eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Localizan en la cabina del ultraligero los cadáveres de los dos desaparecidos

- PUBLICIDAD -
Mossos y Guardia Civil reemprenden hoy el examen de los restos del ultraligero desaparecido en el mar

Mossos y Guardia Civil reemprenden hoy el examen de los restos del ultraligero desaparecido en el mar

Agentes del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS) de la Guardia Civil y de los Mossos d'Esquadra han localizado a primera hora de esta tarde en aguas de Roses (Girona) los cadáveres de los dos ocupantes del ultraligero desaparecido el pasado día 22, que se hallaban dentro de la cabina.

Según han informado los cuerpos que trabajan en este caso, el ultraligero, de unos 7 metros de longitud, ha aparecido prácticamente entero ya que sólo le faltaba una parte de la cola.

El robot submarino que se ha utilizado en los últimos días para su búsqueda ha estado trabajando durante varias horas para apartar los paracaídas que envolvían la aeronave e impedían que se pudiera apreciar si el aparato estaba completo y también si los cuerpos estaban allí.

Bajo los paracaídas ha aparecido la cabina y en su interior los cadáveres de la instructora, Joana Romo, de 48 años y vecina de Torroella de Montgrí (Girona), y de Antonio Marcos Nadal de Anzizu, de 44 años, vecino de Barcelona y que también era piloto titulado.

Los efectivos de emergencias habían salido sobre las diez de la mañana con el robot submarino del barco Bon Pigall de la Fundación Argo Maris para sumergirse de nuevo a una milla náutica del Cabo Norfeu en Roses (Cap de Creus) y a unos 87 metros de profundidad.

En este punto fue localizada ayer una parte del aeroplano después que un pesquero lo subiera accidentalmente con sus redes, aunque después el ultraligero se volvió a sumergir.

Debido a la mala visibilidad por las corrientes marinas, los especialistas abandonaron ayer el lugar sin haber podido verificar si la cabina de la aeronave y los cuerpos de los tripulantes se encontraban junto a la cola, el ala y la masa que se veía bajo los paracaídas.

Esta mañana, tras más de cuatro horas de trabajo con la pinza del brazo articulado del robot submarino, que ha estado intentado apartar los paracaídas de los restos del fuselaje, finalmente lo ha conseguido, lo que ha permitido comprobar que los cadáveres de los dos tripulantes se encontraban ahí.

Una vez confirmada la localización de los cuerpos, ocho especialistas del Grupo de Buceo Técnico a Gran Profundidad del GEAS de la Guardia Civil de Madrid, Huesca, Valladolid y l'Estartit (Girona) se desplazarán en las próximas hasta Roses para planificar las labores de recuperación de los cuerpos y del ultraligero.

En concreto, viajan hacia Roses seis agentes de Madrid, dos de ellos de gran profundidad, otros dos de apoyo y dos camaristas, ya que el GEAS trasladará también a Roses una cámara hiperbárica móvil, por si, debido a la complejidad de los trabajos, fuera necesario utilizarla.

También trabajará en la recuperación de los cuerpos un robot de exploración de esta unidad subacuática y otros tres buzos especializados más de Huesca, dos de Valladolid y uno de l'Estartit.

Está previsto que tras analizar la situación técnica y las posibilidades de extracción del ultraligero, los buzos del GEAS desciendan mañana, después de una nueva pasada del robot, para intentar iniciar los trabajos de recuperación de los cadáveres.

El Grupo de Buceo Técnico a Gran Profundidad del GEAS, creado en 2010, está formado por una docena de especialistas y está capacitado para descender a más de 100 metros de profundidad.

Esta práctica, de gran complejidad, necesita de botellas que contengan una mezcla de tres gases: oxígeno, nitrógeno y helio, mezcla que les permite estar quince minutos a grandes profundidades.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha