eldiario.es

Menú

A la secretaria judicial de Telde la denuncia contra las radios le sonó a venganza

''UN CHICO DEL JUZGADO'' DIRIGIÓ LA COMISIÓN JUDICIAL EN DOS DE LOS PRECINTOS

A la secretaria judicial de Instrucción 6 de Telde le pareció "extraño" que se ordenara una entrada y registro por una denuncia de un particular.

- PUBLICIDAD -

"Marian, mírate la diligencia porque me suena raro". La frase es de la secretaria del Juzgado de Instrucción 6 de Telde, Beatriz Muñoz Garea, y "Marian" es la titular de ese juzgado, María de los Ángeles Zabala, imputada por un delito de prevaricación judicial por el precinto de tres emisoras de radio en Telde. A la secretaria judicial le pareció "raro" lo ocurrido en la entrada y registro que ella practicó, en compañía de la Guardia Civil, el 11 de julio de 2010 en Canal Telde, la emisora de propiedad municipal que, junto a Radio Cibelio y PCL Radio sufrió ese día el precinto de sus mecanismos de emisión.

María de los Ángeles Zabala, juez decana de Telde.

María de los Ángeles Zabala, juez decana de Telde.

La secretaria judicial sólo estuvo presente en la comisión judicial que actuó en Canal Telde, en las otras emisoras actuaron como fedatarios públicos otros funcionarios del juzgado. "Un chico del juzgado", según declaró el cabo Efrén, jefe del operativo de la Guardia Civil, ante el TSJC la semana pasada.

A la secretaria judicial le llamó la atención el caso de las tres emisoras de radio antes incluso de acudir a ellas a precintarlas. Le pareció "extraño" que por la denuncia de un particular, sin apenas averiguaciones por parte de la Guardia Civil, se montara todo aquel operativo de tres equipos de agentes, con funcionarios judiciales, actuando simultáneamente en otras tantas emisoras de radio. "Sonaba a venganza", declaró Beatriz Muñoz al magistrado Fernando de Lorenzo, instructor de la querella del Ayuntamiento contra la juez Zabala.

Las sospechas de la secretaria se acrecentaron tras la entrada y registro que ella presenció en Canal Telde. De ahí que, al llegar al juzgado, indicara por dos veces a la magistrada que se leyera la diligencia, el acta que levantó en el lugar de los hechos después de haber presenciado cómo un perito judicial procedía al precinto de los cables por los que la emisora emitía y cómo la Guardia Civil se llevaba detenidas a varias personas.

Cuando la magistrada finalmente se leyó las diligencias, dictó un auto de rectificación ordenando a la Guardia Civil que levantara los precintos 48 horas después de haber ordenado ponerlos.

La juez tuvo especial empeño en que su secretaria judicial fuera quien encabezara la comisión que se presentó en la emisora pública Canal Telde, al frente de cuyo operativo policial estaba el agente de la Guardia Civil de apellido Alemán, el que se mostró más activo en toda la tramitación de la denuncia presentada un mes antes por un joven que se considera vinculado al partido político AFV-Ciuca.

La secretaria llegó a comentar con el guardia Alemán la extrañeza que le producía aquel despliegue, aquella entrada y registro que se producía después de una somera investigación, consistente en "una vigilancia de la Guardia Civil de una duración de una o dos horas, viendo subir y bajar gente", según declaró Beatriz Muñoz ante la Sala de lo Civil y Penal del TSJC. El agente no le respondió.

Pese a no constar su número de identificación policial como agente autorizado a actuar en la entrada y registro autorizado por la juez Zabala, el guardia Alemán desempeña un papel determinante en el operativo. Es él quien contacta previamente con los peritos que debían acompañar a la comisión judicial, es él quien solicita a la magistrada la entrada y registro, es él el que decide que se produzcan detenciones y es él el que decide que se corte la emisión de Canal Telde, donde se persona. Sin embargo, declara no conocer de nada al denunciante, Aridane Alemán.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha