eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Franco rechaza una acusación de corrupción realizada por un candidato "colorado"

- PUBLICIDAD -

El presidente de Paraguay, Federico Franco, salió hoy al paso de una acusación que hizo el candidato presidencial del opositor Partido Colorado, Horacio Cartes, sobre un caso de presunta corrupción de sus hijos.

Franco convocó una conferencia de prensa en la residencia presidencial para responder a la acusación de Cartes, quien insinuó que los hijos del mandatario piden coimas (sobornos) para aprobar licitaciones estatales de compra de medicamentos de los laboratorios, según se hace eco la agencia pública "IP Paraguay".

"Rechazo categóricamente cualquier insinuación de que algún miembro de mi familia esté vinculado a este tipo de actividades", aseveró el gobernante, quien aclaró que solo uno de sus hijos se desempeña como concejal del municipio de San Lorenzo, cercano a Asunción, y que los demás no ocupan cargo público alguno.

Dijo, además, que las licitaciones públicas para la compra de medicamentos son "limpias, transparentes, honestas y predecibles" y que "ningún funcionario, menos familiar, ha necesitado visitar o insinuar algo a algún propietario de laboratorio para obtener una licitación en el Ministerio de Salud".

Franco, quien se desempeñaba como vicepresidente y asumió la Presidencia tras la destitución de Fernando Lugo en un controvertido juicio político el 22 de junio pasado, observó que las acusaciones de corrupción se dan en el marco de la campaña política con vistas a las elecciones generales del 21 de abril próximo.

La primera dama del país y diputada por el gubernamental Partido Liberal Radical Auténtico, Emilia Alfaro, también calificó de "irresponsables" las acusaciones emitidas contra su familia.

"Depende de quién venga (la acusación) para tomarlo. Que aclare él (Cartes) también toda su riqueza", aseveró Alfaro, según declaraciones recogidas en la edición digital de Última Hora.

Cartes, empresario y dirigente futbolístico, es dueño de bancos, haciendas ganaderas, tabaqueras y una embotelladora de refrescos.

Los roces y acusaciones entre dirigentes políticos han subido de tono en las últimos días, en medio de la campaña con vistas a los comicios generales.

Los paraguayos elegirán en abril próximo a sus nuevo presidente, vicepresidente, miembros de las dos cámaras del Legislativo y de las gobernaciones y delegados del país en el Parlamento del Mercosur.

Paraguay espera que tras esas elecciones se concrete el levantamiento de las suspensiones aplicadas por el Mercosur y la Unasur el 29 de junio último.

Ambos bloques regionales aplicaron esas sanciones al considerar que con la destitución de Lugo se produjo un "quiebre democrático" en el país y advirtieron que solo reconocerán a las autoridades que surjan en los comicios de abril.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha