eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Condenados siete carabineros por un caso de desaparecidos en Chile

- PUBLICIDAD -
Condenados siete carabineros por un caso de desaparecidos en Chile

Condenados siete carabineros por un caso de desaparecidos en Chile

La justicia chilena condenó hoy a siete carabineros retirados por los delitos de secuestro y homicidio de quince personas en una localidad cercana a Santiago en octubre de 1973, a quienes asesinaron y cuyos restos inhumaron en unos hornos en la localidad de Lonquén.

Según fuentes judiciales, la ministra en visita (jueza especial), para causas por violaciones a los derechos humanos de la Corte de Apelaciones de San Miguel, Marianela Cifuentes Alarcón, impuso a Marcelo Castro Mendoza una pena de 20 años de prisión por su responsabilidad como autor de secuestro calificado.

Castro Mendoza, conocido como Lautaro, ya fue condenado en 2008 a diez años de cárcel por la desaparición de otros dos vecinos de Isla de Maipo que, tras ser detenidos el 14 de septiembre de 1973, por los carabineros fueron acribillados a tiros y sus cadáveres arrojados al río Maipo.

La jueza sentenció a David Coliqueo Fuentealba, Justo Ignacio Romo Peralta, Félix Héctor Sagredo Aravena, Jacinto Torres González y Juan José Villegas Navarro a 15 años como autores de secuestro calificado, mientras Pablo Ñancupil Raguileo fue condenado a 15 penas de 60 días de presidio por secuestro simple.

Entre las víctimas había cinco miembros de una misma familia y cuatro adolescentes detenidos en la plaza del pueblo, dos de ellos aparentemente por estar fumando marihuana.

El hallazgo de los cadáveres fue posible gracias a una denuncia anónima recibida a finales de 1978 por la Vicaría de la Solidaridad, organismo creado por la Iglesia Católica chilena para defender los derechos humanos y a las víctimas de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990).

El juicio estuvo paralizado muchos años en la justicia militar, que dio crédito a la versión de los carabineros de que, mientras trasladaban a los presos a Santiago por orden superior, sufrieron una emboscada en el camino, resultando muertos todos los detenidos, cuyos cuerpos introdujeron en los hornos de Lonquén "por temor".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha