eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Australia espera "reciprocidad" respecto a las ejecuciones de sus ciudadanos

- PUBLICIDAD -
Australia espera "reciprocidad" respecto a las ejecuciones de sus ciudadanos

Australia espera "reciprocidad" respecto a las ejecuciones de sus ciudadanos

El primer ministro australiano, Tony Abbott, recordó hoy la ayuda brindada a Indonesia tras el tsunami de 2004 y dijo que espera "reciprocidad" en su petición de clemencia para dos australianos en el corredor de la muerte.

Andrew Chan, de 31 años, y Myuran Sukumaran, de 33, condenados a muerte en 2006 como líderes de una mafia de narcotraficantes, han sido incluidos en la segunda ronda de ejecuciones que el nuevo gobierno indonesio reanudó el mes pasado y tendrá lugar este mes.

Las autoridades del país asiático aplazaron ayer el traslado de los dos reos al penal donde se realizarán las ejecuciones, lo que ha sido interpretado por Abbott como una señal "alentadora", aunque no definitiva.

"No quiero perjudicar la mejor relación posible que tenemos con un amigo y vecino muy importante, pero no podemos ignorar este tipo de cosas", acotó Abbott en declaraciones recogidas por la agencia AAP.

El primer ministro insistió en que si se producen las ejecuciones de Chan y Sukumaran, Australia hará saber claramente a Indonesia que se sentirá "gravemente decepcionada" aunque hasta el momento ha descartado suspenderle la ayuda humanitaria.

Abbott recordó cómo Australia envió millones de dólares en ayuda humanitaria y un contingente de militares a Indonesia después de que un tsunami arrasara la región de Aceh en 2004.

"Me gustaría decirle al pueblo indonesio y al gobierno indonesio que en Australia estamos siempre a punto para ayudarles y esperamos que puedan responder con reciprocidad en este momento", dijo Abbott.

Chan y Sukumaran fueron condenados a muerte en 2006 como líderes de una mafia de narcotraficantes llamada "Los 9 de Bali", que intentó trasladar el año previo 8 kilos de heroína desde la isla de Bali a Australia.

El Gobierno indonesio de Joko Widodo, que el mes pasado ejecutó a seis reos, ha rechazado hasta ahora todas las peticiones de clemencia, ha pedido que se respeten sus leyes, y ha defendido el uso de la pena capital como medida disuasoria en la lucha contra el tráfico de drogas.

Australia e Indonesia son dos vecinos y aliados cercanos cuyas relaciones han sufrido altibajos por casos de supuesto espionaje, fricciones comerciales y asuntos vinculados a la lucha contra la inmigración ilegal, entre otros.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha