eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Corea del Norte y Mongolia estrechan lazos políticos y económicos

- PUBLICIDAD -
Corea del Norte y Mongolia estrechan lazos políticos y económicos

Corea del Norte y Mongolia estrechan lazos políticos y económicos

Corea del Norte y Mongolia estrecharon vínculos políticos, económicos y comerciales, durante la visita a Pyongyang del presidente mongol, Tsakhia Elbegdorj, la primera de un jefe de Estado extranjero a la Corea del Norte de Kim Jong-un, informaron hoy medios de ambos países.

El presidente mongol firmó con autoridades norcoreanas acuerdos de cooperación bilateral en áreas como la agricultura, la cultura, el deporte, el turismo, el transporte o las tecnologías de la información durante su viaje de cuatro días, que concluyó ayer, al aislado país comunista.

"Mongolia aspira a tener refinerías propias de petróleo y quiere cooperar con Corea del Norte en los ámbitos de ferrocarriles y puertos", declaró Elbegdorj a la agencia de noticias Montsame, y agregó que su país "está dispuesto a aceptar las propuestas concretas" norcoreanas.

Mongolia, un país sin salida al mar, busca elevar su actividad económica mediante el uso de las infraestructuras portuarias de Corea del Norte, según indicó su presidente.

Elbegdorj y Kim Yong-nam, jefe de Estado de facto de Corea del Norte, coincidieron en "la necesidad de estrechar las relaciones políticas entre los dos países e intercambiar con frecuencia visitas de alto nivel", informó la agencia mongola.

Ni los medios de Mongolia ni los de Corea del Norte informaron sobre una reunión entre Elbegdorj y Kim Jong-un, lo que podría indicar que finalmente no se produjo el que hubiera sido el primer encuentro con un jefe de Estado extranjero del "líder supremo" norcoreano.

De hecho, el viaje del presidente mongol, al que acompañaron el ministro de Exteriores, el de Industria y Agricultura y otros altos funcionarios, es el primero de un mandatario extranjero a Corea del Norte desde que el joven líder asumió el poder tras la muerte en diciembre de 2011 de su padre, Kim Jong-il.

Expertos valoran la visita como un gesto de apertura del hermético régimen de Corea del Norte, que tradicionalmente ha mantenido una política exterior basada en el aislamiento.

El viaje del presidente mongol también coincide con el 65º aniversario del comienzo de relaciones diplomáticas, que ambos países celebran en octubre.

Mongolia, segundo estado que reconoció a Corea del Norte tras la URSS, estableció vínculos con Pyongyang en 1948 y desde entonces ambos países han mantenido una buena relación y han intercambiado varias visitas de líderes y altos funcionarios.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha