eldiario.es

Focos

Lydia Molina

Periodista especializada en temas sociales. Fue redactora y miembro del equipo fundador de Periodismo Humano. Ha dirigido y realizado documentales en España, Marruecos y Brasil, país en el que pasó un año como cooperante. Coordina proyectos de comunicación social en SocialCo.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 321

“El sur de México se ha convertido en la frontera de EEUU”

"El modelo de externalización de fronteras que puso en marcha el Frontex (agencia europea de fronteras) en el sur de Europa se está calcando en México. El sur del país se ha convertido en la frontera de EEUU", así define Salva Lacruz, los "muchos paralelismos" que encuentra en la gestión que hacen ambas regiones del fenómeno migratorio. " México es para EEUU lo que Marruecos es para la Unión Europea y los países de Centroamérica serían Mauritania y el Senegal". Lacruz, activista con una larga trayectoria en defensa de los derechos de los migrantes en España, trabaja ahora en el  Centro de Derechos Humanos Fray Matías de Córdova, en Chiapas. Durante su reciente visita a Madrid junto a Ana Barrios, experta en migraciones de Enlace Comunicación y Capacitación -una de nuestras organizaciones socias mexicanas- hablamos con ellos de fronteras y derechos.

Una relación piramidal: EEUU - México - Centroamérica

Seguir leyendo »

Tráfico infantil: "A veces, son las propias familias las que venden a sus hijos por 30 o 40 euros"

“Un día estábamos en casa y mi padre me dijo que nos íbamos a Nigeria. Allí había una mujer y mi padre me vendió. Cuando cogió el dinero, me dijo que esperara, que iba a comprar pan. Yo me quedé callado. Se fue”. Rachidi había sido vendido por 50 euros, sin más explicaciones. Tenía solo 11 años cuando fue obligado a trabajar en el servicio doméstico, rodeado de gente que desconocía. Fue explotado y maltratado por aquella mujer, hasta el día en el que decidió huir y tuvo la suerte de dar con gente dispuesta a ayudarle. El suyo es uno de los testimonios del documental  "No estoy en venta", que denuncia la situación en la que viven más de 1,2 millones de niños y niñas víctimas del tráfico de menores, de los cuales el 32% son africanos, según la Organización Mundial del Trabajo. El vídeo, elaborado por Misiones Salesianas bajo la dirección de Raúl de la Fuente, pone el foco especialmente en Benín y en el trabajo del Centro Don Bosco Porto Novo, que se ha convertido en un referente nacional en la lucha contra el tráfico infantil y que acoge a una treintena de niños y niñas como Rachidi. Con su director, Juan José Gómez, nos encontramos en Madrid.

Seguir leyendo »

"No puedes esperar un visado, te estás jugando la vida"

La tercera vez que Nicole Ndongala fue detenida por los militares mientras caminaba por las calles de Kinsasa supo que había llegado el momento de salir. Era 1998 y su país, la República Democrática del Congo, vivía una escalada de violencia. “Un día te paran y te dicen: no eres congoleña, eres ugandesa. Inventan cualquier excusa, te detienen y tienes que pasar la noche en el calabozo sin motivo”, recuerda Ndongala, que en aquellos años estudiaba gestión financiera en la universidad. “Entonces no había la facilidad de teléfono que hay ahora. Si te detienen no tienes cómo decirle nada a tus padres y tienes que pasar la noche allí. Hasta que les parezca bien y te suelten”.

El peligro y la desprotección era aún mayor por el hecho de ser mujer. “Cuando detenían a alguien no era solo para hablar, te podían violar, usar la violencia. Había una brutalidad tremenda. Hay personas que estuvieron en mi situación y hoy están muertas, a muchas mujeres las violaron y quedaron traumatizadas para siempre”.

Seguir leyendo »

Dejemos de hablar de migrantes

Las muertes en la valla de Ceuta y las imágenes de los últimos saltos en Melilla han despertado el interés social por lo que pasa al otro lado de las fronteras españolas. Han sido el click necesario para volver a hablar de violaciones de derechos humanos, de violencia desmedida y de las recién llamadas "devoluciones en caliente", un eufemismo más para referirnos a las devoluciones ilegales que se producen desde hace 12 años. Pero las imágenes de centenares de migrantes intentando llegar a Europa, encaramados en las alambradas, también han servido para respaldar un discurso de odio, cargado de "avalancha" e "invasión", que se ha infiltrado en informativos, periódicos y discursos oficiales.

Ha sido tan sutil y constante que ha conseguido volverse natural, asimilable. El resultado es un obstáculo más en el combate contra este tipo de construcciones, que no son nuevas, pero siguen reforzándose. Y de eso va Remapping Europe, la 16 edición del Festival Zemos98: 40 periodistas, expertos y activistas buscando fórmulas para eliminar la "amenaza" y reconstruir la representación que habitualmente reflejan los medios de comunicación de la (in)migración, abarcándola desde la perspectiva de la ciudadanía, de personas con derechos y deberes. "Tenemos que salir de esas zonas donde nos sentimos cómodos y encontrarnos con la realidad de otros. Es ahí donde podremos empezar a construir", decía ayer Rubén Díaz en la presentación del taller. Acabemos con la deshumanización. Eliminemos el "ellos" y hablemos del "nosotros". Dejemos de hablar de migrantes, hablemos de ciudadanos.

Seguir leyendo »

“A las víctimas, la condena por genocidio a Ríos Montt ya no se la quita nadie”

“Los soldados me violaron, me quitaron la vergüenza, me dejaron desnuda. Fueron unos veinte. Regresé a mi casa y estaba todo quemado. Quemaron mi casa con mi hijo adentro, murió sin nombre”. El dos de abril de 2013, Máxima -nombre ficticio- se subió al estrado en el juicio contra Efraín Ríos Montt. Fue una más entre el centenar de testigos que narraron las atrocidades que les tocó vivir en los años ochenta durante el conflicto armado guatemalteco, poniendo así fin al silencio que ha enterrado durante tanto tiempo las vergüenzas que sufrieron en sus propias carnes, las vergüenzas que sufrieron sus seres queridos y el dolor de las masacres.

Máxima y centenares de hombres y mujeres como ella, protagonistas de los azotes de una violencia indescriptible- que incluye torturas, violaciones, asesinatos y desapariciones forzadas- vivieron para ver cómo, el 10 de mayo de 2013, Ríos Montt fue declarado culpable de genocidio y crímenes contra la humanidad y condenado a 80 años de prisión. El tribunal lo declaró responsable intelectual de la muerte de al menos 1.771 indígenas ixiles, a manos de miembros del Ejército, que actuó “bajo sus órdenes” y basándose en planes militares diseñados y aprobados por él. Diez días después, el Tribunal Constitucional de Guatemala, anuló la sentencia argumentando un error procesal y ordenó repetir la mayor parte proceso, remontándose a noviembre de 2011, cuando el exdictador gozaba de inmunidad como diputado al Congreso y no había sido imputado por genocidio.

Seguir leyendo »

"Se alquila piso" (abstenerse extranjeros)

Mohamed Saykouk es marroquí residente en Málaga. Vive en un piso de tres dormitorios y 90 metros cuadrados con su pareja y cuatro hijos. Hace cuatro meses, cuando decidió comenzar la búsqueda del que hoy es su hogar, le dio pereza. Pensó en cuántas puertas tendría que tocar antes de encontrarlo. Sabía que su nombre, su acento y sus rasgos físicos marcarían la diferencia a la hora de encontrar buenas ofertas.

“Estuve dos meses buscando casa”. No porque Mohamed no encontrara una a su gusto, sino “por ser de fuera”. “Hay gente que directamente dice que no alquila a extranjeros”, sin importar los números de la cuenta bancaria. “También hay gente que, por no decirte que no directamente, te pide a una persona española que te avale el piso. Otras veces dicen que ya está alquilado, aunque no quitan el anuncio”, relata por teléfono Saykouk.

Seguir leyendo »

Solo cuatro de cada diez alumnos gitanos termina la ESO

A los 12 años, los estudiantes gitanos han repetido al menos una vez y, a los 16, abandonan las aulas. Es el perfil que recoge el informe “El alumnado gitano en Secundaria: un estudio comparado”, de la Fundación del Secretariado Gitano (FSG) junto a otras instituciones, como UNICEF España. Mónica Chamorro, responsable de Educación de la FSG lo explica así: "Actualmente, la escolarización de las niñas y los niños gitanos en Primaria supera el 90%. Sin embargo, el absentismo escolar es muy alto a esta edad y provoca que su nivel académico esté por debajo de la media de su grupo. Por eso, muchos repiten. Llegan a Secundaria con desfase, se desmotivan y terminan abandonando". La investigación, que se publica hoy y está basada en una muestra de 1600 entrevistas, concluye que los 16 años es la edad crítica en la que más abandono escolar se produce entre los jóvenes gitanos: solo un 20% continúa, frente al 70% del conjunto de los estudiantes.

A pesar de los avances que se han producido en los últimos 30 años, con nuevas generaciones de gitanos que superan los niveles educativos de sus progenitores, las cifras siguen en rojo. "No hay duda de que las cosas han mejorado respecto a sus padres y abuelos. Antes, la escolarización era segregada, era un modelo diferente en el que ni siquiera acababan la Primaria, pero los datos indican que hay mucho por hacer", recuerda Chamorro. Por ejemplo, en lo referente al fracaso escolar, uno de los indicadores más relevantes y preocupantes. Un 64% de los jóvenes gitanos no consigue el título de Graduado en ESO. Y solo 3 de cada 10 cursa Bachillerato.

Seguir leyendo »

Mujeres sin papeles: cuando las agresiones sexuales forman parte del servicio doméstico

María no tiene papeles. En 2012, trabajaba de interna en el servicio doméstico cuando fue violada por un compañero. No denunció por miedo a ser expulsada. Lourdes también está en España en situación irregular. En enero de 2013, fue violada por cinco conocidos. La agresión le causó un sangrado vaginal. Acudió a un hospital madrileño, donde se negaron a realizarle las pruebas hasta que no presentara una denuncia. Estos, con nombres ficticios para proteger su identidad, son dos de los testimonios que recoge el informe “Violadas y Expulsadas: mujeres víctimas de violencia sexual en situación administrativa irregular”, de la Fundación para la Convivencia Aspacia.

El documento pretende visibilizar este tipo de violencia poniendo el foco especialmente en las empleadas de hogar. “La garantía jurídica que tienen las españolas, el resto de europeas y las extranjeras con papeles en regla, les permite acceder a derechos básicos que las mujeres en situación irregular no tienen. Por ejemplo, la asistencia sanitaria o la protección después de poner una denuncia. Ellas son más vulnerables”, asegura Bárbara Tardón, coordinadora del informe, que se basa en la experiencia de 45 mujeres y denuncia la falta de información en esta materia. "Si bien es cierto que en España el Estado difunde datos sobre la violencia de género por parte de la pareja o expareja, no existen datos de la violencia sexual. Mucho menos de grupos determinados de mujeres como las migrantes y menos aún si están en situación administrativa irregular”.

Seguir leyendo »

En la mina: "Uno entra, pero no sabe cuándo sale"

Húmeda y oscura. Así es la bienvenida a la mina 19 de junio. Las pupilas se ensanchan mientras aprenden a distinguir, entre el negro que lo cubre todo, los límites del pasillo que conduce al interior del cerro. Los pies descifran la estabilidad entre el barro que inunda los raíles de hierro por los que circulan las carretillas cargadas de mineral, oculto en kilos de roca. La respiración se entrecorta, el ambiente se enrarece y se hace más sofocante a medida que te vas adentrando.

Alfredo Dávila, sin embargo, emprende el camino a buen ritmo, sin tomar aliento, ayudado por la energía de la hoja de coca que mastica junto a sus compañeros desde hace horas. "Nos da fuerza para quitarnos el hambre y voluntad para trabajar”. Los quince años que lleva en la 19 de junio le han enseñado a reconocer sin necesidad de luz cada pliegue de la montaña y cada matiz de cada veta, la capa de la roca de la que se extrae el mineral.

Seguir leyendo »

La vida con trastorno bipolar

Sergio Saldaña tiene trastorno bipolar. No es un secreto, al contrario. Está seguro de que, si más gente se atreviese a dar el paso de hacerlo público, no existiría el estigma que rodea a su enfermedad. “Sería muy bueno que hubiese más famosos ‘saliendo del armario’, sobre todo en la televisión. Tienen como un grado más de verdad y una capacidad de normalización que yo no tengo”, afirma en una entrevista a Desalambre.

Esa máxima de visibilizar, le ha llevado a crear el blog “Tengo trastorno bipolar” y a publicar un libro (editorial Círculo Rojo) con el mismo título, en cuyas 77 páginas habla de la cotidianeidad de una patología que hace oscilar el estado de ánimo entre la manía, o fase de euforia que puede durar días o meses, y la depresión, caracterizada por la tristeza y la desesperanza. “El caballo de batalla de esta enfermedad, para mí, está en que no sé discernir con certeza cuándo una reacción se debe a mi forma de ser- entendedme: personalidad, carácter..- y cuándo se debe a que se me está yendo miserablemente la pinza”, asegura Saldaña en el libro. Contarlo forma parte de un proyecto vital, de una necesidad de explicar cómo ha logrado convivir con ella todos estos años, “desde el humor y el amor”.  

Seguir leyendo »