eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

"Truman" se lo lleva casi todo en los Premios Gaudí

El filme de Cesc Gay es reconocida con los premios a mejor filme en lengua no catalana, dirección, guion, actor protagonista y secundario y actriz secundaria

El Rey de la Habana partía como favorita de los galardones de la Academia del Cine Catalán con doce nominaciones, pero solo se llevó cuatro estatuillas

- PUBLICIDAD -
"Truman" y "El Rey de la Habana", triunfadoras de los VIII Premios Gaudí

Cesc Gay recoge el premio Gaudí a la mejor dirección. EFE

Truman se abre el camino hacia los Goya. La película de Cesc Gay ha sido la gran triunfadora de la VIII gala de los Premios Gaudí del cine catalán, que se celebró el domingo en el auditorio del Fórum de Barcelona, a pesar de no partir como favorita.

El filme se ha llevado seis estatuillas, entre ellas la de mejor filme en lengua no catalana, mejor dirección (Cesc Gay), mejor guion (Cesc Gay), mejor actor protagonista (Ricardo Darín) y secundario (Javier Cámara) y mejor actriz secundaria (Dolores Fonzi).

El éxito que Truman ha cosechado entre los académicos catalanes comienza a confirmar los presagios que ya sitúan a este filme entre los favoritos en los premios Goya, que se fallarán la próxima semana.

Todas las quinielas hacían pensar que El Rey de La Habana sería el título más repetido de la noche. Era la película que partía con más nominaciones, hasta doce. Recibió cuatro premios, todos ellos técnicos: montaje, música original, fotografía y vestuario.

El mismo número de Gaudí ha recibido "Anacleto: Agente secreto", y del mismo modo también premios técnicos: dirección de producción, dirección artístico, sonido y efectos especiales digitales.

El Gaudí a la mejor película ha sido para El camí més llarg per tornar a casa, dirigida por Sergi Pérez, el único galardón que ha cosechado en la gala de los premios de la Academia del Cine Catalán, un resultado similar al que se produjo hace un año con Rastros de sándalo.

El filme de Sergi Pérez, escrito por el propio cineasta, así como por Eric Navarro y Roger Padilla y producido por Niu d'Indi con la producción asociada de No hay banda (Martín Samper), contaba con cinco nominaciones.

Pérez ha hecho extensivos los agradecimientos "al equipo que ha trabajado en unas condiciones muy precarias, a las 150 personas que participaron con micromecenazgo, al actor Borja Espinosa, y a mi hermana, que es la fuente de inspiración de esta película, así como a los 40 festivales que nos han seleccionado y premiado en todo el mundo".

Con un decorado inspirado en El Gran Gatsby, la gala, considerada por la mayoría como aburrida, lenta y con una presentadora, Rossy de Palma, a momentos histriónica, ha tenido el momento gracioso cuando un micrófono no cerrado le ha jugado una mala pasada y se le ha oído "estoy jodidilla", frase que después ha sido repetida como un mantra en las redes sociales.

"Sin cultura no hay país"

El momento más emotivo se ha producido con la ausencia de la veterana Rosa María Sardà, distinguida esta noche con el Gaudí de Honor y que ha recogido su hijo Pol Mainat Sardà.

El más reivindicativo ha llegado de la mano de la cantante Silvia Pérez Cruz, que ha cantado un tema compuesto para una futura película sobre los desahucios y la falta de pan, tema seguido con atención y emoción por la alcaldesa Ada Colau.

Aunque breve, también ha sido combativa la intervención de la presidenta de la Academia del Cine Catalán, Isona Passola, que, dirigiéndose al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, y al conseller de Cultura, Santi Vila, ha pedido un mayor peso de la cultura en los próximos presupuestos catalanes: "Sin cultura no hay país, y sin cine, no hay cultura", ha sentenciado.

La gran derrotada de la velada ha sido Barcelona, nit d'hivern, de Dani de la Orden, que partía con 7 nominaciones y ha concluido la noche con su casillero vacío de premios.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha