eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El Gobernador de Puerto Rico viajará a España para potenciar el intercambio económico

- PUBLICIDAD -
El Gobernador de Puerto Rico viajará a España para potenciar el intercambio económico

El Gobernador de Puerto Rico viajará a España para potenciar el intercambio económico

El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, viajará a España en los próximos meses para potenciar las relaciones económicas entre ambos países y reforzar a una comitiva del estado caribeño.

En una entrevista con Efe, Roselló anunció hoy que una delegación del Departamento de Desarrollo Económico del Estado Libre Asociado de Puerto Rico viajará a España en febrero, visita que apoyará con un viaje en esas fechas y otra posterior, a mediados de 2018.

"Entendemos que Puerto Rico es un espacio apto para hacer negocios y que hay mucha sinergia entre España y la isla, una posibilidad que quiero explorar", subrayó Rosselló, cuando se va a cumplir un año al frente del Ejecutivo de este territorio caribeño que tiene estatus de Estado Libre Asociado a Estados Unidos.

El peculiar estatus político de Puerto Rico convierte a la isla caribeña en un territorio no incorporado a Estados Unidos con cierto grado de autogobierno gracias a su propia Constitución y Legislativo, aunque áreas claves como fronteras, relaciones diplomáticas, moneda o defensa se la reserva Washington.

"Estamos trabajando una serie de iniciativas, una a nivel federal que nos ayudaría con España, como es la doble tributación, esfuerzo que ayudaría a que las compañías de ese país puedan estar en Puerto Rico y viceversa de manera mucho más efectiva", sostuvo el gobernador y presidente del Partido Nuevo Progresista (PNP), formación que aboga por la incorporación plena a EEUU.

El objetivo, en el que distintas administraciones puertorriqueñas han trabajado años, busca que entre la isla caribeña y España deje de tener vigencia la doble tributación de la que sí está exenta EE.UU.

Rosselló quiere que Puerto Rico sea incluido en el tratado vigente entre Estados Unidos y España que evita la doble imposición, que antes suponía un obstáculo para el comercio entre los dos países, eliminado hace casi tres décadas.

El jefe del Ejecutivo, hijo del también gobernador Pedro Rosselló González (1993-2001), indicó que tratará de mejorar la relación con España en otras áreas.

A pesar de que el paso del huracán María ha centrado toda su atención en la recuperación de un territorio que quedó devastado, aseguró que, a través de la distancia, ha seguido del ámbito informativo español el proceso catalán en el marco de los acontecimientos que marcan el escenario geopolítico mundial.

Sobre una posible similitud entre el deseo de una parte de la población de Puerto Rico, que tiene su reflejo político en el PNP que lidera, de cambiar el estatus político de la isla y lo que ocurre en Cataluña, indicó que son situaciones diferentes.

"La gran diferencia que veo es que Cataluña no es una colonia de España, sino parte integral de ese país, mientras que Puerto Rico es una colonia -de EEUU- que está subrogada a unos poderes de los cuales no participa", resaltó.

Dijo que, por ello, Puerto Rico tiene la opción de "convertirse en parte de Estados Unidos, separarse o continuar esta triste historia colonial de la que ya hemos visto los resultados".

En cuanto a la relación de la isla con Estados Unidos, indicó que la ve positiva en términos genéricos, pero que recientemente, con motivo de la aprobación por parte del Congreso en Washington de la reforma fiscal de Donald Trump, se ha comprobado que carecer de voto en las cámaras legislativas de EEUU ha sido muy perjudicial.

"Al no tener representación -con derecho a voto-, voto por el presidente y participación no tenemos los mismos recursos y no tenemos los mismos resultados", subrayó Rosselló.

La reforma abanderada por Trump tiene como objetivo que la actividad manufacturera retorne al país norteamericano para que crezca la economía, pero no tiene en cuenta el caso de Puerto Rico, considerado como territorio foráneo fiscalmente.

La reforma fiscal mantiene a Puerto Rico como un territorio extranjero a nivel tributario, lo que significa que las empresas manufactureras encontrarán más caro operar en la isla caribeña y es previsible su salida.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha