eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La regeneración urbana como arte

- PUBLICIDAD -
Imagen de viviendas cerradas en Granby Street (Liverpool) / Assemble

Imagen de viviendas cerradas en Granby Street (Liverpool) / Assemble

¿Es arte un proyecto de regeneración urbana de viviendas sociales? ¿Son artistas los arquitectos, técnicos y vecinos que lo llevan a cabo? El  premio Turner, uno de los más prestigiosos del Reino Unido y que selecciona la mejor obra de arte contemporáneo expuesta en el último año, cree que sí. El colectivo británico de arquitectos  Assemble, que realiza proyectos de transformación de espacios urbanos con la participación activa de quienes son sus usuarios, ha sido el ganador este año con una iniciativa en la que llevan trabajando los dos últimos años con los habitantes de un barrio deprimido de Liverpool.

“Assemble emplea tradiciones artísticas e iniciativas colectivas que experimentan con el arte, el diseño y la arquitectura. Y con ello ofrecen modelos alternativos sobre cómo pueden trabajar las sociedades”, dijo el jurado sobre el colectivo cuando dio a conocer el nombre del ganador a primeros de diciembre.

El proyecto que les ha hecho ganar el Turner se conoce como Granby Four Streets y se trata de una iniciativa de regeneración urbanística de viviendas de sociales, del espacio público y de búsqueda de nuevas oportunidades para sus habitantes, como  explica el propio colectivo en su página web. La zona es un conjunto de 200 viviendas bajas adosadas que se construyeron a principios del siglo XX en el barrio de Toxteth, en Liverpool.

Violentos disturbios

En 1981, se produjeron unos violentos enfrentamientos, que dejaron más de 500 detenidos, desencadenados por las altas tasas de desempleo y las tensiones raciales en la zona. Tras los incidentes, el Ayuntamiento derribó muchas de las viviendas, algunas las volvió a reconstruir y muchos de los vecinos fueron trasladados, pero desde entonces la puesta en marcha de sucesivos planes urbanísticos fueron fracasando por lo que la zona se fue degradando cada vez más.

En las 200 casas, solo viven 70 personas, que han luchado contra las sucesivos planes para no perder sus viviendas. Hace 10 años se constituyeron en una comunidad de propietarios para organizarse, adecentar sus hogares y en definitiva rebelarse contra el olvido y degradación de su barrio.

Hace un par de años es cuando Assemble comenzó a trabajar con la comunidad. “Son los únicos que se han sentado a escuchar a los habitantes y luego han transformado sus opiniones en planos y modelos que ahora son una realidad”,  comentó la presidenta de la comunidad de propietarios, Erika Rushton, al diario británico The Guardian cuando el pasado mayo se conocieron los finalistas al premio Turner.

Proyecto de transformación en Granby Four Streets ideado por los ganadores el último premio Turner. / Assemble

Proyecto de transformación en Granby Four Streets ideado por los ganadores del último premio Turner. / Assemble

Assemble -en español podría traducirse como ensamblar o juntarse- es un colectivo formado por 18 hombre y mujeres, arquitectos en su mayoría pero también hay historiadores y filósofos que han trabajado como técnicos y en la construcción. Todos tienen menos de 30 años y su forma de trabajar siempre pasa por integrarse en las zonas que van a regenerar, vivir con sus habitantes, vecinos y usuarios y establecer con ellos procesos de autoconstrucción colectiva.

Cuando les comunicaron que eran finalistas al premio Turner lo primero que hicieron antes de seguir adelante fue consultar a los vecinos de Granby si querían convertirse en el foco de atención que supondría la aceptación de la candidatura. Los habitantes tuvieron claro que era una forma de atraer la atención a la degradación que sufre el barrio y Assemble siguió adelante hasta convertirse en el ganador.

Con las 25.000 libras -34.104 euros- que han recibido con el premio, Assemble ha puesto en marcha un proyecto de emprendimiento social con los vecinos del barrio.  Granby Workshop es un taller en el que los propios habitantes fabrican a mano objetos para el hogar que luego ponen a la venta. Hay desde pomos de puertas, a sillas, lámparas o maceteros hechos a partir de los escombros y los restos de las viviendas que van restaurando.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha