eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Condenado por asesinato el italiano que mató a su casero en Outes (A Coruña)

- PUBLICIDAD -
Condenado por asesinato el italiano que mató a su casero en Outes (A Coruña)

Condenado por asesinato el italiano que mató a su casero en Outes (A Coruña)

Un jurado popular ha considerado probado que el italiano Mirko S. asesinó a su casero en la localidad coruñesa de Serra de Outes y ha sostenido que no concurrieron las eximentes de legítima defensa y trastorno mental transitorio que planteaba la defensa.

Tras una semana de juicio en la sección segunda de la Audiencia Provincial de A Coruña, hoy concluye el proceso con la lectura del veredicto condenatorio leído por el jurado.

Los hechos ocurrieron la noche de San Juan de 2011 cuando el condenado, de 32 años y que lleva tres y medio en prisión provisional, mató a Ramón Rúa Míguez tras propinarle varios martillazos en la cabeza.

El fiscal sostenía en sus conclusiones que el casero había solicitado relaciones sexuales con Mirko y que la noche en que murió lo había agredido con un cuchillo provocándole un corte, lo que desencadenó una reacción del condenado que terminó con el asesinato.

En cambio, el jurado considera que no está probado que el acusado haya sido agredido y, por lo tanto, no existe la posibilidad de legítima defensa, eximente que solicitaba su abogado.

Tampoco cree demostrado durante la prueba la posibilidad de un trastorno bipolar, ni que el acusado haya tenido problemas psicológicos, la otra eximente pedida.

El jurado ha concluido, por unanimidad, que Mirko S. es culpable y no se ha mostrado partidario, también de manera unánime, de la suspensión de la pena ni de la petición de indulto.

Incluso ha negado la colaboración del procesado, pues en el veredicto asegura que las pruebas físicas que llevan a la condena fueron obtenidas con anterioridad a su confesión, aunque no ha contemplado ninguna agravante.

El acusado espera ya la sentencia condenatoria, en la que el fiscal pide veinte años de prisión y 100.000 euros de indemnización; la acusación particular ha rebajado a veinte años su petición de pena y solicita 150.000 euros de indemnización, mientras que la defensa sostiene que la condena debe quedar en quince años, la mínima contemplada en caso de asesinato.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha