eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Etarra acusado de atentar contra Uría dice que supo de su muerte por la radio

- PUBLICIDAD -
Etarra acusado de atentar contra Uría dice que supo de su muerte por la radio

Etarra acusado de atentar contra Uría dice que supo de su muerte por la radio

El etarra Manex Castro Zabaleta, a quien el fiscal pide una pena de 59 años de cárcel por su participación en el atentado que en diciembre de 2008 le costó la vida al empresario Ignacio Uría, ha asegurado hoy que ese día estaba trabajando y que se enteró de su muerte por la radio.

En su declaración ante el juez y solo en respuesta a las preguntas de su defensa, Castro Zabaleta ha manifestado que el día que se produjo el atentado de Uría, él estaba trabajando de jardinero en Villabona (Guipúzcoa) y que se enteró por la radio junto con su jefe y un compañero de trabajo, versión que han corroborado ambos al comparecer como testigos.

Entre los acusados también se ha sentado en el banquillo Iraitz Santa Cruz Ugalde, para quien el fiscal solicita 10 años de prisión, por colaborar presuntamente con ETA al facilitar un vehículo de su propiedad a los miembros del comando Asti, que perpetrarían ese atentado.

Santa Cruz Ugalde, que ha contestado a todas las preguntas que le ha hecho el Ministerio Fiscal, la acusación popular y su defensa, ha señalado que "no tenía conocimiento de que su coche fuera a ser utilizado para cometer un atentado de ETA".

Ha asegurado que le dejó su vehículo a un amigo "de la cuadrilla de toda la vida", un hábito "normal" entre su grupo de amigos.

Según el escrito del fiscal, Castro Zabaleta formaba parte del comando Asti de la organización terrorista que contaba a su vez con varios colaboradores, entre ellos Santa Cruz Ugalge.

El comando, añade el fiscal, utilizó un coche que les facilitó Castro con el que se desplazaron a las afueras de la población de Deba (Guipúzcoa) donde los etarras, entre los que supuestamente se encontraba Manex Castro, robaron otro coche a punta de pistola, secuestrando al propietario del mismo.

Éste ha verificado ante la Audiencia Nacional los hechos, aunque ha reiterado que no pudo reconocer a los sujetos ya que "se encontraban tapados casi totalmente por ser un día de mucho frío".

Con el vehículo robado los terroristas se dirigieron a Azpeitia y localizaron allí al empresario Ignacio Uría a quien uno de los miembros del comando disparó a bocajarro tres tiros que le mataron, mientras sus acompañantes le aguardaban en el coche, que luego les sirvió para huir.

El comando incendió después del atentado el vehículo robado.

Por su parte, el testigo presencial de los disparos producidos contra el empresario vasco ha asegurado que "no sería capaz de reconocer al sujeto que disparó el arma".

El fiscal ha reiterado su petición de condena a 59 años de prisión a Castro Zabaleta por delitos de integración en banda armada, detención ilegal, robo con fuerza, asesinato y daños terroristas; y a diez años a Iraitz Santa Cruz por el delito de colaboración con banda armada.

Tiene en cuenta además que en los hechos producidos supuestamente por Castro tienen la circunstancia agravante de disfraz, puesto que cuando disparó contra la víctima utilizó barba postiza.

El juicio ha quedado pospuesto para mañana al quedar pendiente la declaración de un testigo y la presentación de las pruebas periciales que corroboren los hechos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha