eldiario.es

Menú

Citroën C4 Picasso y Grand C4 Picasso, las referencias en ayudas a la conducción

Los Citroën C4 Picasso y Grand C4 Picasso no solo marcan la pauta en habitabilidad y diseño exterior, también dejan huella en el capítulo tecnológico y especialmente en todo lo relativo a la seguridad a bordo.

- PUBLICIDAD -
Citroën C4 Picasso y Grand C4 Picasso, las referencias en ayudas a la conducción.

Citroën C4 Picasso y Grand C4 Picasso, las referencias en ayudas a la conducción.

Los usuarios de hoy en día exigen de su coche que les haga la vida más fácil. Es decir, que el propio vehículo autorregule su velocidad, reconozca las señales de tráfico, busque aparcamiento y estacione él solo, alerte cuando se abandone el carril sin haber accionado el intermitente y arranque en pendiente con total facilidad.

Todos estos dispositivos de ayuda a la conducción, que redundan tanto en comodidad de manejo como en seguridad, son una realidad destacada en los C4 Picasso y Grand C4 Picasso, que equipan también luces de xenón direccionales bifunción, faros inteligentes Smartbeam (que activan y desactivan automáticamente las luces de carretera), detector de neumáticos poco inflados, cámara de visión trasera, ayuda al aparcamiento Park Assist, lector de señales de tráfico y sistema de visión 360º.

Pero hay mucho más. De serie, el vehículo incorpora el sistema Coffee Break Alert, que avisa al conductor de que es el momento de hacer una parada cuando realiza trayectos largos, y un Indicador de Atención del Conductor que emite un sonido de alerta ante un movimiento extraño del coche debido a un despiste, acompañado de un mensaje visual.

Los C4 Picasso y Grand C4 Picasso equipan luces de xenón direccionales bifunción, faros inteligentes Smartbeam y cámara de visión trasera, entre otros.

Los C4 Picasso y Grand C4 Picasso equipan luces de xenón direccionales bifunción, faros inteligentes Smartbeam y cámara de visión trasera, entre otros.

A partir de 65 km/h funciona el Aviso de Cambio Involuntario de Carril Activo, provisto de una cámara situada en la parte superior del parabrisas que lee las líneas de la carretera y advierte al conductor de que está abandonando su carril sin haber puesto previamente el intermitente, además de ser capaz de corregir la trayectoria del vehículo.

Otra tecnología de seguridad que embarcan los C4 Picasso y Grand C4 Picasso es el Active Safety Brake, un sistema de frenado de emergencia que permite evitar colisiones, es decir, avisa a quien conduce de que existe riesgo de alcance con otro coche y, en caso de que este no haga nada, frena automáticamente el vehículo. Este dispositivo actúa de forma solidaria con la Alerta de Riesgo de Colisión, que actúa a partir de 30 km/h.

El Sistema de Vigilancia del Ángulo Muerto Activo proporciona una alerta en los retrovisores cuando detecta la presencia de un objeto en ese punto ciego. Si está activado el aviso de cambio de carril y el conductor insiste en desplazarse hacia el lugar ocupado por otro vehículo, se aplica una pequeña resistencia sobre el volante para disuadirle de efectuar la maniobra.

Según versiones, hay disponible un regulador de velocidad activo con función Stop, cuya finalidad consiste en mantener la distancia con el coche precedente establecida con anterioridad, incluyendo la posibilidad de detenerse por completo, y que permite regular tanto la velocidad como la distancia entre vehículos y limitar la aceleración en las curvas.

Con todo este arsenal tecnológico, los made in Spain C4 Picasso y Grand C4 Picasso se sitúan en punta de lanza en lo que a ayudas a la conducción y seguridad se refiere, aportando así nuevos argumentos a su posición dominante y bien consolidada en el segmento monovolumen. 

- PUBLICIDAD -