eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Llegan a Delhi los restos de rehén india muerta en un ataque yihadista en Dacca

- PUBLICIDAD -

El féretro con el cadáver de la joven india que murió en el ataque yihadista a un restaurante en Bangladesh junto a otros 19 rehenes llegó hoy a Nueva Delhi, donde la esperaban algunos familiares, y se prevé que sea incinerada en las próximas horas.

Los restos mortales de Tarishi Jain, una universitaria de 19 años, llegaron hacia el mediodía local al aeropuerto internacional de la capital india tras ser repatriados desde Dacca, donde la noche del viernes se produjo el ataque que se prolongó durante 12 horas.

El cadáver de la joven será incinerado por el rito hindú en la localidad de Gurgaon, limítrofe con Nueva Delhi, hacia las 17.00, hora local (11.00 GMT), recogen varios medios locales.

Según uno de los tíos de la víctima, Rajiv Jain, su hermano y padre de la joven Sanjeev viajó a Dacca cuando todavía las fuerzas de seguridad bangladesíes no habían dado por concluido el ataque y añadió que éste esperó por su hija en las cercanías del restaurante.

"Hablé con mi hermano por la mañana (del sábado) y me dijo que no tenía esperanzas de que Tarishi estuviera con vida tras recibir un mensaje de ella durante la noche", explicó el tío al canal indio NDTV.

En esa acción yihadista murieron, además de Tarishi, 9 italianos, 7 japoneses, dos bangladesíes y un estadounidense que se encontraban en el interior del restaurante, a los que se sumaron dos policías y seis de los atacantes, mientras que un séptimo fue capturado.

La primera ministra de Bangladesh, Sheikh Hasina, presidió hoy en Dacca un homenaje en honor a las víctimas, en el que la mandataria ofreció sus condolencias a los familiares de los fallecidos y los representantes diplomáticos de sus países de origen.

A continuación, la mandataria depositó una corona de flores sobre una placa en honor a los fallecidos colocada frente a un pequeño escenario con varios ataúdes y las banderas de Bangladesh y los otros cuatro países afectados.

El asalto fue reivindicado tanto por el Estado Islámico (EI) como por la rama de Al Qaeda en el subcontinente indio, pero las autoridades bangladeshíes mantienen que este tipo de ataques son obra de grupos locales.

Bangladesh está inmerso en una ola de atentados selectivos de corte islamista desde 2013, aunque no sufría grandes ataques terroristas desde la pasada década.

Las agresiones selectivas se intensificaron en 2015 contra minorías religiosas, activistas homosexuales, pensadores laicos y extranjeros.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha