eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Libia espera que Rusia le ayude a levantar el embargo de armas de la ONU

- PUBLICIDAD -
Libia espera que Rusia le ayude a levantar el embargo de armas de la ONU

Libia espera que Rusia le ayude a levantar el embargo de armas de la ONU

Libia espera que Rusia ayude a levantar el embargo de armas que pesa sobre el país magrebí y que le venda todo tipo de armamento, dijo Aqilah Saleh, presidente del Parlamento de Tobruk y líder del único gobierno libio reconocido por la comunidad internacional, en una entrevista publicada hoy por Interfax.

"Nos han prometido que el ejército libio recibirá armamento y que Rusia ayudará en la solución de este asunto en el Consejo de Seguridad de la ONU. Queremos que Rusia apoye el levantamiento del embargo de armas", manifestó Saleh tras reunirse en Moscú con su homólogo ruso, Viacheslav Volodin, presidente de la Duma del Estado.

El presidente del Parlamento de Tobruk -que ejerce las funciones de un Ejecutivo en oposición al llamado Gobierno de unidad nacional con sede en Trípoli, apoyado por la ONU- aseguró haber recibido en Moscú "el respaldo total del Parlamento".

"Hemos acordado que varias delegaciones rusas visitarán Libia para valorar la situación real en el país y el trabajo de las organizaciones militares", apuntó.

Saleh denunció que grupos armados yihadistas que actúan en Libia y a los que se enfrentan las autoridades de Tobruk reciben armas de países extranjeros.

"El ejército libio necesita toda clase de armamento. La principal fuente de armamento para nuestro ejército es aquel que nuestros militares confiscan a los grupos armados tras sus victorias" en el campo de batalla.

Tras una guerra civil, el derrocamiento y el asesinato en 2011 del entonces líder libio, Muamar al Gadafi, el país cayó presa de varios conflictos armados entre distintas facciones que aspiraban al poder, incluidos grupos radicales yihadistas patrocinados por el autoproclamado Estado Islámico (EI).

El Parlamento de Libia -elegido democráticamente en 2014 y también conocido como el Gobierno de Tobruk, ciudad a la que tuvo que huir tras ser expulsado de Trípoli por los islamistas- controla la parte oriental del país y cuenta con el respaldo del Ejército libio comandado por el general Jalifa Hafter.

La firma en diciembre de 2015 del Acuerdo Nacional libio, auspiciado por la ONU, puso los cimientos para la formación del llamado Gobierno de unidad nacional, presidido por Mohamad Fayez al Serraj y establecido en Trípoli tras la expulsión de las fuerzas islamistas de la capital libia.

Sin embargo, el Gobierno de Fayez no ha logrado extender su legitimidad a todo el país, después de que los diputados afines a Hafter en el Parlamento de Libia rechazaran el Acuerdo Nacional, que incluye una cláusula que permite apartar del poder al general.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha