eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La Fiscalía mantiene acusación a Cañamero por incidentes en movilizaciones de 2009

- PUBLICIDAD -
La Fiscalía mantiene acusación a Cañamero por incidentes en movilizaciones de 2009

La Fiscalía mantiene acusación a Cañamero por incidentes en movilizaciones de 2009

La Fiscalía ha mantenido hoy la pena de 15 meses de cárcel que pide para el líder jornalero Diego Cañamero por un delito de atentado a agente de la autoridad en unas movilizaciones de 2009, mientras que otros cinco acusados han acordado una rebaja en las penas y evitan entrar en la cárcel.

Cañamero, al que un policía acusa de tirarle una piedra de un kilo en el abdomen, no se ha presentado en la sala donde hoy se celebra el juicio en Sevilla porque ha asegurado que desde hace años se considera "insumiso judicial", por lo que su abogado, David Rodríguez, lo ha defendido en su ausencia y ha pedido su absolución.

En las puertas de los juzgados, Cañamero se ha dirigido a las decenas de militantes del SAT congregados, ha lamentado que su sindicato "es el más represaliado de Europa" y ha explicado que el juicio de hoy se refiere a unos hechos ocurridos el 6 de septiembre de 2009.

Ese día, el SAT organizó una "ocupación simbólica" en el estación del AVE y en la Radio y Televisión Andaluza (RTVA), y para ello se decidió, con el fin de "despistar a la policía", que una "columna" de militantes del SAT se fuera en dos autobuses al puente del Quinto Centenario, según Cañamero.

"Pero la policía se cabreó" y cargaron contra ellos cuando se bajaron del autobús, ha resumido el líder jornalero antes de que los presentes corearan "libertad, libertad".

Sin embargo, en el juicio celebrado en el juzgado de lo Penal 5, un policía ha asegurado que Cañamero le arrojó, a unos diez metros de distancia, una piedra de un kilo que le dio en el cinturón, que evitó mayores daños, y ha dicho que fue agredido cuando los manifestantes querían sobrepasar la línea policial que se estableció para impedir que accedieran al puente.

La línea se rompió por los golpes con palos de banderas, empujones y patadas que recibieron los agentes, según han asegurado los policías, cuyo jefe en esa operación ha agregado que cuando llegó a la zona tras recibir una petición de refuerzos encontró a sus hombres "sangrando por la cabeza".

Respecto a los otros cinco acusados, la defensa que ejerce Irene Cañamero ha llegado a un acuerdo con la Fiscalía para rebajar las penas y dejarlas entre 6 y 18 meses de cárcel, y no entrarán en prisión porque el Ministerio Público ha pedido la suspensión de la pena de prisión, según ha dicho a Efe la abogada, hija del líder sindical.

El caso más grave afectaba a uno de los jornaleros, para el que la Fiscalía pedía 4 años y tres meses de cárcel por tres agresiones a policías con el palo de una bandera, aunque su pena se ha rebajado a 18 meses.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha