eldiario.es

Menú

El TSJC rebaja al exministro Soria las costas de su querella contra Victoria Rosell y la archiva definitivamente

En un auto del que es ponente el presidente, Antonio Doreste, sostiene que Soria solo actuó con temeridad cuando mantuvo la acusación tras comprobarse en la instrucción que no hubo delitos

- PUBLICIDAD -
José Manuel Soria, acompañado de su abogado Nicolás González-Cuéllar a la salida de la Ciudad de la Justicia

José Manuel Soria, acompañado de su abogado Nicolás González-Cuéllar a la salida de la Ciudad de la Justicia Alejandro Ramos

El Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) ha confirmado el sobreseimiento libre de la causa abierta por la Sala de lo Civil y Penal a la magistrada Victoria Rosell con motivo de la querella que contra ella interpuso en abril de 2016 el exministro de Industria José Manuel Soria. En un auto de quince folios fechado el pasado 25 de julio y notificado este viernes a las partes, el TSJC avala por completo el auto de sobreseimiento libre dictado por la magistrada instructora, Margarita Varona, salvo en los aspectos relacionadas con la condena en costas al querellante, que pasan de ser de un tercio a un cuarto de las que se hayan generado en el proceso.

La magistrada Margarita Varona había impuesto a José Manuel Soria el pago de un tercio de las costas después de que Victoria Rosell las reclamara por considerar que el exministro había actuado con temeridad y mala fe al promover una querella política contra ella que fue admitida a trámite por el Tribunal Supremo (entonces la magistrada era aforada por ser diputada nacional de Podemos por la provincia de Las Pamas) basándose en un informe elaborado por el juez Salvador Alba fruto de una conspiración urdida por él para perjudicarla. Alba se encuentra por eso incurso en estos momentos en un proceso penal ante la misma Sala en el que se le atribuye la presunta comisión de seis delitos.

Sin embargo, la instructora, Margarita Varona, solo admitió que Soria actuara con temeridad (no con mala fe) por lo que cifró la condena solamente en un tercio de las costas ocasionadas a la jueza Rosell. El abogado del exministro, Eligio Hernández, recurrió el archivo y la condena en costas ante la Sala de lo Civil y Penal, que ha decretado ahora la confirmación del archivo definitivo de la querella y ha rebajado a un cuarto las costas a las que habrá de hacer frente José Manuel Soria.

El argumento que ha expuesto el TSJC para fundamentar su decisión de rebaja de costas es que la acusación popular promovida por José Manuel Soria solo empezó a actuar con temeridad a partir del momento en el que durante la instrucción de su querella quedó manifiestamente probada la inconsistencia de las acusaciones formuladas por él en su querella y no en el momento de interponerla ni de personarse en la causa. Es lo que en el auto se denomina “temeridad sobrevenida”.

Para Antonio Doreste, presidente del TSJC y ponente de este auto, ni siquiera la inacción mostrada por el abogado de José Manuel Soria durante el proceso puede ser considerada motivo de actuación temeraria. Eligio Hernández, efectivamente, ni siquiera compareció en la instrucción para asistir a las declaraciones de la querellada ni de varios de los testigos que depusieron durante ese proceso.

Doreste tampoco concede ninguna trascendencia para apreciar temeridad al hecho de que Eligio Hernández incluyera en su querella varios pasajes de corta y pega extraídos íntegramente del informe reservado que Salvador Alba había remitido al Supremo para contribuir a que la querella de José Manuel Soria fuera admitida a trámite a pesar de la negativa del Ministerio Fiscal. “Se podría haber obtenido de muchas fuentes al no estar la causa declarada secreta”, dice el ponente.

José Manuel Soria se querelló contra Victoria Rosell en diciembre de 2015 por injurias y calumnias proferidas a su entender durante la campaña electoral de las generales. Luego amplió su querella a cohecho, prevaricación y retardo malicioso aprovechando las gestiones que en el juzgado de Rosell efectuaba su sustituto, Salvador Alba, nombrado para ese fin precisamente por el presidente del TSJC, Antonio Doreste, pese a que ya tenía cubierto su cupo de sustituciones del año 2015.

Si la primera querella de Soria fue interpuesta por su abogado habitual, Nicolás González-Cuéllar Serrano, su ampliación ante el Supremo a los delitos ahora sobreseídos fue firmada por el que fuera fiscal general del Estado con Felipe González, Eligio Hernández Gutiérrez. Casualmente, el abogado que defiende a Salvador Alba por su conspiración en contra de Victoria Rosell también es Nicolás González-Cuéllar.

Con el sobreseimiento definitivo de esta querella de Soria, todas las denuncias y quejas formuladas contra Victoria Rosell, tanto en la jurisdicción penal como ante el Promotor de la Acción Disciplinaria del Consejo General del Poder Judicial, han quedado archivadas sin ningún tipo de reproche a la actuación de la magistrada.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha