eldiario.es

Menú

El exconsejero de Cospedal, José Ignacio Echániz, se queda sin ministerio

El médico cuenta con una amplia trayectoria en política: fue consejero de Sanidad de Cospedal y también de Ruiz-Gallardón y es secretario de Sanidad del PP

No es la primera vez que su nombre suena alrededor del Consejo de Ministros, ya que ya se barajó tras la dimisión de Ana Mato

- PUBLICIDAD -
Cospedal y Echániz

José Ignacio Echániz, exconsejero de Sanidad y Asuntos Sociales de Castilla-La Mancha a lo largo de la legislatura de María Dolores de Cospedal y de la Comunidad de Madrid bajo el mando de Alberto Ruiz-Gallardón, no ha sido finalmente elegido para formar parte del nuevo Gobierno de Mariano Rajoy. María Dolores de Cospedal sí entra en el gabinete como ministra de Defensa. El nombre de Echániz sonaba en las apuestas, debido a su larga trayectoria en puestos importantes en Sanidad, así como por su posición como secretario nacional de Sanidad y Asuntos Sociales del PP, cargo que ocupa desde el 2012.

No es la primera vez que Echániz se acerca a un cargo del Gobierno de España. Él mismo ha reconocido que sonaba "fuerte" en las quinielas tras la crisis del ébola que le costó el cargo a la entonces ministra de Sanidad, Ana Mato. Pero el vallisoletano de nacimiento ha sido fuertemente criticado por la sociedad castellano-manchega, debido a los fuertes recortes que se llevaron a cabo en Sanidad a lo largo de la legislatura de María Dolores de Cospedal.

"Dejo la sanidad castellano-manchega salvada" fue uno de los balances que hizo el 'popular' en los últimos días de la legislatura. Al hacerse con la cartera, el equipo de Echániz aseguró que había la friolera de 600.000 facturas sin pagar, lo que implicaba 5.000 millones de euros de deuda. Y en esta deuda, en la "herencia recibida" fue en lo que se apoyó el PP para los recortes, que llegaron a los miles de millones de euros y superaron los 2.000 despidos de profesionales en una legislatura. Así lo aseguraba Comisiones Obreras en septiembre de 2015, cuando también criticaba que los despidos en cargos directivos apenas superaban el medio centenar.

Echániz fue duramente criticado por todos los representantes de la sociedad civil entre sindicatos, plataformas y colectivos de denuncia. La Plataforma en Defensa de la Dependencia en Castilla-La Mancha pidió en numerosas ocasiones la dimisión del 'popular', por "mentir" en su balance del colectivo y acusaba al consejero de haber retirado prestaciones a niños con un alto grado de dependencia.A lo largo de la legislatura, los colectivos denunciaron pasillos de urgencias rebosantes de pacientes, como en el caso de Toledo, o el mal estado de las infraestructuras sanitarias. Las caídas de techos en hospitales como Puertollano o Guadalajara acentuaron las criticas hacia la cartera de Echániz.

La misma Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública pidió su dimisión después de que el entonces consejero asegurase que el nuevo sistema de copago de medicamentos había provocado un efecto "feliz" para la sanidad pública.El médico también fue protagonista de una polémica, al asegurar que había sido la sanidad gratuita la que había fomentado el "efecto llamada" de inmigrantes a España. "Mucha gente ha cogido una patera porque sabía que en España tenía la asistencia sanitaria garantizada", afirmaba.

Las derivaciones a la sanidad privada también fueron fruto de polémica a lo largo de la gestión de Echániz. Uno de los mayores escándalos fue la denuncia de decenas de padres, que aseguraban que sus hijos fueron víctimas de negligencia médica en la clínica madrileña privada 'La Milagrosa'. Mientras el PSOE pedía que se parasen dichas derivaciones, el entonces consejero de Sanidad se limitó a enzalzar el centro donde se había "operado el rey" y anunciar una investigación, sin resultados conocidos, al respecto.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha