eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El Estado portugués destinará 2.255 millones de euros a solución del Banif

- PUBLICIDAD -
Costa admite que resolución del Banif es muy costosa para los contribuyentes

Costa admite que resolución del Banif es muy costosa para los contribuyentes

La solución encontrada para vender el Banco Internacional de Funchal (Banif) al español Santander incluye "un apoyo público" por parte del Estado portugués valorado en 2.255 millones de euros.

Así lo precisó hoy de madrugada el banco central luso, que explicó en un comunicado que esta cantidad fue acordada tanto con el Santander como con las autoridades europeas y que pretende "cubrir contingencias futuras".

De estos 2.255 millones de euros -equivalentes a cerca del 1,4 % del PIB de Portugal-, 1.766 millones serán aportados directamente por el Estado y los restantes 489 millones llegarán desde el Fondo de Resolución.

Medios económicos lusos apuntaron que este montante está relacionado con la asunción por parte del Estado de los activos tóxicos del que es considerado como el octavo mayor banco del país.

De hecho, el propio Banco de Portugal detalló que la venta del Banif al Santander por 150 millones de euros no incluye "los activos problemáticos, que serán transferidos para un vehículo de gestión de activos".

La edición web del semanario "Expresso" reveló que el Gobierno luso tiene previsto celebrar hoy lunes un consejo de ministros extraordinario para aprobar un Presupuesto rectificativo que incluya estos 2.255 millones de euros, aunque anticipa que no afectarán a efectos de calcular el déficit público del país a cierre de 2015.

"Las imposiciones de las instituciones europeas y la imposibilidad de una venta voluntaria del Banif condujeron a que su alienación fuera decidida en el contexto de una medida de resolución", precisó el supervisor luso.

Desde el Banco de Portugal recordaron que la Comisión Europea ya había abierto un proceso de investigación sobre el apoyo estatal recibido por el Banif a principios de 2013, de 1.100 millones de euros.

"Ante la posibilidad de que este auxilio fuera declarado ilegal y que por tanto se exigiera su restitución, los accionistas y el consejo de administración del Banif iniciaron un proceso de venta", reza el comunicado.

Sin embargo, el pasado sábado, 19 de diciembre, el Ministerio de Finanzas informó al Banco de Portugal de que no se había logrado concretar la operación "en el ámbito de un proceso de venta voluntaria porque todas las propuestas presentadas por los potenciales compradores implicaban una ayuda del Estado adicional", lo que llevó a ejecutar la operación "en el contexto de una resolución".

El organismo regulador recordó que de ser declarada ilegal la inyección de fondos públicos recibida por el Banif, se hubiera creado "una gravísima insuficiencia de capital".

Además, de no haberse ejecutado la venta inmediatamente, la delicada situación de liquidez del Banif, que "sufrió una degradación muy acelerada en los últimos días", habría puesto en riesgo "la manutención del flujo normal de pagos y la satisfacción de sus responsabilidades con los clientes".

El primer ministro portugués, el socialista António Costa, se dirigió en una declaración televisada al país para explicar los detalles de esta operación, que en sus propias palabras tendrá "un coste muy elevado para los contribuyentes".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha