eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Blanchard (FMI) aboga por que la deuda de los países no supere el 40% del PIB en el futuro

Propone transferencias entre países europeos en que cada uno aporte el 1% del PIB

- PUBLICIDAD -
Blanchard (FMI) aboga por que la deuda de los países no supere el 40% del PIB en el futuro

El economista jefe del Fondo Monetario Internacional (FMI), Olivier Blanchard, ha abogado por que la deuda de los países no supere en el futuro el 40% del PIB como endeudamiento óptimo, ya que se ha visto que con un 60% --como tenía España-- "se llega al 100% muy rápido" y ello desemboca en quiebras como la de Irlanda.

En la conferencia 'Repensando la política macroeconómica: una visión desde las trincheras' en un acto del Cercle Financer de la Societat Econòmica Barcelonesa d'Amics del País y la Asociación de Becarios de La Caixa, ha reconocido que reducir el endeudamiento de los países experimentado en esta crisis "será un proceso largo", pero al que se debe aspirar para situarlo en el futuro en el 40%.

Blanchard, que no ha aceptado preguntas de la prensa, ha destacado su presencia en La Caixa como académico y no como representante del FMI, por lo que sus palabras han sido "opiniones personales que en ningún caso cambian la postura del FMI" sobre los temas surgidos en el acto.

Ha alertado de que el nivel de endeudamiento actual es muy peligroso y es necesaria la consolidación fiscal, pero lo ideal sería aplicar políticas fiscales anticíclicas para evitar un mayor hundimiento de la economía.

Blanchard ha extraído varias enseñanzas de esta crisis, como que la inflación no puede ser el único objetivo de la política monetaria porque puede perjudicar a la economía, que los mercados financieros no responden todos por igual, y que los mercados pueden tener un mal comportamiento y conducir a un colapso.

Por ello, ha abogado por aplicar herramientas de prudencia para que los actores se comporten correctamente, y ha considerado que "reglas macroprudenciales" de este tipo aún no ha sido asumidas por la Unión Europea.

SISTEMA DE SOLIDARIDAD EUROPEA

Ha apuntado que el euro resta margen de maniobra a los países miembro ante problemas, pero que se podría ganar flexibilidad con transferencias entre países, aportando por ejemplo un 1% de su PIB cada uno, lo que es "cuestión de voluntad política".

Ha atribuido la crisis del euro a la crisis de la deuda, y ha augurado que si se consigue un instrumento que estabilice el endeudamiento y convenza a los mercados, finalizará la desconfianza y las turbulencias en los mercados asociadas, y a la vez que se resuelve el problema de la financiación pública, también se animará la demanda privada.

ESPAÑA

Sobre España, ha ejemplificado que en 2006, el Gobierno alardeaba de un superávit del 0,8%, pero luego las cuentas españolas se desplomaron porque estaban vinculadas a la burbuja inmobiliaria, por lo que su situación financiera no era tan buena como los gobernantes españoles explicaban.

Respecto a la reforma del mercado laboral, ha opinado que "va en la dirección adecuada" aportando flexibilidad, aunque puede tener efectos negativos a corto plazo y no se verán efectos positivos antes de tres años, pero es necesaria para el largo plazo ante los elevados niveles de desempleo actuales.

Preguntado por el papel del FMI en la economía internacional, ha defendido sus decisiones pese a las críticas, y ha puesto el ejemplo de que "en los hospitales muere mucha gente y eso no significa que hagan mal su trabajo".

El acto ha contado con la asistencia de la Infanta Cristina y del conseller de Economía y Conocimiento, Andreu Mas-Colell, además de los máximos dirigentes de La Caixa y empresarios catalanes.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha