eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Seis eléctricas europeas piden un precio para el CO2 con criterios de mercado

- PUBLICIDAD -
Seis eléctricas europeas piden un precio para el CO2 con criterios de mercado

Seis eléctricas europeas piden un precio para el CO2 con criterios de mercado

Los responsables ejecutivos de seis grandes eléctricas europeas, entre ellas las españolas Iberdrola y Gas Natural Fenosa, reclamaron hoy en París el establecimiento de un precio a las emisiones de dióxido de carbono (CO2) sobre criterios de mercado y con un marco normativo estable para las inversiones.

Los presidentas de esas compañías (Iberdrola, Gas Natural Fenosa, las alemanas RWE y E.ON, la francesa Engie y la checa CEZ Group) insistieron en la importancia de que la cumbre climática (COP21) termine con un acuerdo de ámbito global de reducción de las emisiones causantes del efectos invernadero y que ofrezca una señal sobre el precio del CO2.

Un mecanismo de mercado para fijar el precio del CO2 "es una de las herramientas más eficientes en términos de costo-beneficio para mitigar el cambio climático" e incentivar "las inversiones en tecnologías bajas en carbono", señaló el presidente de Gas Natural Fenosa, Rafael Villaseca.

Para Villaseca, resulta igualmente "crucial" un marco normativo apropiado, después de haber presentado como contraejemplo lo ocurrido con el dispositivo de renovables en España, que según su análisis favoreció tecnologías "no maduras" y generó un agujero en el sistema de 30.000 millones de euros que se traduce en "un costo de la energía eléctrica muy caro que todos estamos pagando".

En una línea similar, el consejero delegado de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, consideró que es "muy importante que el carbono tenga un precio establecido sobre una base de mercado" sustentado en el principio de que "el que contamina paga".

Sánchez Galán hizo notar durante este acto, organizado por la Iniciativa Magritte de la que forman parte once compañías energéticas del Viejo Continente, que en Europa se habían "cometido algunos errores" al haberse "invertido en tecnologías que eran todavía inmaduras".

A su juicio, la ecuación que resuelve el problema pasa por "ser competitivos y al mismo tiempo eficientes en términos medioambientales".

El presidente de Gas Natural Fenosa, de nuevo refiriéndose al caso español, quitó hierro al parón de inversión en las renovables al puntualizar que lo que ha ocurrido es que "se ha ralentizado seriamente ya que las exageradas subvenciones que había hasta hace dos años se han parado porque las consecuencias económicas no eran soportables".

Además, se mostró "convencido" de que el concurso lanzado por el Gobierno para la nueva producción de renovables "será un éxito", y recordó que en España esas fuentes de producción ya representan el 40 % de la generación eléctrica, cuando el objetivo que se había fijado para 2020 era del 20 %.

"Necesariamente -añadió Villaseca- tenemos que ir más lejos, pero no sólo" atendiendo a la dimensión medioambiental, sino también a "la sostenibilidad económica y a la seguridad de suministro".

El presidente de Engie, Gérard Mestrallet, se defendió de la acusación de que las empresas se resisten a invertir en renovables por razones de rentabilidad y aseguró que "lo que queremos es que el sistema de subvenciones sea sostenible", porque dijo que en algunos países europeos -que no citó- no lo era.

"Estamos a favor de una economía baja en carbono, pero razonable", insistió Mestrallet.

El responsable ejecutivo de RWE, Peter Terium, cuya empresa sigue dependiendo de forma sustancial de plantas de carbón, mostró ciertas reticencias ante las propuestas de eliminar totalmente esa fuente energética en la producción eléctrica para 2030: "Es posible pero la cuestión es a qué precio, y sobre todo, con qué costo social".

Preguntados por el caso de Estados Unidos, Sánchez Galán explicó que en ese país -donde su grupo tiene una fuerte implantación- se ha conseguido "promocionar las renovables sin destruir el mercado", pero también en que sería conveniente que hubiera "un marco a más largo plazo".

El presidente de Iberdrola contó la apuesta de su empresa por las renovables, en las que ha invertido 30.000 millones de euros en los últimos 15 años, de forma que ahora suponen el 70 % de sus capacidades, mientras las centrales de carbón pesan "sólo un 2 %" tras el cierre de una quincena.

Los objetivos de la eléctrica española ahora pasan por dedicar otros 25.000 millones de euros de aquí a finales de la década para renovables y redes con el compromiso de disminuir en otro 50 % las emisiones de CO2 por kilovatio hora generado en el horizonte de 2030 y de ser "absolutamente neutros" en carbono para 2050.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha