eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

CC.OO y UGT aceptan vincular los salarios al PIB, con subidas inferiores al 2% hasta 2016

Las centrales plantean una subida del 1,5% para este año si el PIB sube más de un 2% y del 1% si crece por debajo de esa cifra

Tildan de "propaganda" las propuestas de CEOE al Gobierno para descausalizar los contratos a tiempo parcial

- PUBLICIDAD -
(Ampl.) CC.OO. y UGT aceptan vincular los salarios al PIB, con subidas inferiores al 2% hasta 2016

CC.OO. y UGT están dispuestos a vincular la evolución de los salarios al PIB, como piden CEOE y Cepyme, y a aceptar aumentos inferiores al 2% hasta 2016, para conseguir cerrar con acuerdo el pacto de negociación colectiva 2015-2017.

En concreto, según han explicado este lunes en el marco de unas jornadas sobre negociación colectiva organizada por Arinsa los secretarios de Acción Sindical de ambos sindicatos, Ramón Górriz (CC.OO.) y Toni Ferrer (UGT), las centrales plantean a la patronal que la subida salarial sea del 1,5% para este año si el PIB a precios constantes sube más de un 2%. En caso de que lo haga por debajo de esa cifra, aceptarían un 1% de incremento.

Para 2016, contando con que la economía española evolucione mejor que durante este año, los sindicatos proponen subidas salariales de hasta el 2%. Para ambos ejercicios, reclaman cláusulas de garantía salarial, a la espera de que las últimas medidas del BCE den sus frutos y el IPC vuelva a rondar el 2% a finales de 2016. "No podemos jugar a la ruleta con el sueldo de los trabajadores. Tiene que haber cláusula de salvaguarda", ha defendido Ferrer.

Para 2017, los sindicatos dejan el porcentaje de subida salarial abierto, con una fórmula que tenga en cuenta cómo se comportó el PIB en 2016 y las previsiones oficiales para 2017. Con estos parámetros en mente, dejarían para los tres primeros meses de 2017 la negociación salarial para ese ejercicio.

"Los sindicatos seguimos pensando que las negociaciones son cosa de dos", ha señalado Ferrer, para añadir: "No hemos tenido problema en asumir como referencia salarial el PIB". Los sindicatos plantearon inicialmente que en los próximos años los salarios se indexaran al IPC y la evolución de la productividad para que los trabajadores recuperaran poder adquisitivo.

Ferrer ha recordado que esta vinculación al PIB ya está presente en el II AENC 2012-2014 y ha apuntado que, sin embargo, siguiendo esta referencia, las subidas salariales resultantes tampoco satisfacen a la patronal.

Según aquel acuerdo, si el incremento del PIB a precios constantes en 2013 era superior al 1% e inferior al 2%, el aumento salarial no excedería el 1%, y si la economía crecía al 2% o más, no superaría el 1,5%. "Sólo hay que cambiar las fechas", ha dicho.

Si no hay acuerdo, habrá negociación 'de guerrilla'

Ferrer y Górriz han señalado que por el momento no hay acuerdo con las organizaciones empresariales ni en la cuestión salarial ni en la 'ultraactividad' de los convenios, ya que los sindicatos quieren establecer un principio vinculante según el cual un convenio suceda a otro.

"Tanto en el tema salarial como en la ultraactividad la situación es de estancamiento. La CEOE pretende en 2015 que el incremento salarial sea inferior al de 2014. No es posible en un periodo recesivo asumir una política salarial superior a la que se pretende en una recuperación económica. Con esa óptica es imposible el acuerdo", ha advertido Ferrer.

El 'número dos' de UGT ha señalado que "no se ponen fechas" y que seguirán negociando esta semana y ha dejado claro que el acuerdo tiene que contemplar mejoras salariales porque, de lo contrario, no lo firmarán.

En este sentido, el secretario de Acción Sindical de CC.OO., Ramón Górriz, ha alertado de que, en caso de que el acuerdo no sea posible, "se iniciará una guerra de guerrillas en la negociación colectiva que sería imposible de atajar. "Algunos ya estamos cansados de hacer de bomberos. Quien incendie, que corra con el incendio", ha sentenciado.

Críticas al empresariado

Uno de los aspectos en los que las partes ya habrían alcanzado un acuerdo es en la pretensión de los sindicatos de "realzar" los convenios colectivos sectoriales.

Según ha explicado Górriz, se están llevando a cabo prácticas "con grandes dosis de ilegalidad" a la sombra de los convenios de empresa, especialmente en "empresitas" en las que no hay presencia sindical.

El secretario de Acción Sindical de CC.OO. ha asegurado que la mayor parte de las inaplicaciones de convenios se producen en estos ámbitos, sobre todo, para llevar a cabo reducciones salariales y, en ocasiones, "tres días después de la firma del convenio". "La reforma laboral está alimentando estas triquiñuelas", ha dicho.

Contra las recomendaciones de CEOE al Gobierno

Por otro lado, Ferrer y Górriz se han referido al informe de la CEOE con recomendaciones al Gobierno de cara al Plan Nacional de Reformas de 2015, en el que la patronal apuesta por descausalizar el contrato temporal y apostar de forma decidida por el trabajo a tiempo parcial.

En su contra, los sindicatos se oponen a un contrato temporal sin causa y sólo contemplan los contratos a tiempo parcial como alternativa a las horas extraordinarios.

Por ello, Górriz ha dicho que la CEOE insiste "en más de lo mismo" y que habría que discernir "cuánto hay de realismo y cuánto de propaganda" en sus propuestas. Por su parte, Ferrer se ha preguntado si CEOE tiene más la cabeza en el interés colectivo o en que el Gobierno le dé "regalos".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha