eldiario.es

Menú

Aspas negras en la boca, la protesta en contra de la censura en la televisión regional

“Queremos trabajar, no manipular” reclaman los trabajadores de todos los departamentos y delegaciones de Radio Televisión Castilla-La Mancha.

Los trabajadores reclaman un mejor ambiente laboral para poder prestar servicio público de calidad a los ciudadanos.

- PUBLICIDAD -
Viernes negro en Castilla-La Mancha Televisión

Una nueva concentración de una importante parte de los trabajadores de Radio Televisión Castilla-La Mancha marcó una nueva jornada de Viernes a Negro en la sede de Toledo. Muchos acudieron exclusivamente para apoyar la jornada de protesta, que ha sido mayoritaria en todas las delegaciones y departamentos del ente: cámaras, documentalistas, informáticos, entre otros, apoyan la iniciativa de denuncia de las condiciones laborales a las que se ven sometidos.

En esta ocasión, los trabajadores posaron con un aspa negra en la boca, para mostrar que se ven sometidos a silencio y censura mientras trabajan. El grito que acompañó la concentración “queremos trabajar, no manipular”. Cristina Corcuera, representante sindical de Comisiones Obreras ha señalado que el apoyo de los trabajadores es muy emocionante, pero que las jornadas de protesta se ven marcadas por los vetos desde la dirección.

De este modo, Corcuera señala que es imposible ver la imagen de un trabajador vestido de negro frente a las cámaras y que, incluso, las presentadoras han salido vestidas de blanco en la última edición del ‘Viernes a Negro’. “Tratan de evitar que nuestra protesta salga en antena”, ha señalado la trabajadora que afirma que la dirección no ha reaccionado ante las denuncias de los trabajadores del ente, que ya cumplen su quinta jornada vestidos de negro en las dependencias del ente.  

Junto a esto, Corcuera ha señalado que ha habido incidentes muy molestos para los trabajadores, que han catapultado que el comité de empresa pida que se abra un expediente a la directora de informativos de la cadena, Victoria Vigón. Se trata de vetos directos a trabajadores, a los que Vigón exige sacar de antena. “No lo quiero, prefiero que se quede en su casa y no quiere verlo”, son las palabras con las que se habría expresado la directora de informativos.

Debido a este tipo de situaciones, los trabajadores han organizado una recogida de firmas con la que rechazan la actitud, una novedad dentro de las oficinas de RTVCM. “Estoy orgullosa de que mis compañeros se atrevan a poner su nombre y su firma en contra de nuestra desagradable situación laboral”, afirma Cristina Corcuera. Junto a esto, los trabajadores denuncian, nuevamente, la llamada “plantilla paralela”, que aseguran, es también parte de los abusos de poder de la dirección de la cadena.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha