eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La Fiscalía alemana pedirá un nuevo informe sobre la trágica Loveparade de 2010

- PUBLICIDAD -
La Fiscalía alemana pedirá un nuevo informe sobre la trágica Loveparade de 2010

La Fiscalía alemana pedirá un nuevo informe sobre la trágica Loveparade de 2010

La Fiscalía alemana solicitará un nuevo informe sobre la tragedia de la Loveparade de 2010, en la que murieron 21 jóvenes, entre ellos dos españolas, después de que en abril el tribunal competente descartara abrir un juicio por considerara inconsistentes las pruebas presentadas por la acusación.

Con esta medida, la Fiscalía en Duisburgo (oeste) quiere garantizar la obtención lo antes posible de la necesaria claridad jurídica para un eventual proceso.

En un comunicado, la Fiscalía señala que las conversaciones con los posibles expertos ya han concluido y que las partes implicadas en el proceso tendrán oportunidad ahora de expresar su opinión respecto a la elección del perito.

El motivo para solicitar un nuevo informe técnico responde a la decisión en abril pasado de la Audiencia Provincial de Duisburgo de no abrir un juicio ante la inconsistencia del material inculpatorio, en particular, el informe elaborado por el experto británico Keit Still en el que la Fiscalía basó su acusación.

Entre otras recriminaciones, el presidente de la Audiencia, Ulf-Thomas Bender, atribuyó al perito un conocimiento insuficiente del idioma alemán y de las normas vigentes en el país para la organización de eventos como la Loveparade.

El rechazo de la acusación "no tiene justificación, pero constituye un elemento central de la decisión de la Audiencia Provincial, recurrida de inmediato" ante la Audiencia Territorial en Düsseldorf, afirma la Fiscalía.

La solicitud de un nuevo informe técnico no supone un obstáculo al procedimiento del recurso interpuesto, ya que en opinión de la Fiscalía hay condiciones suficientes para la apertura de un juicio en base al material inculpatorio disponible.

La decisión de no abrir juicio contra los diez acusados -seis empleados de la administración local de Duisburgo y cuatro responsables de la empresa organizadora del multitudinario festival tecno- por homicidio imprudente y lesiones fue recibida como un mazazo por los familiares de las víctimas y también el estamento político.

La Fiscalía había presentado su acusación en 2014, tras más de tres años y medio de investigaciones, y argumentaba que hubo fallos tanto en la planificación del festival como en las medidas de seguridad.

A su juicio, los responsables debían haber sabido que la estrechez de las vías de entrada al lugar, que también eran de salida, podían poner en riesgo la vida de los 445.000 asistentes, por lo que el evento nunca debería haber sido autorizado.

La tragedia de la Loveparade ocurrió el 24 de julio de 2010, cuando se produjo una avalancha en el túnel que servía de acceso y salida al recinto elegido para el evento.

Murieron 21 asistentes y más de seiscientas personas resultaron heridas, un drama que conmocionó al país y que tuvo una dimensión global por las nacionalidades de las víctimas: alemanas, españolas -dos jóvenes-, holandesas, australianas, italianas y chinas.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha