eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Berlín y París escenifican la reconciliación de austeridad y crecimiento

- PUBLICIDAD -

Los gobiernos de Francia y Alemania escenificaron hoy su reconciliación, tras dos semanas de distanciamiento del eje rector de Europa, con una modulación más armónica de sus respectivas apuestas por el crecimiento y la austeridad.

Los encargados de acercar posiciones públicamente fueron los ministros de Finanzas de los dos países que, en un encuentro en Berlín con motivo del 25 aniversario del Consejo Económico y Financiero Franco-Alemán, subrayaron su buena sintonía y la necesidad de profundizar su cooperación para combatir la crisis.

El titular de Finanzas alemán, Wolfgang Schäuble, subrayó en una rueda de prensa conjunta que el actual debate entre austeridad y crecimiento, como si fueran estrategias opuestas e incompatibles, es "puro malentendido".

El objetivo del Gobierno de la canciller Angela Merkel, explicó, es lograr un "crecimiento sostenible", algo para lo cual es "requisito" previo la consolidación fiscal.

No obstante, indicó que los tratados europeos dan "margen de maniobra" a los gobiernos para "reaccionar" ante "situaciones macroeconómicas" adversas, dando a entender que se puede rebajar el ritmo de los ajustes para que estos no lastren el crecimiento.

Por su parte, el ministro de Finanzas francés, Pierre Moscovici, destacó que la decisión de la Comisión Europea (CE) de dar dos años más a París para consolidar sus cuentas busca encontrar un "ritmo" de reducción del déficit "compatible" con el crecimiento.

Sin embargo, quiso recalcar que el gobierno francés sigue totalmente comprometido con la lucha contra el endeudamiento y aseguró que la política presupuestaria es "necesaria" y que "Francia mantiene sus objetivos de reducción del déficit".

A su juicio, según indicó en un conferencia en la Universidad Libre de Berlín, la decisión de la CE sobre Francia ha marcado un cambio de ciclo en la eurozona, y si hasta ahora se ponía el acento en los ajustes, en el futuro "la urgencia del crecimiento va a ser tenida mucho más en cuenta".

Schäuble matizó a este respecto que no se trata de "un cambio de opinión sobre el déficit", sino de una recomendación de Bruselas a la luz de la "situación macroeconómica" actual, con Francia y el conjunto de la eurozona en recesión.

Además, descartó que la flexibilización de los plazos pueda ser un "incentivo" para retrasar la implementación de dolorosas reformas estructurales y ajustes presupuestarios en los países en crisis.

En la declaración conjunta que posteriormente remitieron a los medios subrayaron su acuerdo "en que la estabilidad, la competitividad y el crecimiento" tienen por igual un "significado decisivo" para el futuro de la Unión Europea (UE).

Los dos ministros subrayaron en la comparecencia su disposición a acelerar la puesta en marcha de la unión bancaria. Schäuble abogó por un "rápido avance" en su implementación -aunque mantiene sus reticencias sobre los cambios en los tratados- y Moscovici aseguró que habrá "avances sustanciales" para la cumbre europea de junio.

La escenificación de Schäuble y Moscovici trató de cerrar la crisis abierta entre ambos países hace dos semanas -en el fondo, un conflicto latente desde la llegada de François Hollande a la Presidencia de Francia hace un año-, con la difusión de un documento de trabajo del Partido Socialista (PS) francés muy crítico con Merkel

El texto tachaba a Merkel de "canciller de la austeridad" y abogaba por reorientar la política europea y por el fin de los ajustes impuestos por la líder alemana, que sólo piensa en los ahorradores alemanes, la balanza comercial de su país y "su futuro electoral".

Por parte germana, fue el Partido Liberal Alemán (FDP), socio minoritario de la coalición, quien azuzó la polémica, primero a través de un informe del Ministerio de Economía que calificaba a Francia de "hombre enfermo" de Europa y luego mediante las declaraciones de su candidato a la cancillería en las próximas elecciones.

Rainer Brüderle, actualmente jefe del grupo parlamentario liberal, aseguró en una entrevista de marcado carácter electoral que Francia "ya no es ejemplo" para su país y que el Psrtido Socialista la ha hundido tanto económicamente "que Francia ya no está al nivel de Alemania".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha