eldiario.es

Menú

Bravo de Laguna exige a Nueva Canarias y PSOE la misma firmeza con Brito que en su día tuvieron contra Juan Domínguez

El político de Unidos por Gran Canaria le pide a Antonio Morales que, si se confirma la expulsión de Podemos del vicepresidente segundo, le cese como consejero

- PUBLICIDAD -
José Miguel Bravo de Laguna y José Francisco Pérez López, consejeros de Unidos por Gran Canaria

José Miguel Bravo de Laguna y José Francisco Pérez López, consejeros de Unidos por Gran Canaria Alejandro Ramos

José Miguel Bravo de Laguna, consejero en el Cabildo de Gran Canaria de Unidos por Gran Canaria (UxGC), ha exigido este viernes a Nueva Canarias y PSOE la misma firmeza con Juan Manuel Brito, vicepresidente segundo del Cabildo de Gran Canaria recientemente expulsado de Podemos, que la que estas dos formaciones tuvieron cuando él fue presidente del Cabildo por el Partido Popular contra el apoyo del tránsfuga Juan Domínguez.

Bravo de Laguna ha recordado que los dos partidos que hoy gobiernan en un tripartito junto a Podemos "fueron  especialmente duros en el pasado mandato en relación con Juan Domínguez".

El expresidente del Cabildo ha defendido que Domínguez "no fue un tránsfuga" y ha mencionado que existen sentencias que lo avalan, a pesar de que  se presentara por una plancha electoral (CC-PNC-CCN), rompiera la disciplina de esta y se gobernara sólo como CCN y más tarde el CCN lo expulsara del partido para acabar en el PP.

"Fue calificado de tránsfuga y otras muchas cosas y lo que pedimos a Nueva Canarias y al Partido Socialista es que sean coherentes con lo que dijeron, defendieron y lo que está reflejado en múltiples intervenciones. Por tanto, si una persona es expulsada de su formación política, tiene la consideración jurídica de no adscrito y la consideración vulgar de tránsfuga, tienen que ser consecuentes con esto. No queremos entrar en un debate jurídico porque creo que no es un tema estrictamente jurídico, es un tema fundamentalmente político", subrayó.

Así mismo, Bravo de Laguna ha aludido a la información publicada este mismo jueves por Canarias Ahora en la que se explicaba que desde el 2015 la nueva Ley de Cabildos recoge que un consejero que sea expulsado de su grupo pierde buena parte de sus derechos, entre ellos su dedicación exclusiva o parcial.

"Existe además la Ley de Cabildos que trata de reforzar el criterio de que los no adscritos no pueden tener responsabilidades de gobierno ni pueden recibir retribuciones ni pueden por tanto favorecerse, en la condición de tránsfuga o no adscritos, de determinadas ventajas", señaló el consejero de la oposición.

A pesar de que Bravo de Laguna hizo hincapié en que prefiere "no entrar en los temas internos de cada formación política" ya que "todos los partidos políticos han pasado siempre por crisis internas", sí que le advirtió a Podemos y a Brito que tienen que ser congruentes con su discurso de regeneración de la política. "A lardean de que iban a transparentar mucho más la vida política española y la vida política canaria, serán consecuentes con sus actos, lo que no vale es la ley del embudo: lo ancho para mí y lo estrecho para los demás", expresó.

Por ello ha exigido a Brito que, en el momento que sea expulsado definitivamente de Podemos, renuncie a su acta. " En puridad cuando se es expulsado de una formación política por la que te presentas, porque supongo que Juan Manuel Brito los votos que obtuvo fueron a la sigla, a Podemos como proyecto político, si eres expulsado lo lógico es que devuelvas el acta. Eso es lo que decían los de Podemos que había que hacer para dignificar la vida política, otra cosa es cuando les toca a ellos y a lo mejor no lo hacen. Lo primero devolver el acta a Podemos para que pase el siguiente de la lista".

Bravo de Laguna también ha reclamado al presidente Antonio Morales que  cese como vicepresidente segundo y consejero del grupo de gobierno a Brito si se confirma su expulsión definitiva de la formación morada.

Por último, el consejero ha diferenciado su caso de cuando gobernó el Cabildo de Gran Canaria tras dejar el Partido Popular del caso de Brito. "Yo lo que dije es que a ocho semanas de las elecciones, si el partido al que representaba no me nombraba candidato, yo tenía el derecho constitucional a presentarme a las siguientes elecciones. Mi posición ya fue juzgada por los votantes. En cualquier caso es distinto que tú a 20 días o tres meses de las elecciones seas expulsado al tema de que tú al inicio del mandato o mitad del mandato te expulsen de tu formación. Yo no fui expulsado", remarcó. Aparte, apuntó que por entonces la nueva Ley de Cabildos no estaba vigente.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha