eldiario.es

Menú

Raúl Rodríguez presenta este sábado 'La raíz eléctrica' en el Festival Arrecife de las Músicas

“Los músicos son los encargados de hacer imaginar a la gente, hacerles soñar y plantearles a través de la música que esa convivencia entre culturas es posible”, asegura el músico y antropólogo sevillano

- PUBLICIDAD -
Raúl Rodríguez.

Raúl Rodríguez.

Raúl Rodríguez, músico y antropólogo sevillano, presentará este sábado su nuevo y segundo disco en el Festival Arrecife de las Músicas.

La raíz eléctrica, título del trabajo, es un territorio sonoro en el que conviven géneros como el afro-beat, el flamenco, la psicodelia, el son cubano, los ritmos del voodoo haitianos, el rock andaluz y la canción de autor americana. Después de la publicación de su primer trabajo en solitario en 2014, Razón de son, da otro paso hacia adelante y ofrece el fruto de su investigación sobre las relaciones entre las músicas negras y el flamenco.

Javier Ruibal, Miguel Poveda, Kiko Veneno, Mártires del Compás o Raymundo Amador son algunos de los músicos con los que ha trabajado Raúl Rodríguez, un músico que asegura que la única patria segura "es el corazón" y que  lleva toda su vida vinculado a la música por ser hijo de Martirio y haberse criado en el ambiente de la contracultura de los años setenta en Sevilla. A pesar de los grandes músicos que han estado cerca, Raúl asegura que con quien más ilusión le hace trabajar es con su madre, porque la relación que se establece no es la de trabajar para alguien, sino trabajar uno con el otro. “Es una relación de cooperación, que a nivel emocional y laboral es muy rica. Ponerse de acuerdo durante los minutos que dura una canción, tres, cuatro o cinco, implica establecer un diálogo entre dos generaciones y cumplir con uno de los mayores retos del ser humano, llevarse bien con sus padres. Se produce un encuentro muy bonito y lo que generamos creo que también lo es”, comenta Raúl.

El artista afirma que la razón por la que él hace música es imaginar un mundo nuevo, cree que los músicos son los encargados de hacer soñar a las personas y plantearles, a través de la música, que esa convivencia entre culturas es posible.

Entre su primer y su segundo trabajo establece como principales diferencias la inclusión de un instrumento nuevo y creado por él en cada uno de ellos. En el primero fue el Tres Flamenco y, en este segundo, el Tres Eléctrico. Variantes procedentes del Tres cubano que empezó a utilizarse en Cuba a finales del siglo XIX, está directamente relacionado con el nacimiento y la arquitectura del Son tradicional, de campo.

Otra diferencia es que el primer disco, Razón de son, lo hizo en solitario y fue una propuesta derivada de sus estudios antropológicos, mientras que en este segundo ha contado con una banda "sólida y estable" y el disco ha pasado de ser "una propuesta a ser una apuesta". Además resalta la aportación del músico estadounidense Jackson Browne, a quien considera excelente a nivel humano y artístico, así como la participación de músicos haitianos o del bailador flamenco Juan de Juan.

Este segundo disco se distancia del anterior, que fue completamente acústico, en que abre la puerta a la psicodelia, lo eléctrico y los ritmos imprevisibles del rock. En Raíz eléctrica se empiezan a consolidar ideas que propuso en el primer trabajo, se introduce en un terreno más experimental.

Apasionado del ritmo, Raúl cree que en la música de tradición puede existir un código de apertura. “Intento comprender la música andaluza como una más, parte de un entorno mucho más amplio a nivel histórico y geográfico de lo que normalmente se piensa. Nuestra música está muy mezclada y ligada a las idas y vueltas entre América, África y el sur de la península Ibérica”. En sus estudios e investigaciones intenta ahondar en qué tanto de música de raíz africana hay en el pasado de la música flamenca. “Se descubren cosas tan sorprendentes como que en el siglo XVI había más de un 15% de población negra en la zona de Sevilla, Huelva y Cádiz, y esa situación se mantuvo hasta casi el siglo XIX, con bajadas y subidas en el porcentaje. Yo tiro de esa información para proponer otro tipo de música, que sea capaz de demostrar que se puede mezclar el flamenco con otros estilos de música, en este caso, derivadas de las vías esclavistas”.

Raúl se confiesa fiel creyente de la libertad, “la música es la última tierra libre que nos queda. En la música hay tres leyes fundamentales que hay que respetar, el ritmo, la afinación y la emoción, son tres puntos en los que te debes poner de acuerdo con los demás y a partir de ahí, la libertad se hace real”.

En este disco, Raíz eléctrica, todas las letras son composiciones propias excepto dos; una escrita por la compositora cubana Marta Valdés y otra basada en un poema de Gustavo Adolfo Bécquer, concretamente en la rima XIV. En el disco anterior también contaba con un tema de la compositora cubana.

Innovador y estudioso de la tradición, pretende encontrar la manera de conservar e iluminar el futuro. “Intento hacer cosas nuevas, creo mucho en una frase que escribió Santiago Auserón para mi primer disco: Hay que seguir inventando para que nadie gobierne en nombre de ideas muertas. Me esfuerzo en la invención de letras nuevas, de géneros nuevos y creo en la posibilidad de palos nuevos, me gusta el territorio de lo que no existe. El terreno imaginativo de un futuro nuevo es donde nos deberíamos poner de acuerdo".

“Intento hacer una música que se sitúe en medio del Atlántico, que esté a la misma distancia de todos los puertos, que sea capaz de viajar con la facilidad que lo hace la música o el sonido, que no pesa nada”, añade.

Raúl asegura que su vínculo con Canarias no es de hace poco, se siente en un lugar de cuento en cada una de las islas y es muy amigo del improvisador y cantante de punto cubano, el grancanario Yeray Rodríguez, o de Arístides Moreno. “Trabajo mucho sobre la décima, una estrofa del siglo XVII, que nos lleva a un pasado de trovadores, a ese pasado y ese momento en el que la poesía nos servía para decir cosas, compartimos muchas afinidades y con Domingo el Colorado también".

El festival del Arrecife de las músicas 2017 será el escenario donde Raúl Rodríguez dará a conocer su nuevo trabajo. La cita, que contará con el verseador canario Yeray Rodríguez como invitado especial, será el próximo 30 de septiembre a las 21.00 horas en el Auditorio Alfredo Kraus de Las Palmas de Gran Canaria. El Festival, que se lleva celebrando desde 2003 a cargo de DD&Company producciones, supone una cita en la que la música en directo y los debates en forma de mesas redondas ponen el énfasis en la diversidad, en los sonidos mestizos y la riqueza acústica.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha