eldiario.es

Menú

El Gobierno regional otorga una difusa “protección” a los patios toledanos

Se declaran 158 patios como Bien de Interés Patrimonial con categoría de “bien inmaterial” para proteger un “estilo de vida” y la “subcultura toledana del patio”.

La extraña figura no implica mayor protección de los inmuebles, ni los propietarios tendrán ventajas adicionales, pero se les podrá requerir autorización previa de Cultura para cualquier intervención.

- PUBLICIDAD -
Ejemplo de patio toledano / Foto: Europa Press

Foto: Europa Press

El Diario Oficial de Castilla-La Mancha ha publicado la Resolución de la Consejería de Educación y Cultura de la Junta por la que se aprueba la declaración de 158 patios del Casco histórico de Toledo como Bien de Interés Patrimonial con categoría de “bien inmaterial”.

Se cumple así el compromiso adquirido el pasado año por la propia presidenta de la Junta, María Dolores de Cospedal, con la Asociación de Amigos de los Patios de Toledo que viene organizando desde hace quince años un concurso entre ellos y la visita pública durante la semana del Corpus.

En la justificación de la declaración se habla de la existencia de una “subcultura toledana del patio como un microcosmos, un espacio cultural que sirve de lugar de encuentro vecinal, que fomenta un modo de vida colectivo al establecer vínculos sociales estrechos y solidarios”. Y se añade que esa “subcultura de patio se ha venido transmitiendo de generación en generación con los consiguientes cambios sociales de cada época. De este modo, se contrapone la individualidad del momento actual con la buena vecindad, cooperación y solidaridad entre vecinos, con independencia de su edad, condición social, profesión o creencias”.

La figura escogida por lo tanto no supone una mayor protección de los inmuebles o de sus elementos patrimoniales respecto de la ya existente en el Plan de Ordenación Municipal del Ayuntamiento de Toledo, que incorpora en su Ordenanza número 1 el Plan Especial del Casco Histórico. Tampoco implica ventajas adicionales para los propietarios, tales como exenciones fiscales, pero sí que puede someter los patios al régimen de autorización previa recogido en la legislación de patrimonio cultural, condicionando cualquier intervención al visto bueno de la Consejería de Cultura, como se prevé en el artículo 27.1 de la Ley 4/2013 de Patrimonio de Castilla-La Mancha.

Por lo que en vez de proteger, los dueños de estos patios verán más limitadas sus acciones al pasar a considerarse estos un Bien de Interés Patrimonial con las consecuencias que ello acarrea sin que consigan ninguna ventaja.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha