de un turista por montar en elefante en el país, pero relanzó el debate sobre los principios éticos de una industria que ha florecido durante las últimas décadas a medida que incrementaba el número de viajeros extranjeros en el país. La industria nació, sin embargo, como una necesidad.

Seguir leyendo »

Claves para evitar la explotación que hay detrás de tu viaje por el Sudeste Asiático

Playas paradisiacas o frondosas junglas. Modernas megalópolis o pequeños pueblos pesqueros. Templos hindúes milenarios o inmensas mezquitas musulmanas. La variedad de paisajes y experiencias que ofrecen los diez países del Sudeste Asiático atrae cada año a un número creciente de turistas.

La región recibió en 2015 a 108 millones de visitantes, frente a los 81 de 2011, según los datos más recientes recogidos por la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático. En casos como el de Tailandia y Camboya, se han consolidado, además, como destinos de moda para los turistas españoles. Muchos de ellos han aprovechado este verano sus vacaciones para recorrerlos. Otros prefieren esperar a que llegue septiembre o el comienzo del otoño y aún planean su itinerario por estos países asiáticos.

Seguir leyendo »

La conexión entre tu coche, tus preservativos y la deforestación en Asia

Desde que tiene memoria, Pak Dahlan, un campesino de la provincia de Riau, en Indonesia, solo recuerda plantaciones de caucho alrededor de la casa de sus padres donde creció y que hoy se ha convertido en su casa. Sus padres, como el resto de los vecinos, eran unos pequeños propietarios que se ganaban el jornal extrayendo la blanca savia de las heveas que crecían en las pocas hectáreas de terreno que tenían y con la que luego producían las láminas de caucho.

Seguir leyendo »

¿Por qué tu resort en Tailandia es tan barato?

Aung Myint Oo llegó hace 15 años a la turística isla de Phuket, en el sur de Tailandia, en busca del trabajo que no podía encontrar en su Birmania natal. En pleno furor por el incremento constante de turistas europeos y americanos, la isla vivía un frenesí urbanístico y encontrar un trabajo como peón de obra era relativamente fácil si se aceptaban las largas horas bajo el sol y el magro salario.

Negociar las condiciones era impensable, porque, como la mayoría de sus colegas de trabajo, Aung Myint Oo no tenía papeles y había llegado al país a través de las redes de tráfico de personas.

Seguir leyendo »

Empleadas del hogar en Asia, atrapadas entre la ilegalidad y la necesidad

Hok Pov nunca pensó que la apetitosa oferta que le ofrecían como empleada del hogar en Malasia podría ser peor que su empleo en una fábrica textil en su país natal, Camboya por el que, en 2010, cobraba apenas 80 dólares mensuales. Con la promesa de un salario casi cuatro veces superior y todos los gastos supuestamente cubiertos, Pov pensó que sería una buena oportunidad para ahorrar.

Los escasos cincos meses que pasó en Malasia fueron, sin embargo, un infierno. La familia que la acogió apenas le daba de comer y no tenía descansos asignados; tenía que trabajar siempre que se lo pidieran, 24 horas al día, siete días a la semana. Dormía en el suelo de la cocina y no podía salir de la casa o llamar a su familia. Su empleadora pagaba además sus enfados con ella y le daba palizas varias veces por semana. Ella fue, a pesar de todo, una afortunada. No sufrió abusos sexuales.

Seguir leyendo »

Pesca ilegal y trabajo esclavo detrás del surimi, el falso cangrejo que nadie sabe de dónde procede

Solemos llamarlos palitos de cangrejo, pero en su composición es raro que haya poco más que extractos de este crustáceo para darle su característico sabor. El surimi, como también se le conoce, es en realidad una mezcla de restos de pescado que nació en Japón para aprovechar los sobrantes de la industria.

Hoy, suele estar formado por una amalgama de diferentes especies de baja calidad, capturadas exclusivamente para fabricar el surimi, con la que se forma una pasta que se vende en bloques. Esta se mezcla después con almidón, conservantes, potenciadores del sabor, azúcares y colorantes para formar las características barritas blancas y rojas. Su presencia suele etiquetarse en la lista de ingredientes simplemente como 'pescado'.

Seguir leyendo »

Existe el riesgo de que la comida de tu gato esconda trabajo esclavo y abusos medioambientales

Samart Senasuk nunca quiso trabajar en un barco. "No quería trabajar tan lejos de casa", asegura este campesino de Isaan, una de las regiones más pobres de Tailandia en el noreste del país. Tras negarse a la propuesta de un conocido, fue a cenar con él y otros amigos. Tras dar unos tragos a su bebida, se le nubló la vista y perdió el conocimiento. Cuando despertó, estaba en Singapur a punto de ser embarcado en un gran pesquero del que no saldría en los siguientes siete años.

Es probable que parte del pescado que capturó durante aquellos años terminara en algunas de las latas de comida que cada día consumen animales de compañía de todo el mundo, uno de los principales sectores que se sirve de las capturas realizadas por la industria tailandesa, cuarto exportador mundial de pescado según FAO, y que han sido relacionadas con tráfico de personas, trabajo esclavo y pesca ilegal.

Seguir leyendo »

Represión y confiscación masiva de tierras en Camboya, un eterno país en venta

En febrero de 2007, la vida de Tep Vanny cambió en un despacho que ella nunca pisó. Su casa, una pequeña vivienda unifamiliar en un barrio popular de Phnom Penh, la capital camboyana, fue incluida dentro de un plan de desarrollo urbanístico que el Ayuntamiento de la ciudad había concedido a una empresa china para construir un complejo de apartamentos de lujo, oficinas y centros comerciales.

Junto a la suya, otras 4.000 familias se vieron de la noche a la mañana privadas de sus casas. Vanny dejó el puesto de verduras con el que completaba el salario de su marido y pasó a liderar uno de los movimientos de lucha por los derechos humanos más importantes del país.

Seguir leyendo »

Los productos que estás consumiendo estas navidades y llevan aceite de palma

Hace dos años, muchos europeos comenzaron a encontrarse en las etiquetas con un nuevo ingrediente que llevaba décadas en sus dietas diarias sin que muchos lo supieran. El cambio en la legislación europea sobre el etiquetado que entró en vigor en diciembre de 2014 obligó a los fabricantes a dejar de esconder el tipo de aceite de utilizaban bajo la etiqueta de "aceite vegetal" y a especificar la procedencia concreta de las grasas utilizadas. Y muchos consumidores empezaron a darse cuenta de que muchos de los productos que consumen cada día tenían en su composición aceite de palma.

El aceite de palma es el tipo de aceite más utilizado en la actualidad, con aproximadamente un tercio del total del aceite vegetal consumido mundialmente. En Europa se utiliza fundamentalmente en alimentación y cosmética, aunque cada vez más se ha extendido como biocombustible gracias a las nuevas políticas energéticas de la Unión Europea.

Seguir leyendo »

Así es la industria del aceite de palma en Indonesia: trabajo infantil, discriminación y contaminación

Todas las entradas a la PT Abdi Budi Mulia, una gran plantación de palma aceitera en la isla indonesia de Sumatra, están custodiadas por una garita de seguridad. Solo los trabajadores tienen permiso para entrar, aunque los controles son poco exhaustivos y es posible traspasar la barrera con el coche y la ayuda adecuados.

Una vez dentro, la estampa es monótona. Durante kilómetros, las grandes palmas se suceden las unas a las otras, todas con la misma distancia de separación para asegurar su mejor rendimiento, aunque muchas de ellas dobladas debido a la mala calidad del suelo turboso. Es mediodía y los trabajadores se apresuran bajo el abrasador sol tropical a recoger los racimos de frutos de palma para no ser penalizados por no llegar al mínimo diario exigido.

Seguir leyendo »