eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Le Pen y la ultraderecha europea piden el fin de las negociaciones del TTIP

- PUBLICIDAD -
Le Pen y la ultraderecha europea piden el fin de las negociaciones del TTIP

Le Pen y la ultraderecha europea piden el fin de las negociaciones del TTIP

La líder del francés Frente Nacional (FN), Marine Le Pen, pidió hoy junto a otros líderes ultraderechistas europeos que se ponga fin a las negociaciones para sellar un tratado transatlántico de libre comercio e inversiones (TTIP) entre Estados Unidos y la Unión Europea (UE).

"Estoy aquí para denunciar firmemente todas las maniobras que han tenido lugar y que siguen teniendo lugar en torno al TTIP. Pido que se paren definitivamente las negociaciones, lo pido desde el inicio de las mismas, y lo mantengo pase lo que pase", afirmó en una rueda de prensa la líder del grupo parlamentario derechista de Europa de las Naciones y las Libertades (ENL).

"Es un problema de democracia primaria el que planteamos con este rechazo primario del TTIP", dijo Le Pen, quien aseguró defender "la soberanía del pueblo" frente a las imposiciones a las que, en su opinión, se ha sometido la UE por parte de Estados Unidos y las multinacionales.

"Las multinacionales no pueden doblegar un estado e ir contra la soberanía nacional por sus intereses comerciales", dijo, a la vez que apuntó al caso de Canadá, donde afirmó que hay en marcha varios procesos en los que grandes compañías han llevado al Estado a los tribunales por introducir cambios legislativos que perjudican sus intereses y demandan por ello indemnizaciones millonarias.

"Encuentro esta situación escandalosa, insoportable, y no quiero que se desplace a mi territorio", declaró.

Le Pen consideró que la adopción del TTIP "resultará en una catástrofe", y apuntó en concreto al impacto que tendría sobre el sector agrícola, que dijo que ya sufre la "competencia desleal", y sobre la "soberanía alimenticia" de los europeos, a los que se les impondría "la mala comida americana".

Aseveró que el TTIP obligaría a los europeos a aceptar cuestiones que rechazan, como "el gas de esquisto producido con 'fracking', los transgénicos, el pollo lavado con cloro, la carne hormonada... para alinearnos con Estados Unidos".

El eurodiputado austríaco Harald Vilimsky, del Partido de la Libertad de Austria, afirmó que el TTIP bajaría la calidad de los productos que llegan a la mesa de sus compatriotas y recordó que el líder de su organización, Norbert Hofer, ha dicho que no firmará el tratado.

Indicó que si Hofer, que resultó vencedor en la primera vuelta de las elecciones celebradas el pasado 24 de abril, logra imponerse en la segunda vuelta, someterá la cuestión a referéndum para "no sufrir un cataclismo".

El alemán Marcus Pretzell, de Alternativa para Alemania, afirmó que el TTIP va en contra de los intereses de la clase media, que se ve "amenazada por el TTIP porque grandes grupos comerciales podrán actuar contra los gobiernos, que pueden recibir multas enormes".

Cargó igualmente contra la ratificación del CETA, el tratado de comercio e inversiones entre la UE y Canadá, que consideró "el hermano pequeño del TTIP, pero igualmente peligroso".

Por su parte, la británica Janice Atkinson, diputada independiente tras abandonar el eurófobo UKIP, avisó de que si se firma el tratado comercial, todos los países de la Unión estarán obligados a respetarlo, incluso si abandonan el club comunitario, por lo que pidió que los británicos voten a favor del "brexit" en el referéndum que se celebra al respecto el 23 de junio.

Matteo Salvini, vicepresidente del ENL y eurodiputado de la italiana Liga Norte, mostró su deseo de que los presentes en la mesa formen una "santa alianza de los pueblos europeos" contra el "genocidio de los pueblos que viven en esta tierra" con tratados como el TTIP, y cargó contra la "invasión islámica" que aseguró que vive la UE.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha