eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Grupos sociales marchan en apoyo a Rousseff pero contra su política económica

- PUBLICIDAD -
Grupos sociales marchan en apoyo a Rousseff pero contra su política económica

Grupos sociales marchan en apoyo a Rousseff pero contra su política económica

Los principales sindicatos y movimientos sociales de Brasil anunciaron hoy que realizarán manifestaciones mañana para apoyar a la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, amenazada con un juicio político que puede despojarla del mandato, pero también contra la política económica del Gobierno.

"Marcharemos contra el golpe (a la mandataria) y en apoyo a la presidenta, pero eso no significa que apoyemos su política económica", dijo a Efe el activista Luiz Felipe Albuquerque, uno de los responsables de organizar la movilización del Movimiento de los Sin Tierra (MST) en las manifestaciones del miércoles.

El portavoz del MST afirmó que, además de protestar contra la posibilidad de que el Congreso le abra un juicio político a Rousseff, las manifestaciones fueron convocadas para protestar contra la actual política económica del Gobierno, especialmente contra el severo ajuste fiscal puesto en marcha este año para equilibrar las deficitarias cuentas públicas.

"La tercera reivindicación de la manifestación es la salida de Cunha", agregó Albuquerque en referencia al presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, un polémico legislador implicado en varios casos de corrupción y que fue quien autorizó el inicio del trámite para el juicio político contra la presidenta.

Según el MST, los movimientos sociales y los sindicatos tienen previstas manifestaciones en al menos 14 de los 27 estados de Brasil pero aún no tienen una proyección sobre cuántas personas podrán movilizar en apoyo a Rousseff.

Las manifestaciones contra el juicio político a Rousseff, que los movimientos sociales califican como un intento de "golpe de Estado", están previstas para tres días después de las convocadas por los grupos que demandan la destitución de la mandataria, que tuvieron una baja adhesión.

Las manifestaciones del domingo fueron convocadas por grupos ajenos a los partidos políticos tradicionales y, según la policía, congregaron a unas 83.000 personas en un centenar de ciudades.

Esa cifra dista mucho de los 2,5 millones de manifestantes que reunieron las protestas que esos mismos grupos habían realizado en abril y agosto pasado.

Las movilizaciones de mañana, a las que los organizadores se refieren como el "Día Nacional de Lucha contra el Impeachment (por la figura del derecho anglosajón que define el proceso de destitución de un mandatario), el ajuste fiscal y Cunha", fueron convocadas por grupos tradicionalmente vinculados al oficialista Partido de los Trabajadores (PT), la formación de Rousseff.

Entre los organizadores destacan la Central Única de los Trabajadores (CUT), mayor unión de sindicados del país, el MST, el Movimiento de los Trabajadores Sin Techo (MTST), la Unión Nacional de los Estudiantes (UNE) y otros sindicatos como CTB.

Según estas organizaciones, el juicio contra Rousseff carece de base jurídica y su única explicación está en las "motivaciones oportunistas y revanchistas del presidente de la Cámara de Diputados, arrinconado con las recientes denuncias de escándalos de corrupción en los que está envuelto".

Los trámites para un juicio político fueron autorizados hace diez días por Cunha, a quien la Constitución le reserva la decisión de aceptar o no el inicio de un proceso con miras a la destitución de un mandatario.

El proceso está fundamentado en unas maniobras fiscales que el Gobierno hizo en 2014 para maquillar sus resultados y que, según organismos fiscales, continuaron durante este año.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha