eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

"Enrique VIII" vuelve a los escenarios de Madrid

- PUBLICIDAD -
"Enrique VIII" vuelve a los escenarios de Madrid

"Enrique VIII" vuelve a los escenarios de Madrid

Vuelve a los escenarios de Madrid la representación de los más oscuros sentimientos del hombre con la adaptación de "Enrique VIII", la obra clásica de Shakespeare, por la compañía de teatro Rakatá, a partir del viernes 24 de mayo en el Teatro Alcázar.

Aunque se trata de un escenario pequeño para una obra de tanta envergadura dramática, los actores de la Compañía Rakatá llenan con su energía cada rincón del proscenio, que será testigo de esta ambiciosa historia hasta el 30 de junio, en seis únicas funciones.

Dirigida por Ernesto Arias ("Isabel"), el actor ahora metido en tareas de dirección ha conseguido reducir a la mitad las cuatro horas originales de duración.

"Es muy complicado construir una función fiel a Shakespeare", ha comentado la fundadora de la compañía, Alejandra Mayo.

Todo cabe en el verso libre de Shakespeare, y los personajes de esta obra conjugan pasión, ansia de poder y orgullo, pero en esta adaptación de José Padilla, Rafael Díez Labín y Ernesto Arias existen algunas diferencias con el texto original de Shakespeare.

Así, en la versión que aquí presentan, el personaje de Catalina de Aragón se mantiene con vida hasta el final de la función, y el eje principal de la obra gira en torno a ella, alguien a menudo maltratado por la historia y considerado un personaje débil y sometido, a la que Mayo dice haber rescatado y "convertido en heroína".

Esta adaptación de Shakespeare ya obtuvo una gran acogida en las Olimpiadas Culturales de Londres de 2012, para la cual fue concebida en un principio, y en los madrileños Teatros del Canal, en septiembre del año pasado.

"Esta obra causó conmoción en Londres. Allí, Catalina siempre ha sido interpretada como si fuera un bufón, pero, cuando lees la obra de Shakespeare, ella es la única que se salva", ha comentado Fernando Gil, el actor que encarna la despótica figura de Enrique VIII.

Pero el tratamiento de los personajes no es lo único que ha cambiado. Por motivos de producción, se han fundido personajes y eliminado escenas, lo que ha dado como resultado una vehemente adaptación cargada de acción que refleja los lados más desconocidos de la infanta.

"Catalina jamás dejó de ser reina", ha asegurado Mayo, que también ha afirmado que esta función es "más histórica que la de Shakespeare", ya que el autor renacentista "puso palabras en boca de Catalina que nunca sucedieron" y que ellos han eliminado.

Con más de 70 representaciones, este "clásico lleno de energía", como lo ha definido Gil, se ha exhibido en escenarios de toda España y, tras la gira nacional, se presentará en Santa Mónica (Estados Unidos).

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha