eldiario.es

Menú

James Pearson y Caroline Ciavaldini exploran el tesoro escondido de Cape

La pareja busca rutas de escalada en la desconocida meca de Sudáfrica y presenta un vídeo de su viaje

- PUBLICIDAD -

Dos años después de su primera visita, el equipo de atletas de The North Face, James Pearson y Caroline Ciavaldini, ha vuelto a disfrutar de un espectacular safari de escalada en los terrenos de Western Cape en Sudáfrica, superando las numerosas fisuras que rodean los escondidos tesoros del área de Rocklands, y yendo más allá en busca de nuevas zonas aún por descubrir como ya hiciera dos años atrás.  .

Ascendiendo rutas como la conocida ‘The First Dance’ – de 1.640 pies de altura en una complicada roca arenosa- la pareja descubrió nuevas líneas de escalada que nunca antes habían sido exploradas, y que han sido capturadas en una impactante película llamada ‘The Search’ rodado en el corazón de Cape.

Hablando de su aventura sobre lo desconocido, Caroline dijo: “es un poco locura intentar la escalada tradicional aquí – con un equipo pesado, a miles de kilómetros de cualquier sitio, con serpientes, largas inclusiones y rocas de primera calidad por delante. Pero las líneas de escalada son realmente perfectas y muy continuas, desde el mismo momento que te separas del suelo no tienes ni un minuto para descansar en salientes o en cualquier sitio. Tienes el equipo disponible todo el tiempo, con lo que no es peligroso, pero si tienes que mantener la tensión en algunos salientes que tiene la roca. En algunas partes del mundo, éste sería un lugar repleto de escaladores pero aquí está bastante desértico, como si hubiese estado oculto durante mucho tiempo”.

James añadió “Lo que más me gusta de la escalada tradicional es ser capaz de encontrarme a mi mismo en aquello que, en circunstancias normales, sería intimidante o escalofriante, y hace que dejes todo a un lado en tu cabeza porque el proceso es tan intenso que ni lo piensas. Si pudieses dar un paso atrás, seguro que te preguntarías ‘¿Qué estoy haciendo aquí?’ Pero cuando te ves dentro de la situación y empiezas a escalar, te olvidas de todo. Eres tú, la roca, tus movimientos y es toda una liberación. Es mucho más emocionante que cualquier otro tipo de escalada porque te ves envuelto en el propio proceso y te trae recuerdos emocionantes”.

Y finalizaba comentando que “el lugar donde estuvimos en Sudáfrica es el sitio con más potencial que he visto y encaja perfectamente con mi estilo – es un bloque de roca para los grandes movimientos entre roturas horizontales y pero a la vez, con buena protección. La búsqueda en sí es gratificante”.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha