eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Grecia presidirá la UE consciente de la multitud de retos que le esperan

- PUBLICIDAD -

Grecia asume el próximo semestre la Presidencia de la Unión Europea consciente de los retos que conlleva haber sido el epicentro de una profunda crisis política, económica y social que ha afectado a toda la UE, y de que citas relevantes como las elecciones europeas no hacen las cosas más fáciles.

El viceministro de Exteriores y responsable de Asuntos Europeos, Dimitris Kúrkulas, reconoce en entrevista con Efe que su país toma las riendas de la Presidencia europea en un momento muy especial, en el que uno de los principales objetivos será recuperar la confianza de una ciudadanía que ha dejado de creer en las instituciones europeas.

"Hay que afrontar los problemas reales de la gente, el desempleo y la crisis económica, para así reducir la falta de confianza en la idea europea. Cada vez vemos más tendencias euroescépticas, instaladas no solo en los partidos de la extrema derecha o izquierda", sostiene Kúrkulas.

A su juicio, el hecho de que su país haya sido el "epicentro" de la crisis no solo es un reto sino supone también una oportunidad para demostrar que la "idea de Europa" tiene sentido.

"Si tenemos en cuenta que Grecia está cerca de salir de la crisis, el éxito de Grecia, que ha padecido mas que ningún otro país la crisis, puede constituir un éxito para toda la Unión Europea", explica.

Buena parte de la presidencia estará dominada precisamente por el debate sobre la crisis institucional y el futuro de Europa, habida cuenta de que a finales de mayo se celebran elecciones al Parlamento Europeo (PE) y a continuación se renovarán los cargos de presidente de la Comisión Europea y de alto representante de la Política Exterior.

Pese a que el calendario de la presidencia estará fuertemente marcado por las elecciones -la última sesión del PE se celebra en abril- Grecia se ha propuesto "lograr cuanto antes" que se apliquen algunas de las medidas ya acordadas o todavía por decidir en materia de crecimiento y empleo, sobre todo en la lucha contra el paro juvenil.

En este contexto, Kúrkulas explica que el Gobierno griego "apoya plenamente" la propuesta del PE de desembolsar los 6.000 millones de euros reservados para programas de empleo juvenil en los dos próximos años en lugar de repartirlos por todo el periodo presupuestario (2014-2020).

Uno de los pilares de la presidencia griega estará en dar un impulso a la unión bancaria, que "constituye un requisito importante para hacer que el euro y la Unión Europea sean sostenibles".

Aunque, según recalca Kúrkulas, ya se han dado pasos importantes en este contexto, por ejemplo en materia de supervisión de los bancos sistémicos, es necesario tomar otras decisiones, "cuanto antes mejor", sobre todo respecto al régimen de resolución bancaria o en relación con las garantías a los depósitos, "un tema muy importante para nosotros y también para España".

"No es aceptable ni sostenible que las compañías en los estados del sur tengan que pagar tipos de interés tan elevados para poder financiarse. Esto crea una distorsión de la competencia entre estas y las empresas en el norte, que se financian a precios más bajos. Para nosotros esto es un tema muy importante para la sostenibilidad de la eurozona", recalca el viceministro.

Otra gran prioridad será la problemática del flujo migratorio, un tema que afecta especialmente a los países mediterráneos, pero que, como subraya Kúrkulas, interesa a todos.

"Creemos que es necesaria una mayor coordinación en la UE, sobre todo en lo que respecta a buscar soluciones en los países de origen de los inmigrantes, en los de tránsito, y en aquellos donde operan las redes criminales que trae a esta gente a la Unión Europea en condiciones peligrosas".

"Creemos que la dimensión de cooperación y de solidaridad debe ser mayor en este aspecto en la UE", sostiene.

El responsable de Asuntos Europeos del Gobierno griego admite que su país nunca fue partidario del reglamento Dublín 2, porque deja toda la carga en los países de entrada de los refugiados, pero afirma que Grecia "es lo suficientemente realista" para ver que no hay el apoyo necesario para acabar con este mecanismo.

De lo que se trata, dice, es de ver "cómo se utilizan mejor los mecanismos existentes", y de organizar una "actuación conjunta de la UE". "Todavía hay mucho margen", recalca.

Entre las prioridades de la presidencia figura además dar más entidad a la dimensión marítima de la UE, no solo en cuestiones tradicionales como la política pesquera, sino también en lo que respecta al potencial comercial y energético de los mares.

Resumiendo, dice Kúrkulas, para Grecia, el hecho de asumir la presidencia en un momento tan especial supone una oportunidad para restablecer la "igualdad institucional en la UE", que "al fin y al cabo es la esencia de la Unión", y demostrar que no hay diferencias de calidad entre unos socios y otros.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha