eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Marcos Fernández Gutiérrez

Profesor de Economía Aplicada de la Universidad de Cantabria. Economista cántabro, Master en Políticas Públicas por la Universidad Pompeu Fabra y Doctor en Economía por la Universidad de Cantabria. Interesado en escribir para contribuir al conocimiento y al debate sobre la situación y los problemas económicos de Cantabria y de quienes vivimos en esta tierra.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 4

¿Y si no volvieran solo por Navidad?

Todos los años, por estas fechas, sucede. Te los encuentras por la calle, una y otra vez. Escriben a tu teléfono móvil. Algunos, incluso, quedan contigo para tomar una caña, o coincidís en una cena. Dan lugar a momentos alegres, pero con un fondo melancólico. Son arquitectos, ingenieros de todo tipo, economistas, científicos, creativos publicitarios…

Tienen en común, al menos, cuatro cosas. La primera es que nacieron y, en muchos casos, se formaron aquí. La segunda es que son excelentes profesionales, capaces de desarrollar tareas que pocos pueden hacer. La tercera es que son jóvenes, con ganas y con tiempo por delante para desarrollar una buena carrera profesional. Y la cuarta es que, para poderlo hacer, se han tenido que ir a otros lugares. Algunos, porque así lo han querido; pero los más, porque no han tenido otra opción.

Seguir leyendo »

Los Presupuestos de Cantabria: ¿Cuánto se gasta realmente?

En estas semanas se debate en el Parlamento de Cantabria el proyecto de Presupuestos de la Comunidad Autónoma para el próximo año, que ha presentado el Gobierno autonómico. Son, por ello, fechas en las que proliferan las cifras y las valoraciones acerca de las políticas que presta nuestra autonomía, marcadas por las alabanzas de unos y las críticas de otros.

Los Presupuestos recogen los planes de un Gobierno acerca de los ingresos con los que contará en el próximo ejercicio y los gastos a los que destinará esos recursos. No obstante, es importante puntualizar que son ni más ni menos que eso: un compendio de previsiones, que pueden luego distar, en mayor o menor medida, de lo que se lleve a cabo realmente. Entonces, ¿cuánto ingresa y cuánto gasta realmente nuestro Gobierno? El objetivo de este artículo es responder a esta pregunta, describiendo, además, cómo han evolucionado los ingresos y los gastos de Cantabria en los últimos años.

Seguir leyendo »

El tamaño (de las empresas) sí importa

En  mi artículo del mes pasado hice referencia a algunos resultados del estudio sobre la internacionalización de la economía de Cantabria que, por iniciativa de la Cámara de Comercio y en el marco de un proyecto europeo, hemos elaborado un grupo de profesores de la Universidad de Cantabria.  Este estudio analiza una serie de claves de la situación y las perspectivas económicas de nuestra comunidad. De ellas, en este artículo me centraré en describir dos cuestiones: en primer lugar, la capacidad de las empresas de Cantabria para vender en el exterior; y, en segundo lugar, la relación entre dicha capacidad y el tamaño de nuestras empresas.

El gráfico 1 muestra la evolución, desde 2001, de las ventas al exterior (las exportaciones) en Cantabria y en las CCAA más cercanas, como porcentaje del PIB respectivo. Del gráfico pueden extraersedos conclusiones. En primer lugar, se diferencian dos CCAA con una elevada capacidad para vender sus productos al exterior (Navarra, cuyas exportaciones suponen casi el 45% de su PIB, y el País Vasco, donde superan el 30%) y otras tres con resultados sustancialmente más modestos (Cantabria y Castilla y León, que rondan el 19%, y Asturias, que se queda en el 16%). En segundo lugar, en cuanto a la evolución del indicador, nuestra comunidad muestra, en lo que llevamos de siglo, el menor incremento de las exportaciones en relación al PIB: apenas 1,2 puntos (del 17,5% en 2001 al 18,7% en 2016), frente a 7,4 en Navarra, 5,4 en el País Vasco, 4,5 en Castilla y León y 5,9 en Asturias.

Seguir leyendo »

Educación e innovación en Cantabria: ¿dónde estamos en España y Europa?

Parece difícil, estos días, escribir sobre alguna cuestión diferente a la del monotema de Cataluña. Sin embargo, me gusta siempre escribir desde la reflexión, y me resulta imposible no hacerlo desde la emoción al referirme a un lugar en el que he pasado dos grandes años de mi vida y al que sigo vinculado con tantos buenos momentos. Es, además, un tema sobre el que ya se están escribiendo bastantes cosas. Para reflejar cómo me siento, me basta con remitirme a lo que están diciendo autores como Jordi Évole, Iñaki Gabilondo, Ignacio Escolar, Roger Senserrich y Javier Gallego, por ejemplo. No he podido omitir una referencia al (mono)tema que más me preocupa, para pedir a los políticos de uno y de otro lado, y a las personas que los ponemos ahí, que no nos lleven al conflicto. Pienso, en todo caso, que no podemos dejar de hablar también de otros temas importantes, a lo cual dedicaré el resto de mi artículo.

Porque, a pesar de todo, la vida ha continuado. Esta semana, presentábamos el informe que he elaborado, junto con los profesores Daniel Díaz y Julio Revuelta, sobre la internacionalización de la economía de Cantabria. El estudio, desarrollado por iniciativa de la Cámara de Comercio, se enmarca dentro de un proyecto financiado por la Unión Europea, en el que participan otras seis regiones del continente. En un próximo artículo sintetizaré los principales resultados del informe, puesto que señala algunas de las claves para poder mejorar la economía de Cantabria. Hoy, pondré el acento en una cuestión previa, que surgió al iniciar el análisis. ¿Con qué factores contamos, en Cantabria, para tener éxito en la internacionalización?

Seguir leyendo »

Cantabria, ¡qué hermosa eres!

A finales de los noventa, Televisión Española solía emitir una gala denominada “Murcia, ¡qué hermosa eres!”, que muchos recordamos haber visto durante escasos minutos, antes de optar por cambiar de canal. Se trataba de un programa de variedades, al más puro estilo de José Luis Moreno, que giraba en torno a las actuaciones de cantantes famosos y presentadores igualmente famosos, y que tenía como finalidad la promoción turística de la comunidad murciana. Pagado (y ahí radicaba la principal diferencia con los programas de José Luis Moreno) con dinero público murciano. Cuando observo determinadas actuaciones con las que, desde Cantabria, se está poniendo especial énfasis en la promoción turística de nuestra Comunidad (sirva como ejemplo el reciente concierto de Enrique Iglesias), me vienen a la cabeza aquellas galas murcianas. No dudo de las buenas o malas intenciones de estos esfuerzos, como tampoco de los que previamente hicieron desde Murcia. Lo que pretendo con este artículo es responder a dos preguntas más concretas: ¿qué tal le ha ido a Murcia con su modelo de desarrollo económico?; ¿es el modelo murciano una buena referencia para Cantabria?

El gráfico 1 muestra la evolución del PIB por habitante de Murcia desde el año 2000 a la actualidad, tomando como referencia la media española (igual a 100). El PIB por habitante es el indicador más habitual para medir el nivel de actividad económica en un territorio. Como se observa, Murcia tenía en el año 2000 un PIB por habitante alrededor de un 16% más bajo que la media estatal; desde entonces, la diferencia se ha profundizado, alcanzando el 19% en 2016. El gráfico muestra también el dato para Cantabria, donde la tendencia ha sido similar. Nuestra Comunidad partía en el año 2000 de un nivel económico inferior a la media española, aunque a mucha menor distancia que Murcia (menos de un 7%); en lo que llevamos de siglo, la brecha se ha incrementado hasta más de un 10%. En cambio, en el País Vasco, cuyo dato también muestra el gráfico, se observa justamente lo contrario: tenía inicialmente un PIB por habitante un 22% por encima de la media estatal y, desde entonces, la diferencia ha aumentado hasta acercarse al 33%.

Seguir leyendo »

Los servicios bancarios como servicio de interés general

"Y ahora, ¿de vacaciones hasta septiembre?". Es la pregunta que, estos días, me hacen reiteradamente. Como respuesta, trato de explicar que el trabajo de un profesor universitario tiene dos componentes. Uno, el más conocido, es la docencia, que impartimos a lo largo del curso académico. El otro, no menos importante, y que no se limita al periodo lectivo, es la investigación: el desarrollo de trabajos en profundidad sobre temas muy específicos, que acaban plasmándose en publicaciones científicas, y que tienen como objetivo contribuir al avance del conocimiento en nuestra disciplina.

En mi caso, en los últimos años he participado en varios proyectos de investigación centrados en evaluar la provisión de servicios públicos desde la perspectiva de los ciudadanos. Los servicios públicos (o servicios de interés general, de acuerdo con la terminología europea) se definen como aquellos servicios que cumplen funciones destacadas de interés social. Estos servicios (entre los que se encuentran la electricidad, la telefonía, internet, el agua y el transporte) tienen en común que, con independencia de que su provisión sea pública o privada, el sector público ha de encargarse de garantizar los objetivos de interés general ligados a dichas funciones. Ejemplos de actualidad serían el acceso a internet en zonas rurales, o evitar los cortes de electricidad para las familias con menos recursos.

Seguir leyendo »

Poder vivir bien a partir de nuestro trabajo

No son buenos tiempos para las personas que vivimos de nuestro trabajo. Cantabria contó en 2016 con casi 30.000 empleos menos que 8 años atrás, según la EPA. A pesar de la recuperación económica, que cumple su tercer año, en nuestra comunidad hay actualmente un 11% de puestos de trabajo menos que en 2008. A nivel estatal, se han perdido alrededor de 2,1 millones de empleos este periodo (un 10%, en términos porcentuales). Además, en líneas generales, se han deteriorado notablemente las condiciones de los puestos de trabajo existentes, en particular de los ingresos que reportan (los salarios).

La caída de los salarios ha sido más notoria entre los segmentos de menor renta: como describí en otro artículo en este medio, uno de cada cuatro trabajadores cántabros gana menos de 12.700 euros brutos al año; uno de cada diez, menos de 7.200. En un momento en el que los salarios vuelven a situarse en el centro del debate público y la negociación colectiva, en este artículo dedico mi atención a describir cuál ha sido su evolución reciente, en Cantabria y en España, y cuáles son las claves para favorecer su incremento sostenible a largo plazo.

Seguir leyendo »

Cambiar el modelo, reducir los desequilibrios

La recuperación económica ha llegado ya a Cantabria, por fin. Según la Contabilidad Regional, que acaba de publicar el INE, la actividad económica en nuestra Comunidad creció un 1,2% en 2014, un 2,6% en 2015 y un 2,3% en 2016. Estas cifras, sin embargo, son bastante inferiores a las del conjunto de España, que creció dos décimas más que Cantabria en 2014, seis más en 2015 y nueve más en 2016. La diferencia supone unos 210 millones de euros menos de actividad económica en nuestra Comunidad (el equivalente a una décima parte de nuestro PIB industrial). Lo preocupante, no obstante, no es el dato, sino la tendencia: como explicaré a continuación, la falta de dinamismo de nuestra economía está vinculada a la profundización de nuestros desequilibrios productivos y territoriales.

Empezaré por estos últimos. El mapa 1 muestra la creación de empleo en Cantabria entre 2013 y 2016, por municipios. En color verde se representan aquellos donde el empleo se ha incrementado de manera importante, con una tonalidad más oscura cuanto mayor haya sido dicho incremento; en amarillo, aquellos donde no ha habido variaciones destacadas; en naranja, los municipios donde ha disminuido el empleo; y en rojo, aquellos donde lo ha hecho con particular intensidad. Como se observa, la creación de empleo se está concentrando enormemente en torno a Santander y los municipios más próximos. Aparte de ello, casi todos los demás municipios donde se ha creado empleo de manera significativa se encuentran en la costa, en particular en la Oriental.

Seguir leyendo »

Las cifras de la pobreza en España y en Cantabria

España tiene un grave problema de desigualdad y exclusión social. Según datos de Eurostat, nuestro país es ya el más desigual de Europa occidental, tras experimentar en los últimos años el mayor incremento de la desigualdad de todos los países de nuestro entorno. Como consecuencia, 13,2 millones de españoles se encuentran en riesgo de pobreza o exclusión social, 2,8 millones más que antes de la crisis.

Datos como estos, que periódicamente aparecen en los medios de comunicación, despiertan una honda preocupación a muchos, la incredulidad de algunos y la curiosidad de otros. ¿A qué se deben estas cifras, y qué suponen en nuestro entorno más cercano? ¿Cómo se mide la pobreza? ¿Cómo hemos de interpretar estos datos? Este artículo pretende dar respuesta a estas preguntas, a partir de una descripción de los últimos datos disponibles para España y para Cantabria.

Seguir leyendo »

¿Cuántos trenes más vamos a perder?

En las últimas décadas hemos ido dejando morir al tren, poco a poco, como aquel medio de transporte vertebrador de nuestra sociedad que nunca tendría que haber dejado de ser. Se ha caído en una obsesión por crear grandes infraestructuras, a un enorme precio, centradas exclusivamente en conectar todas las capitales de provincia con Madrid en el menor tiempo posible. En cambio, hemos abandonado todas las demás funciones que cumplía el tren, olvidando aprovechar toda su potencial rentabilidad económica, ecológica y social.

En Cantabria nos hemos visto también envueltos en esa fiebre, con la particularidad de que (y no es la primera vez), volvemos a ser los últimos en la construcción de las infraestructuras, después de haber pagado la parte que nos corresponde de las de los demás. Mientras, utilizar alguno de los trenes que cruzan nuestra comunidad constituye una experiencia semejante a viajar en el tiempo.

Seguir leyendo »