eldiario.es

Menú

Un proyecto busca promocionar la provincia de Cuenca a través del séptimo arte

Robert Yarehanm y Jaume Palau la han elegido para promocionar la difusión turística de ciudades españolas a través de películas de proyección internacional

Se trata de aprovechar las imágenes que han dejado estas películas como carta de presentación de la provincia en combinación con otras actuales

- PUBLICIDAD -
Imagen del rodaje, en el castillo de Belmonte, de la película 'El Cid', del año 1961

Imagen del rodaje, en el castillo de Belmonte, de la película 'El Cid', del año 1961

Justo ahora, en un momento de recuperación en el que, a falta de industria, las distintas administraciones públicas apuestan por el turismo como motor de generación de empleo y riqueza en la provincia de Cuenca, llega desde Valencia la propuesta de un experto en cine, el británico Robert Yarehanm, autor del libro ‘Movies made in Spain’, que aboga por aprovechar que Cuenca ha sido, y puede seguir siendo, escenario de un buen número de películas de repercusión internacional para que sus principales localizaciones, entre las que destacan el castillo de Belmonte, la Ciudad Encantada, el monasterio de Uclés, Los Callejones de Las Majadas y el Casco Antiguo de la capital, sirvan de reclamo turístico y hagan crecer el número de visitantes extranjeros.

Películas, algunas muy antiguas como ‘El Cid’ (1961), de Anthony Mann, ‘El Valle de Gwangi’ (1969), de Jim O`Connolly, ‘Los cuatro mosqueteros’ (1974), de Richard Lester, ‘Conan el bárbaro’ (1981), de John Milius o ‘Los señores del acero’ (1985), de Paul Verhoeven, pero también otras más recientes como ‘007: el mundo nunca es suficiente’ (1999), de Michael Apted, o ‘El puente de San Luis Rey’ (2004), de Mary McGuckian, cuentan con escenas rodadas en parajes como los citados y, a su vez, con el gancho de actores del calibre de  Charlton Heston, Sophia Loren, Richard Chamberlain, Robert de Niro, Pierce Brosman o Arnold Schwarzenegger.

Y a ello hay que añadir filmes españoles de  proyección internacional, empezando por esa ‘Calle Mayor’ (1956), de Juan Antonio Bardem, protagonizada por la estadounidense Betsy Blair,  siguiendo por ‘Peppermint Frappé (1967) de Carlos Saura, que en 1968 obtuvo el Oso de Plata al mejor director en Berlín, y terminando con las más recientes ‘Alatriste’ (2006), de Agustín Díaz Yanes, ‘Volver’ (2006), de Pedro Almodóvar o ‘Un día perfecto’ (2015), de Fernando León de Aranoa.

Se trata, según, Yarehanm, de aprovechar las imágenes que han dejado estas películas como carta de presentación de la provincia en combinación con otras actuales de carácter más promocional. Con ello se buscaría atraer a un turismo de alto nivel tanto cultural como adquisitivo, e incluso podría servir para interesar a nuevos productores sobre las posibilidades de la provincia como escenario de rodaje.

“España entera, donde se han rodado más de 720 películas de habla inglesa, es un país perfecto para el turismo de cine, algo que no se ha explotado lo suficiente. Y Cuenca es la primera ciudad por la que apostamos porque entendemos que, pese a contar con sitios preciosos, no es tan conocida fuera como sí lo son Madrid, Barcelona o Sevilla, lo que le permite recibir más visitantes sin poner en peligro su patrimonio. Está claro que no es la primera en la lista de nadie, sino que solo la visitan quienes ya conocen bien España, y se trata de que el cine pueda servir de enganche”, cuenta Yarehanm.

La mejor publicidad

El otro impulsor del proyecto, Jaume Palau, autor de una guía de viajes a través de las películas del agente 007 y de otra sobre las localizaciones de la serie ‘Juego de tronos’, defiende el arte cinematográfico como “una invitación al viaje” que refleja en lugares y monumentos “una luz fascinante y cautivadora por la que entran ganas de ir y descubrirlos”, por lo que tiene claro que la publicidad que una película puede hacer de una ciudad es muy superior a la de cualquier anuncio y puede prolongarse, además, durante años en el tiempo. Se trata, eso sí, de aprovecharlo.

Con el fin de que haya tanto administraciones públicas como empresas privadas que se animen a tirar del séptimo arte para promocionar Cuenca, Yarehanm y Palau anuncian un encuentro abierto a todos los interesados, en especial representantes de las administraciones, profesionales hosteleros o agencias de viajes, que tendrá lugar en el Parador Nacional de Turismo el 4 de febrero de 2017. “Lo que queremos es que venga gente que pueda contribuir a poner en marcha el proyecto, que esté involucrada en el turismo, en la hostelería”, señala el primero.

Entre otras ideas, barajan la posibilidad de rodar un documental que combine imágenes de películas rodadas en Cuenca con la actualidad de esos espacios, al ser posible dando voz a vecinos que en su día ejercieron de figurantes. “Podría ser una manera de vender Cuenca a los medios internacionales”, cuenta.

Y a todo ello se le pueden sumar actividades como rutas, visitas guiadas, monumentos, paneles informativos con fotogramas en lugares públicos, reconstrucciones de escenas, exposiciones o merchandising. Yahreman insiste en que, ni a él ni a Palau, les interesa que su proyecto salga adelante como “negocio,” sino que se limitan a “prestar nuestros conocimientos para que Cuenca pueda aprovechar mejor este recurso”. 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha