eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Londres dice que la burocracia europea es un lastre para su economía

- PUBLICIDAD -

La ministra británica de Interior, Theresa May, asegura que la "burocracia" en la Unión Europea (UE) es un lastre para la economía del Reino Unido, pero sostiene que su futuro pasa por permanecer en el bloque comunitario, informa hoy "The Sunday Telegraph".

En un articulo escrito para ese dominical, la dirigente conservadora rechazó la postura de los correligionarios que piden salir del club de los Veintiocho, aunque reconoció que su Gobierno debe renegociar la relación que mantiene este país con Bruselas.

"Tener acceso al mercado único más grande del mundo sirve a nuestros intereses nacionales, pero las reglas y regulaciones de la UE no solo frenan a nuestra economía sino a las economías de cada Estado miembro también", señaló May.

Por esos motivos, apuntó, el Ejecutivo del primer ministro, David Cameron, pide que Bruselas introduzca cambios en su funcionamiento para transformar la Unión en un bloque "más competitivo, más orientado al exterior y más abierto al comercio global".

"Estas son las razones por las que creo que los políticos que dicen que estaríamos mejor fuera de la UE, sean cuales sean las condiciones, están equivocados", dijo la ministra, quien insistió en que al Reino Unido le interesaría permanecer junto a sus socios si "conseguimos que Europa funcione de otra manera".

May abogó por una "unión más flexible" de "Estados miembros soberanos" que recurren a los "tratados e instituciones" comunitarias para "comerciar libremente y cooperar en la lucha contra el crimen y el terrorismo".

Los comentarios de la dirigente "tory" llegan después de que el ministro británico de Finanzas, George Osborne, se haya visto obligado a defender el acuerdo alcanzado el viernes en Bruselas respecto a la aportación británica al presupuesto de la UE.

Los ministros de Economía y Finanzas comunitarios, el Ecofin, accedieron a que Londres pase de tener que pagar unos 1.700 millones de libras (2.125 millones de euros) a 850 millones de libras (algo más de 1.000 millones de euros), que además podrá desembolsar a plazos y sin intereses hasta el 1 de septiembre de 2015.

No obstante, el partido UKIP (antiEuropa y antiinmigración) ha asegurado que el Reino Unido aún debe hacer frente al pago de 1.700 millones de libras, por lo que cuestionó la credibilidad de Osborne, a quien acusó de "maquillar" la situación.

El auge electoral de esa formación es una fuente de preocupación para Cameron, quien se ha comprometido a celebrar un referéndum sobre la permanencia de su país en la UE en 2017.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha