eldiario.es

Menú

La Guardia Civil investiga el caso de las yeguas abandonadas denunciado por Equo en Albacete

La formación verde reclamó que los animales no obtenían los cuidados necesarios, sin alimentación adecuada y con agua en estado de "putrefacción"

El presunto responsable del maltrato a la yeguada es un vecino de Petrer y está siendo investigado por presunto delito a la protección de animales domésticos

- PUBLICIDAD -
La Guardia Civil investiga al responsable de una explotación equina de Caudete (Albacete) por maltrato animal

Efectivos del Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil de Almansa, con la colaboración de personal de la Oficina Comarcal Agraria (OCA) de esa misma localidad, han investigado al responsable de una yeguada ubicada en el término municipal de Caudete, como presunto autor de un delito relativo a la protección de animales domésticos.

El investigado responde a las iniciales M.M.C., tiene 61 años y es vecino de la localidad alicantina de Petrer. La Guardia Civil ha señalado que tuvo conocimiento del caso "a través de diferentes medios", en los que se señalaban los "evidentes" síntomas de desnutrición de los animales en la localidad albaceteña. El SEPRONA programó una inspección a la explotación, donde se encontraron 57 animales adultos, 7 potros de más de un año y otros quince animales más jóvenes.

Los efectivos observaron que la cantidad de alimentos existentes en las instalaciones era insuficiente para el número de animales. En el reconocimiento inicial se comprobó el deterioro físico de dos potros y la evidente falta de peso de otras dos yeguas, así como otros animales con falta de desarrollo para su edad y especie. Las diligencias instruidas por el SEPRONA han sido entregadas en el Juzgado de Instrucción número uno de Almansa.

Denuncia de Equo

El partido Equo presentó una denuncia formal por maltrato animal y deficiencias administrativas ante el Servicio de Agricultura y Ganadería de Albacete ante la "grave" situación en la que se encontraban los animales. La formación apuntaba los síntomas de desnutrición de los caballos, y aseguraban que el agua disponible se encontraba en "estado de putrefacción" y afirmaban que los animales se pasaban varios días sin comer ni beber.

"Los animales no obtienen los cuidados necesarios. Según establece la ley, los animales deben recibir una alimentación sana, que sea adecuada a su edad y especie, en suficiente cantidad, con el fin de mantener su buen estado de salud y de satisfacer sus necesidades de nutrición", explicaban. Ante esto, solicitaron "celeridad y eficiencia" de la administración pública. 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha