eldiario.es

Menú

Cámara Bufa: nuevo espacio que sopla a favor de la cultura en Toledo

La programación comienza con una exposición de la Asociación Fotográfica de Toledo.

Se trata de un un espacio subterráneo de unos 70 metros de longitud construido en el año 2006 para evitar humedades.

- PUBLICIDAD -
Cámara Bufa / Fotos cedidas por el Consorcio de Toledo

Cámara Bufa / Fotos cedidas por el Consorcio de Toledo

El pasado día 29 de mayo el Consorcio de Toledo  inauguró la Cámara Bufa iniciando su programación con una exposición de la AFT (Asociación Fotográfica de Toledo), un nuevo espacio multidisciplinar para todos los públicos. Su agenda ha arrancado con fuerza y cuenta con diversas actividades expositivas, talleres y encuentros culturales ya programados hasta diciembre de 2015. Entre los participantes en sus actividades encontramos por orden cronológico a nivel expositivo: Moversinmover, Pérez 78, Daniel López Vázquez, José Antonio Rosado Artalejo y María Alba.

La cámara bufa es un término que procede del verbo bufar (soplar). Un espacio subterráneo de unos 70 metros de longitud construido en el año 2006 para evitar humedades. Situado en paralelo a la fachada del Convento de la Inmaculada Concepción, espacio que sufría, desde la época medieval, un despojo de escombros en sus paredes. Por ello, el Consorcio ha prestado especial atención al subsuelo donde se encuentran la iglesia y las capillas funerarias de gran valor histórico y artístico, evitando daños producidos por la humedad y filtraciones, preservando así el patrimonio de dicha parte de la Plaza de las Concepcionistas.

El convento de la Concepción Francisca es fundado en el siglo XV por doña Beatriz de Silva y se ubica al norte del casco histórico de Toledo, colindando desde el lado oeste con el Museo de Santa Cruz. Limitado por la muralla de la ciudad, permite llegar al puente de Alcántara. El visitante accede a la cámara bufa desde la escalera pegada a los ábsides del convento, por un acceso habilitado recientemente.

Al adentrarse, es notable que se trata de un espacio que gana en altura a medida que se avanza hacia su interior, alcanzado en su punto más alto casi los 6 metros. El lateral izquierdo está adaptado para la exposición de obra fotográfica y otros soportes, contrastando con las diversas fábricas medievales  del muro del convento.

Un nuevo contexto que no solamente se compromete a cuidar el patrimonio de la ciudad, a su vez, nos invita a concentrarnos en un camino cultural contemporáneo,expectante de innovadoras expresiones y encuentros multiculturales. La entrada es libre y se encuentra abierto los viernes y sábados de 19.30 horas a 22.30 horas y domingos de 10.30 a 13.30 horas.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha