eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Michela Ranieri

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 2

Niños que juegan a ser niños para olvidar la guerra

Dicen que la isla de Lesbos atrapa, que una vez que has entrado en contacto con la tragedia que allí se consume todos los días, es imposible desprenderse de ella. Es cierto, pero no es sólo la tragedia de los refugiados lo que te persigue una vez dejada la isla. Son sus historias, sus miradas, sus sonrisas y sus lágrimas. Son esos abrazos, esas expresiones de amor entre los niños refugiados y sus padres y hermanos. Es la dedicación de las decenas de voluntarios que les acogen con ropa caliente, comida, agua y unas palabras de ánimo, y que te hacen volver a creer en la humanidad. Pero son sobre todo las sonrisas de los niños, su increíble fuerza y valor en medio de esta tragedia humanitaria.

Lo primero que salta a la vista al llegar a Lesbos son las montañas de chalecos salvavidas naranjas, que salpican toda la línea de costa que desde el aeropuerto de la isla lleva a Mitilene, la capital. Les acompañan las carcasas de los barcos, desde botes de goma a barcos de madera que yacen medio hundidos en la orilla. El primer impacto es desolador, los restos de lo que parecen miles de naufragios contrastan de manera brutal con el paisaje antes idílico de esta isla del Egeo. 

Seguir leyendo »