eldiario.es

Menú

Más de 1.800 empresas y 36.000 empleos industriales menos en Castilla-La Mancha

CCOO presenta un informe sobre el “devastador” impacto de la crisis en el tejido económico de la Comunidad Autónoma.

Pide a partidos políticos y empresas un Plan Estratégico Industrial para la región, ya que mientras este sector se hunde, "Cospedal sigue tocando la lira”.

- PUBLICIDAD -
(Ampliación) La facturación de la industria se desploma un 3,4% en enero y los pedidos caen un 0,5%

Foto: Europa Press

Como el “el tsunami de la crisis” ha calificado hoy CCOO la situación en la que se encuentra la economía de Castilla-La Mancha, mediante la presentación de un detallado informe con datos “devastadores” sobre el impacto de la misma en el tejido industrial de la región. Con esos datos en la mano, ha emplazado a fuerzas políticas y al empresariado de la Comunidad Autónoma a consensuar un Plan Estratégico Industrial “para impulsar la reactivación económica y salir antes y mejor de la crisis”.

El informe se basa en los datos estadísticos oficiales sobre la evolución del PIB, el mercado de trabajo, el empleo, el tejido empresarial, los costes laborales y salariales y la estructura productiva de la región, con especial atención al panorama industrial. También incorpora las propuestas del sindicato para la reactivación de la industria, “clave para construir un modelo productivo sólido y sostenible”

Han detallado el informe el secretario general del sindicato, José Luis Gil; el responsable de Política Institucional, Juan José González, y el secretario regional de CCOO-Industria, Ángel León. Gil ha recalcado que Castilla-La Mancha necesita un Plan de actuación para dinamizar la industria: “con nuestras propuestas o con otras; no tenemos ningún inconveniente en renunciar al 'copyright', ni perseguimos un protagonismo estéril; lo fundamental es el diálogo y el acuerdo de los agentes sociales y el Gobierno, sea cual sea”.

Por su parte, Ángel León ha recordado que en esta legislatura, y a diferencia del Gobierno de España y de los de la práctica totalidad de las demás comunidades autónomas, Castilla-La Mancha no ha tenido Consejería de Industria, ni ha puesto en marcha ningún Plan Industrial, “ni ha atendido las insistentes reclamaciones de CCOO para elaborarlo”.

En cuanto a los datos, los más destacados aportados por el sindicato se refieren al cierre de un total de 1.834 empresas industriales y a la destrucción de 36.100 puestos de trabajo en el sector. “Y mientras la industria se hunde, Cospedal sigue tocando la lira”, ha añadido Gil.

Frente a esta postura del Gobierno regional, CCOO quiere que los partidos que concurren a las próximas elecciones autonómicas incluyan propuestas para la reactivación de la industria en los debates electorales. “O se aborda con seriedad la cuestión industrial en los programas de los partidos, o seguiremos en el furgón de cola”, recalca Juan José González.

Por ello, el sindicato ha remitido hoy mismo su documento de análisis y propuestas a los partidos políticos y también a la patronal regional, con la que “seguro que compartimos elementos clave, aunque ellos jamás se los reclaman al Gobierno”, según Gil.

Frentes y líneas de actuación

En base a los datos de la actual situación, CCOO plantea siete “frentes de actuación”: el tejido empresarial, la financiación, la I+D+i, la internacionalización, las infraestructuras y la energía, la cualificación y las políticas de empleo, y el marco del diálogo social.

Sobre el tejido empresarial, considera imprescindible fomentar el aumento de tamaño de  las empresas incentivando las fusiones. Además, CCOO plantea entre otras propuestas establecer sistemas de colaboración con entidades aseguradoras y de garantía recíproca para la concesión de avales; establecer convenios de colaboración con entidades financieras para facilitar financiación a las pymes en condiciones accesibles; y recuperar y redimensionar el papel de la banca pública.

En el informe se exige igualmente una adecuada política de suelo industrial, puesto que “la construcción indiscriminada de polígonos se ha demostrado que es un fracaso”, por su baja calidad y mala planificación.

Por otra parte, para CCOO, el coste de la energía es, probablemente, el mayor déficit competitivo de las empresas españolas, porque resulta un 35% más elevado que la media de la OCDE. Propone así dotar al suministro eléctrico de la consideración de ‘servicio público esencial’, y desarrollar nuevas fuentes de energía y reactivar las instalaciones de energías renovables de la región, "devastadas en estos últimos años".

La cualificación y las políticas de empleo industrial son otro de los frentes sobre los que CCOO plantea diversas líneas de actuación, porque “mejorar la formación del capital humano es esencial”. Añade a ello otras cuestiones como reorganizar la oferta de FP y potenciar la relación de la Universidad y las empresas. 

 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha