eldiario.es

Menú

eldiarionorte Cantabria eldiarionorte Cantabria

García de Cortázar: "En España tenemos un localismo regionalista muy lesivo para la conciencia nacional"

El historiador y escritor dirige el Curso de Verano UC 'La idea de España a través de su historia'

- PUBLICIDAD -
García de Cortázar: "En España tenemos un localismo regionalista muy lesivo para la conciencia nacional"

El catedrático de Historia Contemporánea de la Universidad de Deusto y director de la Fundación Vocento, Fernando García de Cortázar, ha asegurado que "en España tenemos un localismo regionalista muy lesivo para la conciencia nacional", ya que "en Comunidades Autónomas sin vocación independentista se reproduce el mismo fomento obsesivo de lo local, cultivado, por supuesto, por la clase política".

Así adelantó el escritor e historiador algunas de las ideas que verterá este martes, 26 de julio, en la conferencia abierta al público titulada 'En busca de una idea de España', que pronunciará dentro de los Cursos de Verano de la Universidad de Cantabria (UC) en el Centro Cultural Doctor Velasco de Laredo, a las 20.00 horas.

García de Cortázar dirige e imparte asimismo esta semana en la villa pejina el seminario 'La idea de España a través de su Historia' junto al catedrático de Historia Contemporánea de la Universidad de Valladolid Ricardo Martín de la Guardia en el que participan 22 alumnos.

Para el veterano colaborador de los Cursos de Verano UC, "la historia es la partera de la nación, y donde no hay historia, se inventa, se mitifica", algo que "no es una cuestión únicamente de los nacionalismos, que tratan de edificar sus naciones a base de falsificar la historia".

Sobre este punto, el Premio Nacional de Historia 2008 opinó que "la clase política desprecia la historia de España", sobre todo comparándonos con "otros países como Inglaterra o Francia" donde "se ha utilizado la historia como elemento integrador de cohesión, para preservar y fomentar la conciencia nacional", mientras que en el Estado español "ha ocurrido lo contrario, con esa entrega de la educación a las Comunidades Autónomas".

El también director de la Fundación Dos de Mayo afirmó que "en España parece que la Historia la hacen los perdedores" y que la "Leyenda Negra", que considera que "ha prendido con fuerza por la propia autocrítica flagelante y masoquista que históricamente nos ha caracterizado", nos ha hecho "mucho daño".

Aseguró también que "somos el país de Europa al que más le preocupa la opinión foránea que se tiene de él", así como que "nos hemos creído las barbaridades que se han dicho de nosotros desde el extranjero", al contrario que Gran Bretaña, el país "que menos está pendiente de lo que se dice fuera de sus fronteras", añadiendo que "la conciencia nacional, el amor a la patria y a sus símbolos hay que cultivarlos en los años de formación, como se cultiva la piedad en la infancia".

PAPEL DE LA MONARQUÍA

Del papel de la Monarquía española en el desafío independentista del nacionalismo catalán, manifestó haber echado en falta "un pronunciamiento más claro", recordando que "Juan Carlos I se enfrentó a graves problemas en los momentos iniciales de la democracia, exigiendo la colaboración de todos" mientras que "Felipe VI debe comprender que su función no puede ser una vaga representación del Estado, sino la de una España real que se encuentra en peligro de descomposición institucional y fractura territorial".

Según sus palabras, "por vez primera en la historia de España asistimos a la negación de la realidad histórica de nuestra nación realizada desde el separatismo". Y es que, para él, "antes nos habíamos enfrentado en crueles guerras civiles por una idea u otra de España, pero ninguno de los bandos contendientes sostuvo que ésta no existía".

DIGNIDAD DE LOS CIUDADANOS

En cuanto a su idea de "la unidad de España", defendió que consiste en una triple afirmación: "la unidad histórica frente a la impugnación secesionista; la unidad social frente a la explotación de los humildes y la unidad de valores frente al relativismo y el vacío moral de nuestro tiempo". En este sentido, recalcó que "la nación solamente puede existir asumiendo los valores con los que se ha construido Occidente, basados en la herencia del mundo clásico, del cristianismo y de la Ilustración".

Ahondando en este punto, aseguró que "la unidad de España no es solo la territorial, sino la que se define por la dignidad de sus ciudadanos, evitando las situaciones de diversidad radical de recursos económicos", puesto que "no hay nación donde la miseria de unos se acompaña de la opulencia de otros".

Dentro de su faceta como novelista, galardonada con el Premio Alfonso X El Sabio por Tu rostro con la marea, hizo alusión a su nueva obra de ficción, 'Alguien heló tus labios', que, en el Madrid "harapiento" de 1814, quiere "evocar tres siglos de la historia de España, desde el momento en que Madrid es elegida capital hasta la invasión napoleónica y el triunfo del absolutismo fernandino", todo ello a través de "los recuerdos de dos viejos amantes".

"Los siglos XVI, XVII y XVIII", para García de Cortázar, "son mundos diferentes entre sí y mucho más si se comparan con la España de hoy". Sin embargo, "hay problemas heredados y sobre todo eternos del alma humana", que, "bajo rostros diferentes, hallamos en cualquier época: el fanatismo, la impostura, el amor con su doble faz de salvación y condena, la lealtad y la traición, la búsqueda de la verdad, la corrupción y los anhelos de reforma", concluyó.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha