eldiario.es

Menú

CC sería la gran perdedora en una Cámara regional sin circunscripciones insulares

CC bajaría de 18 a 12 diputados y Ciudadanos y Unidos entrarían con 4 y 2 escaños si se computara el voto total del Archipiélago y no por islas

El PSOE también perdería escaños (13), el PP quedaría igual (12) y subirían Podemos (10) y Nueva Canarias (7) sin entrar la Agrupación Socialista Gomera

Con los topes insular y regional al 15 y el 3% y no al 30 y el 6% actuales también entrarían Ciudadanos (2) y Unidos (1) a costa de CC, PP y NC

- PUBLICIDAD -
Clavijo (CC) ve posible reeditar el pacto con el PSOE en Canarias

Clavijo (CC) ve posible reeditar el pacto con el PSOE en Canarias

El debate vuelve a estar encima de la mesa y hasta le ha dado vidilla el todavía presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero: la ley electoral canaria no responde al deseo que los ciudadanos manifiestan en las urnas, por la distribución desigual de los 60 escaños según la población, primando la circunscripción insular al cómputo regional de votos, y la triple paridad entre islas capitalinas y menores, entre ambas islas mayores y entre las provincias.

En los últimos años se han planteado varias fórmulas alternativas que corrijan ese desfase por el cual un diputado cuesta 17 veces más en Gran Canaria o Tenerife que en El Hierro, sin que haya fructificado un acuerdo definitivo. Y una de las claves estaría en los datos que el reparto estricto de escaños arroja según la cantidad de votos a nivel regional, a partir de un 3% regional sin circunscripciones insulares: Coalición Canaria, en el poder desde su creación en 1993 y tras la ley electoral de 1996, sería la gran perjudicada, al bajar de 18 a 12 escaños.

Así, una única circunscripción regional -el extremo opuesto a la realidad electoral actual- con los resultados del domingo pasado al Parlamento de Canarias daría la victoria al PSOE en el reparto de escaños, con 13 diputados (ha conseguido 15), seguido del PP y de CC, ambos con 12 diputados (el PP obtuvo también 12, pero CC sumó 18), y de Podemos con 10 escaños en vez de los 7 actuales. Nueva Canarias también subiría de sus 5 a 7 si el reparto fuera a nivel regional, con la entrada de Ciudadanos, con 4 escaños, y de Unidos, la coalición liderada por Ignacio González y José Miguel Bravo de Laguna, con otros dos diputados.

Quien se quedaría fuera, lógicamente, sería la Agrupación Socialista Gomera de Casimiro Curbelo, que al haber arrasado en La Gomera con un 42,17% y 5.089 votos, se ha llevado 3 e los 4 escaños de su circunscripción insular, al superar la barrera del 30% por isla. En el lado opuesto de esta realidad están los 53.981 votos conseguidos por Ciudadanos en toda las Islas, que por no alcanzar el 6% regional de barrera actual, se quedó fuera del reparto.

Un Parlamento puramente regional, sin el contrapeso de los territorios, provocaría que los habituales pactos de gobierno en torno a CC, con el PP o el PSOE, fueran imposibles por no alcanzar los 31 diputados de la mayoría absoluta, y sería necesario al menos un tripartito con un tercer grupo en el Ejecutivo que siempre ha liderado CC desde la moción de censura de Manuel Hermoso a Jerónimo Saavedra en 1993.

Rebaja de topes actuales

El panorama no sería tan radical si los escaños se siguieran distribuyendo de la misma forma, es decir, 15 para Gran Canaria y Tenerife, 8 para La Palma y Lanzarote, 7 para Fuerteventura, 4 en La Gomera y 3 en El Hierro, pero con menos exigencias para entrar en el reparto. En los últimos meses se ha planteado una rebaja al 3% regional y al 15% insular, en vez del 6 y el 30 actuales, y de este modo seguiría liderando el Parlamento con 17 diputados, uno menos.

La suma total por islas daría que detrás de los 17 de CC quedaría el PSOE con 15 escaños, el PP perdería uno, al pasar a 11, Podemos mantendría sus 7, Nueva Canarias bajaría de 5 a 4 y la ASG de Casimiro Curbelo tendría también 3 escaños. Ciudadanos obtendría 2 diputados y Unidos también entraría con un diputado, al obtener más del 3% regional.

Las variaciones serían mínimas, cediendo PP y Nueva Canarias cada uno un diputado en la isla de Gran Canaria (de 4 a 3 bajarían) que obtendrían Ciudadanos y Unidos. El segundo de los escaños de Ciudadanos lo conseguiría en Tenerife, en detrimento de Coalición Canaria.

A esta variante de una ley electoral con el 3% regional y el 15% insular como barrera, si se le añadiera a los 60 escaños actuales una lista única autonómica de 10 diputados, como se ha planteado, daría 3 diputados más al PSOE, 2 a PP, CC y Podemos y uno a Nueva Canarias, por lo que la suma de ambos dejaría el Parlamento de 70 diputados así: CC 19, PSOE 18, PP 13, Podemos 9, NC 5, ASG 3, Ciudadanos 2 y Unidos 1.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha