eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Juanjo Puigcorbé y Pere Ponce, las dos caras de una misma moneda

- PUBLICIDAD -

Los actores Juanjo Puigocorbé y Pere Ponce representan en "Si supiera cantar, me salvaría: El Crítico", un texto de Juan Mayorga, las dos caras de una misma moneda, encarnando respectivamente sobre las tablas a un crítico teatral y a un dramaturgo dispuesto a defender su obra.

"En un momento determinado yo podía compaginar el teatro con otras actividades, pero después, me fue muy difícil, sobre todo si se trataba de una obra de teatro comercial que exigía una explotación muy larga", explica Puigcorbé a Efe de su regreso al teatro tras dos décadas alejado de los escenarios.

Ahora "Si supiera cantar, me salvaría: El Crítico", bajo la dirección de Juan José Alfonso, podrá verse desde este jueves en el Teatro Marquina de Madrid, donde el actor comparte reparto y duelo junto a Ponce.

"Somos de diferente generación, pero de la misma escuela", afirma Puigcorbé, que aunque durante estos años no ha interrumpido su trabajo en el cine y la televisión, considera "tremendo" que no se le haya llamado desde ningún centro oficial.

"Amistades peligrosas" de Christopher Hampton fue la última obra que le vio sobre el escenario de un teatro, pero el texto de Mayorga, al que califica como un "fantástico autor contemporáneo" le ha llevado a interpretar a Volodia, un crítico "nada mundano, solitario, riguroso y radical".

Enfrente tendrá a Ponce, que interpreta a Scarpa, al autor de la obra que Volodia acaba de ver y de la que está a punto de escribir una crítica cuando éste irrumpe en su casa.

A partir de ahí un diálogo teatral en el que confluirán las vidas personales de sus dos protagonistas, que traspasarán la frontera profesional para desenmascarar algunos de sus sentimientos más profundos.

"El crítico es un espectador privilegiado y avisado, que entiende de lo que está haciendo. Escribir y centrar la opinión en una crítica no es nada fácil", añade Puigcorbé, para quien la obra representa "las dos caras del artista: El creador y el regulador".

Entre ellos, una mujer será su punto de unión, mientras Scarpa se dedica firmemente a defender la obra que nació de su pluma y se sumerge en la búsqueda del reconocimiento profesional que le niega Volodia.

"Tanto el autor como el crítico viven de esa ilusión que es participar de un mundo mejor y que han hecho de su vida una vocación hacia el teatro", agrega Ponce, que actualmente se encuentra inmerso en la grabación de la segunda temporada de "Isabel" (TVE).

"Mas que un duelo, es una gran ceremonia", define el actor, que se siente privilegiado por compaginar su labor en el escenario con su trabajo en la televisión.

Para Ponce, está "muy bien dar a conocer estos textos y que no se queden en una librería", y considera una "suerte" y un "privilegio" recuperar a su compañero de reparto sobre las tablas.

"Es una obra muy comprometida, muy radical, muy de teatro puro, que exige del espectador una atención extrema y de los actores una entrega absoluta", concluye Puigcorbé, que adelanta encontrarse ante un proyecto en la televisión.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha