eldiario.es

Menú

Heriberto Dávila: "Pensar en más infraestructuras y carriles para arreglar los atascos es errar el tiro"

El director general de Movilidad de Las Palmas de Gran Canaria admite que no tienen los horarios y líneas de guaguas que desearían

"La ciudad tiene que rendirse ante el peatón y ante los niños, no ante el coche privado", recalca

"Tenemos que tener la valentía de llevar el carril bici a las calles principales"

Durante el año 2017 ampliarán la red de carriles y estaciones de bicicletas a la Ciudad Alta

- PUBLICIDAD -
Heriberto Dávila, director general de Movilidad del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria.

Heriberto Dávila, director general de Movilidad del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria. Alejandro Ramos

Heriberto Dávila es el director general de Movilidad del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria desde noviembre de 2015. Defensor acérrimo de la bicicleta y el transporte público, cunde con el ejemplo ya que no tiene coche propio. Su idea es clara, la ciudad tiene que dar prioridad al peatón y la bicicleta y no a los vehículos privados, y en ello centra sus esfuerzos.

Para el próximo año adelanta que vendrán mejoras en las bicicletas públicas, cuya adjudicación se ha otorgado a la empresa Nextbike y esperan que para 2018 el servicio llegue definitivamente a Ciudad Alta. Además, aboga por homogeneizar el diseño de los carriles bicis y mejorar esta red haciendo una apuesta porque estas vías pasen por las calles principales de la ciudad.

Pregunta: En este primer año de trabajo en el cargo de director general de Movilidad del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, ¿en qué ha centrado más sus esfuerzos?

R: La movilidad es un tema bastante complejo en la ciudad porque toca muchísimos palos que muchas veces ni siquiera se ven, desde el tráfico, los servicios de ocupación de vía, políticas de peatonalización, todo lo que tiene que ver con la promoción de la movilidad sostenible, la bicicleta, responsabilidades de apoyo a Guaguas Municipales, Sagulpa...hay muchísimas cosas y todo el mundo cree que es experto en movilidad, evidentemente es un sector de la ciudad donde todo el mundo opina, pide y reclama cambios y cuestiones a realizar. En este sentido, es un ámbito complejo que tiene mucho trabajo y bastante contenido. Nosotros hasta cierto punto hemos intentado mejorar el servicio, es evidente que faltan trabajadores, esta ciudad tiene una complejidad que daría para tener unos técnicos más de apoyo porque a veces se ha quedado obsoleta, podríamos tener más. En ese sentido me ha sorprendido este año la ayuda que te pueden prestar los ciudadanos a través de las redes sociales, este Ayuntamiento tiene miles de señales y al servicio de señalización se le puede escapar una señal que no esté actualizada o que no esté en condiciones y cuando un ciudadano te avisa a través de LPA Avisa o de redes sociales, pues te ayuda a mejorar el trabajo diario, es interesante, una novedad respecto al pasado que introduce trabajo pero también ayuda por parte del ciudadano que antes era totalmente distinto.

P: Para el año que viene se adjudicará el servicio a la empresa Nextbike, ¿qué novedades traerá?

R: Creemos que el servicio que se inició al final del anterior mandato era un servicio que se nos antoja bastante deficiente, básicamente porque no cumple unos mínimos con respecto a la seguridad, con respecto a la seguridad en el anclaje de las bicicletas, con respecto a bicicletas robustas, a bicicletas que minimicen todo lo que tiene que ver con el vandalismo y los robos. Buscábamos e hicimos una prospección de qué sistemas estaban funcionando en Europa, vimos algunos sistemas que creemos que son muchos mejores que el que tenemos en la actualidad y sacamos un concurso, una licitación ayudados por una subvención europea que intentará cumplir estos requisitos. Al final se ha presentado una multinacional de origen alemán que tiene bicicletas en 35 ciudades del mundo y que creo que responde bastante a estos criterios, unos criterios de bicicletas más robustas, un anclaje más robusto que no dé los problemas que da el actual, con un software que nos posibilite un control de las bicicletas con GPS...esas son las novedades principales. Evidentemente cuando se implemente el servicio es un salto cualitativo, no sólo por la seguridad sino porque pasaríamos de las bicicletas que hay en servicio hoy, que son en torno a 100, a un entorno de servicio de 400 bicicletas, prácticamente es multiplicar por cuatro lo que hay hoy en día, que ya parece que no las 100 bicicletas se notan, pues imagínense lo que se van a notar 400 bicicletas, sobre todo en zona baja, y además pasar de 11 estaciones a 40 estaciones. Es clave que las estaciones no disten entre una y otra en más de 500 metros, el servicio en todas las ciudades se basa en eso, y en esta ciudad teníamos que hacer lo mismo. Yo creo que si todo esto sale bien nos puede poner el servicio a un nivel europeo, otras ciudades europeas de nuestra dimensión tienen en torno a 400-500 bicicletas y ese número de estaciones, yo creo que sería ponernos en un primer nivel porque yo creo que ese servicio es un servicio que nosotros heredamos que se hizo deprisa y corriendo lo que se pudo. Todo lo que hay en la calle es positivo y hay una lectura positiva de lo que se ha venido trabajando este año, que se han introducido 100 bicicletas nuevas hace poco, todo esto es positivo porque se ha visto más presencia de la bicicleta y la gente empieza a palpar que las bicicletas son una posibilidad de transporte. Además, cambiamos el modelo anterior que era un préstamo de tres horas y lo hemos cambiado a un préstamo de una hora porque nos parece mucho más claro que sea para transporte y no para ocio y la idea es ir al sistema estándar que hay en Europa que es de media hora, pero además con un cobro para darle algo de estabilidad económica al servicio. Pero no sólo por eso sino porque creemos que desde el punto de vista simbólico, de cara al ciudadano, es importante que vea que tiene un coste y que hay un valor en ese modo de transporte y además tenemos la virtud de que le podemos adosar un seguro a cada uno de los usuarios. Estamos hablando de un coste medio que hay en otras ciudades entre 35 y 60 euros al año, entraríamos en esos parámetros. Otra cosa es el coste para turistas que quieran la bicicleta durante más tiempo o un día, tendríamos que estudiarlo para nosotros darle un servicio al turista que nos parece positivo desde el punto de vista de la sostenibilidad y del punto de vista turístico, pero también puede ser una vía de financiación del servicio para el resto de ciudadanos interesante porque en muchas ciudades este sistema para turistas existe y es un éxito y en esta ciudad con los cruceros y el futuro acuario puede ser también un éxito.

P: ¿Planean mejorar y aumentar la red de carriles bicis de la ciudad?

R: Sí, nosotros hemos encargado un estudio que se está finalizando ya con ciertos criterios. Creemos que en la anterior legislatura se planteó un Plan Director de la Bicicleta que no se llevó a cabo en su totalidad. Así y todo teníamos dos opciones: o seguir con el Plan Director de la Bicicleta o plantear modificaciones, nosotros planteamos modificaciones porque creíamos que habían cuestiones del plan director que no las veíamos claras. Y el criterio en este sentido, el criterio político que se ha seguido para un nuevo plan de la bicicleta con respecto a una red de carriles es precisamente que no tenemos que ir carriles bicis sino a una red funcional, que sirva y que sea funcional para el transporte en toda la ciudad, no me vale tener un buen carril en la zona de la Avenida Marítima y después no tener carril en otras zonas de la ciudad donde estamos dejados de la mano de dios. Es evidente que un elemento fundamental para que la bicicleta sea un éxito es la seguridad, además de la comodidad, la seguridad. Entonces, en ese sentido ya digo que el criterio claro es una red de carriles funcional, sin duda alguna una red que sea relativamente homogénea, vamos intentar huir del carril bidireccional en un sitio, unidireccional en otro, de un color en un lado y de un color en otro. La idea es que sea una red de carriles bidireccionales y que sea homogénea y que sea visible por la ciudadanía para que se den cuenta que están ante una zona de bicicleta. Estos son los criterios por los que hemos apostado para esta actualización de un plan para la red de carriles bicis. Otro criterio importante es la centralidad de los carriles bicis, no podemos hacer que el transporte en bicicleta vaya a calles secundarias, tenemos que tener la valentía de llevar la bicicleta como en otras ciudades, como Sevilla o Barcelona, por las calles principales, nadie callejea para llegar del punto A al punto B, todo el mundo lo que hace es ir por la línea recta más clara que haya. Evidentemente habrá veces que habrá distintas modificaciones o distintos trayectos, pero la idea general con la que trabajamos es intentar hacer una red de carriles que vaya por las vías principales, esa es la idea, y una red de carriles que en una futura segunda parte tenga una conexión con Ciudad Alta. La gente me dice, ¿eso es posible?, nosotros creemos que sí, nosotros creemos que evidentemente tenemos que mejorar muchísimo en la zona baja, pero en la zona alta hay posibilidades, hay posibilidades de subir por determinadas calles donde la pendiente no es tan brutal como en otras, hay posibilidades de determinados elementos de ayuda, hay posibilidades intermodales con la guagua...buscar, pero desde luego si estamos de acuerdo que tenemos que tener una ciudad para todos, tenemos que buscar alternativas para la Ciudad Alta. En todo eso también juega un papel el proyecto piloto del sistema de transporte público de bicicleta, que es la introducción, poco a poco, de bicicletas eléctricas. En esa dimensión la bicicleta eléctrica pública tendría prevalencia en Ciudad Alta.

P: Comenta que estudian aumentar las estaciones de bicicletas, ¿en qué rincones de la ciudad?, ¿ya se incluirán estaciones en puntos de Ciudad Alta?

R: Sí, ese es un trabajo que estamos haciendo ahora mismo, la idea es que tiene que haber criterio de que cada 500 metros haya una parada, y después el criterio es que tiene que haber paradas en Ciudada Alta, a lo mejor menos que en la ciudad baja, pero sí tiene que haber un número razonable de estaciones. Podemos estar hablando en torno a cuatro o cinco estaciones en Ciudad Alta.

P: ¿Para cuándo estiman desarrollar el carril bici en los barrios de la Ciudad Alta?

R: Estamos esperanzados que podamos empezar las obras de la red de carriles en la segunda parte del año 2017, con lo cual la idea sería que la segunda fase pudiéramos implementarla en 2018.

P: Lo ha comentado por encima, en otras ciudades se permite transportar las bicicletas en las guaguas, aquí esa medida ayudaría a animar a la gente de la Ciudad Alta a usarla, ¿se podría implantar?

R: Tiene sus dificultades, hemos trabajado un poco en intentar incrementar las posibilidades de eso a través de las bicicletas plegables, hemos fomentado la compra por parte de los usuarios de bicicletas plegables...el problema es que otros métodos testados en otras ciudades españolas como poner la bicicleta con enganche en las zonas traseras o delanteras han tenido problemas de seguridad, de responsabilidad de los propios trabajadores de guaguas...pero no es un tema digamos que nos quedemos sentados, vamos a intentar buscar soluciones. No es un tema fácil porque tiene determinadas cuestiones de responsabilidad, imaginemos que hay un accidente y la bicicleta sale volando, coge un peso sobre algún posible usuario de la guagua que nos plantea problemas de seguridad.

P: En relación con la MetroGuagua, y a pesar de que aún no ha empezado a construirse, en un principio es una sola línea, ¿hay más líneas ideadas aparte de esta?

R: Siempre hay opciones de intentar segundas fases, casi siempre en los transportes públicos que se implementan hay posibilidades de segundas fases. ¿Podría haber segunda fase de la MetroGuagua? Yo creo que evidentemente si se van cumpliendo los plazos y en un futuro la MetroGuagua es un éxito, que yo creo que lo va a ser, yo creo que es posible que hubiera segundas opciones de segundas líneas de MetroGuagua pues por las avenidas principales que discurren hacia Ciudad Alta, o los mismos emplazamientos del Sebadal desde el punto de vista industrial, yo creo que hay opciones. Pero sobre todo, digamos que lo más importante que nos da la MetroGuagua es la capacidad que nos da con esta inversión, aparte de la transformación urbanística y el modelo de ciudad implícito que trae, genera nuevos servicios para Ciudad Alta y los barrios de la ciudad porque podremos quitar bastantes unidades de la 12 y la 1, que además son las mejores porque son las que más clientes tienen, y podríamos subirlas a Ciudad Alta, lo que implementa y mejora los servicios, al margen de posibles ampliaciones en el futuro de otras líneas de MetroGuagua. Pero para empezar eso ya es un acicate para el transporte en Ciudad Alta que ahora es verdad que a veces no tenemos los horarios y las líneas que quisiéramos, quisiéramos tener más.

P: ¿Cómo se logra que la movilidad en la ciudad sea sostenible?, ¿qué más planes hay?

R: Nosotros creemos que en todas las ciudades europeas se están planteando un modelo de ciudad, por lo menos en la zona centro, en el que el coche privado pierda cada vez más peso. En todas las ciudades europeas se está tendiendo a tener unos centros urbanos donde el protagonismo del coche pierda peso día a día. En ese sentido estamos nosotros también, nosotros creemos que la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria, aunque es una ciudad compleja porque tiene distintos centros, antes se jugaba con Vegueta-Triana, pero también El Corte Inglés, el Puerto...ahora hay otro centro que es la zona del Auditorio, esta ciudad tiene su complejidad. Pero al margen de eso, no renunciamos, y creo que ahí están las declaraciones del concejal de Urbanismo que van en el mismo sentido, que al final el centro urbano tiene que ser un centro donde el peatón y la calidad de vida prime antes que la utilización del coche privado, eso es evidente. Si nosotros logramos, como en otras ciudades europeas como Pontevedra que ha sido recientemente premiada o ciudades del norte de Europa, que los niños salgan tranquilos a la calle lograremos una ciudad más amable y una ciudad donde haya calidad de vida, si nosotros expulsamos diariamente al niño de la calle vamos a una ciudad insostenible, y más cuando estamos hablando de que en una ciudad como esta hay 700 coches por cada mil habitantes cuando en una ciudad como Madrid o Palma, que es muy parecida a esta, estamos hablando de 400 y pico coches. Tenemos prácticamente 300 coches más que la media española, convivir con eso, seguir poniendo infraestructuras, aparcamientos, estar todo el rato gestionando para el coche privado hace incuestionablemente que la ciudad termine rendida en pie del coche privado y nosotros creemos que la ciudad tiene que rendirse ante la calidad de vida, ante el peatón y ante los niños, no ante el coche privado. Si no nos sacamos de la cabeza que no podemos gestionar todo para el coche privado, evidentemente hay que compatibilizar modos, pero si tenemos en cabeza que la ciudad tenemos que gestionarla para que el coche privado esté cómodo, nunca saldremos de una ciudad con 700 coches por cada mil habitantes o de una ciudad congestionada porque llamamos a más coches. Si nosotros creamos una espiral donde lo que favorecemos es el transporte público, los transportes alternativos y el peatón, entonces el coche privado se va retrotrayendo.

P: ¿Idean construir más aparcamientos intermodales como el de El Rincón?

R: Sí, en cabeza estamos trabajando para ver la opción y en ese sentido el parquin de Sanapú, que se inaugurará en breve y estará cerca del Acuario, en cierta parte puede ser una parte intermodal, pero claro para que los párquines intermodales tengan éxito necesitamos que el transporte público y el alternativo como las bicicletas tengan capacidad e influencia, porque si no el parquin intermodal se queda en un deseo. Entonces en ese sentido evidentemente hay que trabajar en esa línea. También una cuestión importante es el calmado del tráfico, una ciudad que apueste de verdad por las zonas 30 y la movilidad sostenible tiene que tener en cuenta el coche en esas zonas 30 no tiene la prioridad, se acaba en esas zonas 30 el discurso de que el peatón tiene que ir por el paso de peatones, no, en las zonas 30 el peatón es el que tiene prioridad, evidentemente cruzando con sentido común. Vamos a seguir creciendo en zonas 30.

P: ¿Apoya la ciudadanía las medidas de movilidad que realiza el Ayuntamiento? ¿Es necesario realizar acciones de concienciación para ello?

R: Cada vez la gente está mas concienciada pero faltan medias de concienciación y medidas de trabajo con la ciudadanía. En ese sentido hemos hecho una campaña de vídeos que vamos a difundir a través de los medios de comunicación y estamos trabajando con institutos y centros escolares para promocionar las guaguas y la bicicleta, y hemos presupuestado para el año que viene una campaña potente en esta línea de 45.000 o 50.000 euros en el presupuesto que van para este asunto de la concienciación, porque yo creo que es clave. Además está claro que no sólo la disuasión es importante pero es verdad que en determinadas cuestiones como la velocidad, sobre todo, hay cierta justificación social de que uno en los coches puede ir saltándose los límites de velocidad, en una autopista generas inseguridad cuando te saltas los límites de velocidad pero en una ciudad estás generando poca calidad de vida. En ese sentido hemos implementado medidas para algunos barrios en los que incluso se estaban haciendo carreras nocturnas, por ejemplo en Jinámar y El Batán, hemos hecho seis lomos de asno en Jinámar a petición de la asociación de vecinos por el tema de las carreras y hemos hecho lomos en El Batán por la misma causa, esto no se puede permitir. Si no hay una presión social, que se gana con concienciación y trabajo con la gente, de que la velocidad no puede ser bien vista sino que tiene que ser mal vista, no vamos a avanzar. No es posible que tengamos tantas peticiones por parte de padres de que en el entorno de los colegios ven a sus hijos en peligro y lo que nos piden sean vallas, ¡no podemos vallar la ciudad para que los niños estén en la calle! Lo que tenemos que hacer es que si la gente cumpliera con las normas de circulación seguramente no habría tantos problemas.

P: ¿Cómo se solucionan los atascos en Las Palmas de Gran Canaria?

R: Lo políticamente correcto es decir que hacen falta más infraestructuras. Evidentemente mejorar, y yo creo que en esa línea ha trabajado el Consistorio en los últimos meses con policía cuando en septiembre empezamos a tener los problemas que tuvimos, mejorar la coordinación y todo lo que es el asunto de tráfico es positivo. Pero desde luego si lo único que hacemos es pensar que más infraestructuras y más carriles van a arreglar el problema, creo que estamos errando el tiro. Más infraestructura y carriles se van a llenar muy rápidamente, si no variamos el modelo y si poco a poco no logramos que un sector de la población cada vez más importante abandone el coche y empiece a moverse en transporte público y coche compartido, nunca va a haber solución total. Es muy complicado, se genera una nueva infraestructura que se colapsa, ¿por qué se colapsa?, porque en la Isla, porque esto es una cuestión que excede de Las Palmas de Gran Canaria, con este modelo es muy complicado que se solucionen los problemas de la cuestión del tráfico.

P: Tras la anulación del nombramiento de la directora de Seguridad, el PP ya ha dicho que el próximo cargo que llevarán ante los tribunales será el suyo, ¿usted qué opina de esto?

R: Lo que es importante desde el punto de vista de la política es tener un poco de coherencia, es alucinante que el señor Cardona en concreto se ponga a dar lecciones respecto a este asunto cuando él eligió a dedo a altos cargos de su anterior gobierno e incluso algunos familiares cercanos. Y ahora resulta que el problema es que el concurso que nos llevó a nosotros a ser directores generales no se priorizó a un funcionario. Realmente me parece absolutamente incoherente por parte del señor Cardona que de esto haga una batalla política. Y por otro lado, como reflexión personal, a veces me da la impresión de que algunos creen que la política está reservada para los funcionarios y que el resto de los seres humanos que viven en este país no tenemos derecho a estar en cargos políticos. El 80% de los diputados en este país son funcionarios, a veces tengo la impresión que quieren expulsar a los que no son funcionarios de cualquier cargo político

P: ¿Cuántos concejales del Ayuntamiento van en transporte público a su trabajo?

R: El estudio no lo he hecho, lo que sí te puedo hablar por la parte que me toca, tanto el concejal [José Eduardo Ramírez] como el director general no tienen coche propio y no utilizan coche para ir al trabajo. En este caso el concejal de Movilidad hace muchos de sus movimientos ordinarios en guagua y en taxi y el que les habla casi siempre en guagua y en bicicleta pública, es lo que te puedo decir. Por la parte nuestra de la Concejalía de Movilidad somos bastantes coherentes.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha