eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Los "tories" británicos profundizan los recortes con un impulso a la vivienda

- PUBLICIDAD -

El Gobierno conservador del Reino Unido anunció hoy otra tanda de recortes entre 2015 y 2020, sobre todo del sistema de bienestar social, y ofreció una gran inyección de capital al sector de la construcción, a fin de atajar la crisis de vivienda que sufre el país.

El ministro de Economía, George Osborne, detalló sus planes para esta legislatura al exponer en la Cámara de los Comunes su programa de Revisión del Gasto, que este año hizo coincidir con la llamada Declaración de Otoño, cuando adelanta las prioridades para su próximo presupuesto, que presentará en marzo.

Durante los próximos cinco años, el Ejecutivo de David Cameron, elegido por mayoría absoluta el pasado 7 de mayo, planea profundizar los recortes que comenzó en 2010 durante su mandato en coalición con los liberaldemócratas, con la meta de eliminar el déficit estatal y alcanzar un superávit presupuestario de unos 10.000 millones de libras (14.200 millones de euros) en 2019-2020.

Osborne dijo hoy que todos los ministerios, exceptuando los "protegidos" de Sanidad, Educación y Defensa, deberán reducir el gasto hasta un total de 20.000 millones de libras (28.500 millones de euros), lo que se sumará a 12.000 millones de libras (17.000 millones de euros) de ahorro en bienestar social.

Pese al recorte en prestaciones, evitó eliminar, en contra de lo previsto, unas ayudas específicas a las familias trabajadoras de pocos ingresos, lo que calificó de "victoria" de la oposición laborista, que había hecho campaña en ese sentido.

Paralelamente, el ministro prometió una inyección de capital de más de 6.500 millones de libras (9.200 millones de euros) al sector de la construcción para que erija 400.000 nuevas viviendas de aquí a 2020, algunas de las cuales se ofrecerán a precios reducidos o a primeros compradores, en sustitución de los ya prácticamente inexistentes programas públicos de vivienda social.

Entre otras medidas anunciadas hoy, cederá a los ayuntamientos la potestad de subir el impuesto municipal para invertir la recaudación en atención social y destinará el impuesto sobre el valor añadido de los productos de higiene femenina -"el impuesto tampón", lo llamó- a organizaciones de ayuda a las mujeres.

Osborne aseguró también que prevé recaudar 5.000 millones de libras (7.100 millones de euros) adicionales en impuestos impagados, lo que se suma a unos 27.000 millones de libras (38.400 millones de euros) más de ingresos que habrá esta legislatura, gracias a una mayor recaudación fiscal y a una reducción en los pagos de los intereses sobre la deuda.

"Nuestra prioridad es reconstruir el Reino Unido, su economía, su defensa y su seguridad", dijo el canciller del Exchequer, quien añadió que el plan conservador a largo plazo "está funcionando", aunque habrá que "seguir tomando decisiones difíciles".

"La seguridad nacional y económica son los cimientos de todo lo que hacemos", manifestó el número dos del Ejecutivo, que recordó su misión de convertir este país en el "más próspero y seguro" de todas las grandes economías del mundo.

Durante su intervención, dio a conocer también los últimos datos macroeconómicos de la Oficina de Responsabilidad Presupuestaria -que supervisa las finanzas públicas-, que arrojan un crecimiento económico del 2,4 % este año y una aceleración hasta 2017.

Así, el Producto Interior Bruto británico aumentará en 2016 un 2,4 %, más de lo pronosticado, y un 2,5 % en 2017, para descender ligeramente hasta un 2,4 % en 2018 y un 2,3 % en el año fiscal 2019-2020.

Osborne dijo que el déficit presupuestario caerá este ejercicio, que acaba el próximo abril, hasta 73.500 millones de libras (104.700 millones de euros), y luego seguirá bajando progresivamente hasta el superávit en 2019-2020.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha