eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Kenny lamenta el "brexit", pero confía en mantener una relación especial con Londres

- PUBLICIDAD -
Kenny lamenta el "brexit", pero confía en mantener una relación especial con Londres

Kenny lamenta el "brexit", pero confía en mantener una relación especial con Londres

El primer ministro irlandés, el democristiano Enda Kenny, lamentó hoy que el Reino Unido haya decidido salir de la Unión Europea (UE), pero destacó que la "relación sólida y estrecha" que mantienen ambos países continuará.

"Lo siento mucho", dijo el jefe del Gobierno de Dublín después de analizar con su consejo de ministros en una reunión de emergencia el impacto de la victoria de los partidarios del "brexit" en el referéndum del jueves.

La ruptura de Londres con Bruselas ha convertido la frontera de la República de Irlanda con la provincia británica de Irlanda del Norte, inexistente hasta ahora, en la única barrera física entre el Reino Unido y la UE.

Kenny reconoció que las consecuencias del "brexit" deben de ser analizadas "cuidadosamente" y subrayó que esta será ahora "una de las prioridades" de su Gobierno.

En este sentido, quiso tranquilizar a la ciudadanía y aseguró que no habrá "cambios inmediatos en la circulación de personas, bienes y servicios" entre las dos jurisdicciones de la isla de Irlanda.

"Ya planteamos anteriormente nuestras preocupaciones ante la posibilidad del 'brexit'. Estas se referían al potencial impacto sobre el comercio y la economía, sobre Irlanda del Norte, sobre el área de circulación común y sobre la misma Unión Europea", dijo Kenny.

El líder conservador aseguró que su Ejecutivo está en "estrecho contacto" con el Banco Central Irlandés y "otros socios internacionales" para controlar la "volatilidad a corto plazo" que tendrá el "brexit" sobre los mercados y la economía de este país.

También celebró que su colega británico, David Cameron, haya asegurado que Londres velará por los intereses de Irlanda del Norte en las futuras negociaciones con la UE, a pesar de que no será él quien las dirija, después de anunciar hoy su decisión de dimitir tras la derrota en la consulta.

"Abordaremos estas cuestiones con el mismo espíritu de cooperación que ha caracterizado el proceso de paz que ha transformado las relaciones en esta isla desde el acuerdo del Viernes Santo (1998)", prosiguió Kenny.

Además de las consecuencias económicas, Londres y Dublín habían advertido durante la campaña del referéndum que la salida de la UE podría afectar a la marcha del proceso democrático en la provincia británica.

A este respecto, Kenny consideró que la prioridad ahora no es la convocatoria de un referéndum sobre la unificación de Irlanda, tal y como ha reclamado el partido nacionalista Sinn Féin, socio en el Gobierno de Belfast de poder compartido entre católicos y protestantes.

En Irlanda del Norte, la opción de permanecer en la UE se impuso con el 55,78 % de los votos (440.707 papeletas), frente al 44,22 % favorable a romper los lazos con Bruselas (349.442).

Ese resultado contrasta con el del conjunto del Reino Unido, donde el "brexit" se ha impuesto con un 52 % de los votos.

A la luz de esos datos, el viceministro principal norirlandés y "número dos" del Sinn Féin, Martin McGuinness, aseguró que el "Gobierno británico no tiene un mandato democrático para representar los intereses" de la provincia en las futuras negociaciones con la UE y pidió la celebración de una consulta popular sobre la unidad irlandesa.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha